Inicio La Pampa "Lo que más nos sorprendió fue la falta de información"

«Lo que más nos sorprendió fue la falta de información»

GRECO EN LA ASAMBLEA INTERPROVINCIAL EN LA ADELA

«Lo que más nos sorprendió fue la falta de información que tenían», comentó el delegado pampeano en Coirco, Juan Greco, al relatar lo que fue la espontánea asamblea vecinal suscitada el lunes en La Adela, cuando autoridades políticas de la localidad de Río Colorado, en provincia de Río Negro, cruzaron a La Pampa para pedirles a los funcionarios pampeanos que les expliquen, una vez más, qué va a pasar con el río y con la cuenca si Mendoza concreta la construcción de Portezuelo del Viento. Los representantes rionegrinos no solo se quejaron del silencio de sus autoridades, sino que le pidieron a los pampeanos copia de los estudios y dictámenes en los que sustentan su oposición a la represa.
«Lo que hicimos (el lunes en La Adela) fue un desarrollo técnico jurídico por parte de (secretario de Recursos Hídricos de La Pampa) Javier Schlegel y mío, y de (funcionario de Fiscalía de Estado y delegado en comités) Hernán Pérez Araujo sobre la parte jurídica; hablamos de la historia de Portezuelo del Viento, desde que se inició el tratamiento en 2016 a la fecha; y por qué seguimos pensando y cómo actuamos», detalló Greco durante una entrevista que ayer mantuvo con Radio Noticias.
La reunión del lunes en La Adela, continuación de un encuentro similar realizado en la localidad de Río Colorado en el mes de junio, contó con la presencia de autoridades pampeanas, del intendente de Río Colorado, Gustavo San Román, concejales de esa localidad, una diputada oficialista, intendentes pampeanos, y vecinos de ambas provincias.
«La realidad es que nos sorprendimos también nosotros porque observamos que la gente de Río Negro, al menos de Río Colorado, están preocupados, y la información que tenían desde su provincia era prácticamente escasa», comentó Greco. «Hay un dato concreto: el intendente y la legisladora presente, que pertenecen al oficialismo, nos pedían los informes nuestros y el detalle de lo tratado. ¡Imagínense algún legislador nuestro pidiéndoles informes a Mendoza de lo que actuó La Pampa, sería absurdo!».
En esa sintonía, Greco reiteró que en muchas oportunidades los representantes de Buenos Aires y Río Negro en Coirco reprochan a los pampeanos «que hacemos difusión pública» a través de los medios de comunicación, una situación que los obliga a salir en sus provincias a hacer aclaraciones incómodas. «¿Por qué el silencio de los representantes de Río Negro en cuanto explicar mínimamente ‘acá hay una provincia que piensa de esta manera y estos son sus motivos’?», se preguntó el delegado.

En la cola.
El que más énfasis pone en reprochar la difusión pública de los pampeanos suele ser el representante de Buenos Aires, Marcos Aragón, una persona que representa a la zona que, según todo indica, será la más perjudicada si se construye Portezuelo del Viento y Mendoza la maneja a su antojo. «Tienen la mayor superficie regada con el río Colorado y están en la cola del río Colorado, es decir que van a recibir todas las consecuencia de lo que suceda cuenca arriba, llámese salinidad, llámese calidad, todo, absolutamente todo», repasó Greco.
El lunes, cuando uno de los presentes retrucó que los riesgos no son tan grandes porque, al igual que en Casa de Piedra, hay un comité de cuenca que regula el manejo del río, el procurador Pérez Araujo brindó la siguiente explicación: «El operador de la presa no es responsable del ecosistema aguas abajo, pero si hay una falencia, supongamos que tienen que erogar 20 metros cúbicos por segundo y están erogando 5 van a causar un daño; entonces desde Coirco vamos a protestar ante el operador, y el operador va a informar a la Dirección General de Irrigación (de Mendoza), que es el control del operador». Esto significa que «Mendoza se autocontrolará en función del reclamo que hace Coirco», advirtió Greco.

Crisis hídrica.
Ante el planteo de ese concurrente, Greco indicó que en Casa de Piedra el manejo es totalmente distinto: «Nos reunimos, vemos cuánto necesita Corfo (en provincia de Buenos Aires), cuánto necesita Río Negro, cuánto necesita La Pampa en función de las necesidad aguas abajo».
Este atinado mecanismo de trabajo se refleja en que «Casa de Piedra, con 10 años de crisis hídrica, estamos funcionando obviamente complicados, con muchas discusiones, pero no estamos entrando en situación de riesgo en ningún sector. Eso sí, el embalse está bajando mucho, y cuesta mucho recuperarlo, y la nieve es poca. Pero cuando lo maneja Coirco, la visión es la integralidad de lo que es la cuenca».
El video institucional que ha preparado Mendoza para promocionar Portezuelo del Viento tiene una frase que, a juicio de Greco, refleja cuál es el pensamiento de esa provincia respecto al dique y al río. Esa frase, que anticipa el panorama que le espera a todos los que están aguas abajo, es la que dice que el río Grande, sobre el que se emplazará la represa, «es el único río que la provincia de Mendoza no aprovecha».