“Lo que se requiere es honestidad”

"POLI" ALTOLAGUIRRE DICE QUE EN EL GOBIERNO MACRISTA "HAY CAPACIDAD"

Cambiemos en la provincia todavía no formó su mesa ejecutiva, y por ahora se ven intentos individuales para captar adherentes. No obstante sus integrantes siguen pensando en “un gran frente opositor”.
“En el gobierno lo que se requiere es idoneidad, capacidad y honestidad”, definió el presidente del Comité Provincia de la Unión Cívica Radical, Hipólito Altolaguirre. El dirigente sostuvo que no importa tanto definir “si alguien es de izquierda o de derecha”, sino que se debe considerar “su forma de vida, los principios y los valores que sustenta. A mí no me van a ver en contra de la cultura del trabajo, ni contra la educación pública y nunca voy a apoyar a un corrupto”, fijó su postura. En diálogo con LA ARENA, se refirió a los 127 años del nacimiento de la UCR, y dijo que “el partido está en etapa de reconstrucción”, a la vez que alentó formar “un gran frente opositor” para ganar la provincia en 2019.

-¿Cómo encuentra este aniversario al radicalismo?
-Sí, es el aniversario de mi partido, de Alem, de Yrigoyen, de Arturo Illía, de Raúl Alfonsín, de Ricardo Balbín…

-También de Julio Cobos, de De La Rúa…
-Sí, también de Julio Cobos, de Fernando De La Rúa… hay que hacerse cargo de todo. De lo bueno y lo que a lo mejor se puede creer no es tan bueno.

-Muchos ven al radicalismo cooptado por el macrismo.
-Veo un partido que después de la crisis de 2001 viene de un proceso de reconstrucción. Hoy estamos gobernando tres provincias y más de 600 municipios; y en el orden provincial desde 1983 hasta la fecha hemos sido el principal partido de oposición. Prácticamente la totalidad de los intendentes opositores son de la Unión Cívica Radical.

-Piensan en un cambio en la provincia.
-Sí, estamos movilizados porque creemos que en 2019 se va a producir el cambio en la provincia, y la construcción del gran frente en el que estamos lo va a permitir. El cambio no de personas sino de modelo de provincia, porque queremos dejar atrás esta provincia chata. Porque lo único que se hizo fue aumentar la estructura estatal; y nos demostraron que dilapidaron los recursos de los contribuyentes en estos 34 años.
Nos hicieron creer todo ese tiempo que estábamos en una isla, y estamos aislados porque no viene nadie, no hay industrias, no hay emprendimientos privados…

-¿Ese gran frente que integran quiénes?
-Todos los que integramos Cambiemos más los que se van a sumar, como el GEN de Juan Carlos Passo, el Partido Socialista y muchos integrantes del Partido Justicialista desencantados.

-¿Qué lectura hace del encuentro de Juan Carlos Passo con Carlos Javier Mac Allister?
-Nosotros ya nos habíamos juntado, e incluso estuve en la convención del GEN como invitado… sé que Juan Carlos Marino estuvo con Passo, Daniel Kroneberger también. Con Juan Carlos mantenemos el diálogo siempre, y es alguien que tiene sus raíces radicales, así que bienvenido será.

-Hay quienes afirman que Passo se une a la derecha más recalcitrante, representada por Mac Allister.
-No lo escuché decir a Passo que se haya unido a Mac Allister. Sí que cree en la construcción de un gran frente opositor en la provincia.

-Frente que incluye al “macallistarismo”. Y ustedes estarían en la misma posición, y serían representantes de la derecha ¿O no?
-Lo que sé, y lo que me han enseñado es que hay que mantener la forma de vida, los principios y los valores. A mí no me van a ver en contra de la cultura del trabajo, nunca en contra de la educación pública y nunca voy a apoyar a un corrupto.

-¿Eso determina izquierdas y derechas?
Don Arturo Illía decía que es difícil definir qué es izquierda y qué es derecha… Eso de que por ser de izquierda alguien es bueno y porque es de derecha es malo… Y no es así. Lo importante en un gobierno es si una persona es honesta, capaz y trabajadora. Y sobre todo no se debe confundir lo público y lo privado, que ha sido siempre un gran problema.

-Usted habla de una necesaria idoneidad. ¿Cree que en el gobierno nacional hay capacidad?
-Capacidad tienen…

-Cualquiera desde la oposición puede decir que en este gobierno nacional han tenido capacidad para tomar medidas impopulares.
-Lo que me alienta sobre este gobierno es la posibilidad de debatir, que no haya un discurso único; que vaya para atrás cuando se le marcan errores, como pasó cuando quisieron imponer dos jueces de la Corte Suprema por decreto; o cuando quisieron sacar las pensiones por discapacidad que terminaron revisando la medida.

-El presidente Macri se reunió con gobernadores de cuño radical. ¿De qué hablaron?
-Sé que el fin de semana se reunió el presidente con los tres gobernadores de la Unión Cívica Radical, para informarles de las condiciones del Fondo Monetario. Le pidieron a Macri que no se impongan en este momento por la crisis que es muy dura; y el presidente les respondió que algunas las va a pasar para el año que viene.

-Pero habrá cosas que no le gustan.
-Quiero marcar que cuando el presidente lo saca a (Juan José) Aranguren nosotros creemos que debió sacarlo antes… fue el que cuando el presidente de nuestro partido (Alfredo Cornejo) le hizo un planteo por las tarifas lo ninguneó; y después quedó demostrado que Cornejo tenía razón. Aranguren fue el que cuando le preguntaron porqué no traía el dinero a la Argentina contestó que no confiaba en la economía; que mantenga un ministro como (Jorge) Triaca no nos gusta… creo que esas cosas son las que hay que cambiar, y estoy seguro que van a cambiar.

-¿Cómo está la mesa de Cambiemos en la provincia?
-¡La Mesa de Cambiemos…! Y ahí está Daniel Kroneberger, que ha estado alentando para que se constituya. Me parece que ha faltado un poco de diálogo, pero ahora hay algunos dirigentes que están analizando los puntos en común para su conformación.

Entre la ciudad y la provincia
El presidente de la UCR, se refirió a la gestión de su hermano, Leandro Altolaguirre, señalando que “ha desendeudado la municipalidad, le reconoció los derechos a sus trabajadores, tiene su nueva planta de asfalto después de 30 años, que se va a poner en marcha en cuanto la CPE termine la estación transformadora en la que está trabajando”.
Admitió que ve “los pozos, porque vivo acá, siento los olores, pero hay que entender que así como construir una casa de cero, entre hacer planos, contratar a quien lo va a llevar adelante lleva tiempo, reconstruir la ciudad fundida es bastante más complicado”.
Concluyó diciendo que a nuestra provincia la observa “chata, paralizada, sin trabajo y gobernada por las mismas personas en los últimos 35 años. Las políticas públicas que desarrollaron hicieron que los pueblos estén despoblados; envejecidos, porque concentraron todo en Santa Rosa y Pico y eso lo vamos a terminar pagando”.

PARA LAS ELECCIONES DEL AÑO PROXIMO
“El PJ alienta frentes vecinales”
Hipólito Altolaguirre señaló su preocupación porque algunos dirigentes, tanto de la Unión Cívica Radical como otros que están en Cambiemos, estarían pensando en conformar frentes vecinales para las elecciones provinciales.
Juzgó que de esa manera se perjudicaría a Cambiemos, y beneficiaría al PJ, que “siempre presenta sus boletas en todos los pueblos. Diría que hoy me preocupa que estoy notando que muchos dirigentes del interior, tanto de nuestro partido, como de aliados que integran Cambiemos están pensando en constituir juntas vecinales, frentes vecinales… y eso nos puede producir un gran perjuicio desde lo electoral. Porque cuando hay ese tipo de frentes vecinales al final gana siempre el Partido Justicialista en el orden provincial.
Por eso hay que constituir el frente opositor con todos adentro.

-¿Alguien estaría alentando esa posibilidad de ir con frentes vecinales?
-Yo creo que sí… desde el gobierno provincial puede haber alguna insinuación; o indirectamente a través de simpatizantes del PJ.

-Por ahora en Cambiemos parece haber compartimentos estancos. Por ejemplo con Passo hablaron por separado usted, Mac Allister, Marino, Kroneberger…
-Sí, y eso es en lo que queremos avanzar con la Mesa de Cambiemos. Hay que institucionalizarlo a todo esto. Hay mucho trabajo individual, pero hay que establecer los mecanismos para trabajar. Pero todavía falta un año y medio. Es mucho tiempo.