Inicio La Pampa Lonquimayense agradeció la ayuda recibida tras incendio

Lonquimayense agradeció la ayuda recibida tras incendio

Un vecino de Lonquimay se mostró agradecido por la ayuda que recibió su familia por parte de la comunidad local y autoridades municipales luego que hace un mes sufrió importantes pérdidas económicas al incendiársele el automóvil dentro del garaje de su vivienda. Además del vehículo resultó dañada la estructura de la cochera, electrodomésticos y otros elementos. Afortunadamente la familia resultó ilesa.
«Agradezco a todos los amigos, conocidos y al municipio que me ayudaron desinteresadamente», señaló Roberto Madariaga a este diario.
El pasado 4 de junio, aproximadamente a las 3.30 horas, un automóvil fue consumido completamente por las llamas luego que se produjera un incendio dentro del garaje de la casa -ubicada en la calle España casi Sarmiento- donde reside la familia de Madariaga. El fuego, originado por un desperfecto eléctrico en el motor del rodado, también afectó el techo de chapa y las paredes de la cochera, entre otros elementos.
A pocas horas del siniestro, amigos y conocidos de la familia damnificada comenzaron a brindar ayuda con aporte de materiales para reparar la cochera, y Madariaga lo agradeció. «Lo que hicieron por mí y por mi familia se lo agradeceremos toda la vida. Muchas gracias a mis queridos amigos y a mi querido pueblo Lonquimay», indicó emocionado.

El siniestro.
El fuego comenzó en la parte del motor del automóvil -un Renault Clio diesel modelo 96-, que quedó destruido por las llamas. Al lugar minutos después llegaron los Bomberos Voluntarios de la localidad y extinguieron el fuego, evitando que pueda expandirse hacia la vivienda que está lindante a la cochera. También trabajó personal policial de la subcomisaría.
Al momento del hecho el hombre dueño (61 años) de la casa se encontraba despierto, desayunando en el comedor. Además del hombre en el inmueble lindante a la cochera residen su esposa, su hija y tres nietos, quienes en ese momento estaban durmiendo. Mientras que un departamento, al fondo del patio, vive su hijo con la pareja y un menor.
Cuando se percataron que el humo salía de garaje, Roberto Madariaga, junto a su hijo, en el afán de sacar una motocicleta (resultó con plásticos quemados) y otros objetos sufrieron algunas quemaduras en sus manos, que no revistieron gravedad.
Entre las pérdidas materiales, además del vehículo y el techo de la cochera, había una cocina, herramientas, entre otros elementos.