Inicio La Pampa López reconoció que existía "una situación revoltosa"

López reconoció que existía «una situación revoltosa»

EL HOSPITAL DE EDUARDO CASTEX CUENTA CON NUEVO DIRECTOR

El nuevo director del Hospital «Pablo F. Lacoste», Gustavo López, reconoció que en las últimas semanas hubo «una situación revoltosa» que resintió el funcionamiento de algunos sectores y tratará de pacificar la situación interna para trabajar «en armonía y con respeto por la salud
de las personas».
El médico cirujano anticipó que mantendrá una reunión con las delegadas de ATE para acercar posiciones que permitan superar la situación de conflictividad de las últimas semanas, que desencadenaron en la renuncia de la ahora ex directora Veronica Cesán.
Gustavo López ayer confirmó, como lo anticipó LA ARENA, que el viernes mantuvo una reunión con el ministro de Salud, Mario Kohan, y el subsecretario del área, Gustavo Vera, donde acordaron el reemplazo de Cesán. «Ahí me proponen esta función que no es nueva porque entre los años 2004 y 2007 ocupe la dirección del Hospital de 25 de Mayo», sostuvo el entrevistado.
-López, conviviendo diariamente la situación interna, ¿tenía señales que le hicieran pensar que se aplicaría un cambio en la dirección del hospital local?
-Veía una situación revoltosa, pero no era de las personas que pudiera pensar que el hospital iba a cambiar. Apareció esto (que fue) sorpresivo. Y acá estoy. Pero, sinceramente no me lo vi venir.
-Las versiones que hemos recogido indican que hubo ciertos conflictos con un sector de Enfermería que desencadenaron en la renuncia de Cesán. ¿Esto es así?
-Sí, es ahí donde se origina el revuelo. No quisiera hablar del motivo personal de la doctora Cesán para dejar el cargo, pero esto seguramente le influyó en su vida personal y cotidiana. Es innegable que existía esta situación, y generaba displacer en ambos sectores.
-¿Qué medida va a tomar para normalizar esta situación o mínimamente alcanzar un diálogo con un sector que no respondía a las directivas institucionales?
-La primera medida será poder dialogar para llegar al punto de máximo encuentro entre dos partes que no pudieran compartir la misma visión. Aunque una visión general compartimos, que es trabajar en armonía y con respeto para trabajar por la salud de las personas.
-¿Esto significa que inicialmente tendrá una reunión con las delegadas del gremio ATE?
-ATE tiene dos representantes con quienes me reuniré, y si les parece que hay autoridades de otro sitio que quieren dialogar conmigo, serán bienvenidos, no hay problemas. Inicialmente me reuniré con las representantes locales del gremio.
-¿Qué reclaman estos sectores disidentes con la gestión de Cesán?
-Creo que los reclamos no son imposibles de manejar, pero no quiero entrar en un terreno de disputas personales porque no quiero emitir opiniones que puede afectar alguna de las partes. No quiero tomar partido por ningún sector, porque hoy soy representante hospitalariario del Ministerio de Salud.
-¿El resto del personal del hospital esta trabajando normalmente?
-Siempre hay cosas para pulir, pero en las idas y vueltas de lo que ha pasado estos hubo otros sectores que nos hemos vistos afectados. Los demás sectores siguieron cumpliendo con sus funciones. Hoy mi función más importante es tratar de pacificar estas aguas, poder escuchar y
sentirme escuchado. No vamos a llegar a un 100 por ciento de coincidencias, pero tenemos un objetivo fundamental que es la atención de las personas y no se puede dejar de lado por situaciones de índole personal. Tenemos que dialogar para alzar puntos intermedios.
-¿La ausencia de las principales autoridades sanitarias en el acto de asunción no puede ser interpretada como una falta de apoyo?
-El lunes fui a Santa Rosa para buscar la documentación que me confirmaba en el cargo, y me pidieron disculpas porque hoy viajaban a una reunión con el ministerio de Salud de Nación. Y agradecí que no vinieran para que todo fuera de bajo perfil, porque no hubiera ido con mi personal una presentación con pompas y platillos.
-La apoyatura de las autoridades provinciales será fundamental, porque sino cada vez que se revelen un grupo de trabajadores van a tener que aplicar un cambio de director y así se estará perjudicando la institución sanitaria.
-Esa visión externa que tiene es la visión interna que tenemos muchos, entre quienes me incluyo. Haré un sincericidio y mi límite personal no es la gestión, pero mi límite está en aquellas cosas que hacen daño a mi honor personal, a mi profesión y a mi familia.