“Los alumnos están bien”

REALICO: MONTANI SOBRE LA INTOXICACION EN EL AGROPECUARIO

Inconvenientes en una caldera de calefacción del pabellón donde duermen los alumnos varones del internado que sufrió un desperfecto y generó que 20 chicos se descompensaran. El directivo agradeció al personal médico del hospital local.
El rector Marcelo Montani en diálogo con esta corresponsalía explicó que el inconveniente comenzó alrededor de las 5.30 del miércoles cuando un alumno se levantó para dirigirse al baño y se desvanece.
“Afortunadamente ese chico alerta al celador que rápidamente se da cuenta que era una intoxicación por monóxido de carbono. Rápido abrió todas las ventanas, para ventilar el pabellón y comunicó de inmediato con su superior, el director de hotelería Sebastián Rumachella”, relató.
Y agregó “Sebastián a los pocos minutos llega al lugar y comienzan a atender a los alumnos que empezaron a despertarse y mostrar síntomas de intoxicación. También se comunica conmigo porque yo estaba en mi domicilio en Rancul y nos comunicamos rápidamente con la gente del hospital de Realicó que acudieron en pocos segundos”.
Continuando con el relato el rector agrega que se despertaron todos los alumnos y se retiran del pabellón hasta la llegada de los médicos y enfermeros que atendieron a los chicos de mayor a menor síntoma. Luego se comunicó a las autoridades de Ministerio de Educación de la provincia y a la Fundación Sociedad Rural Argentina, de la cual depende el colegio, en la ciudad de Buenos Aires, y a los padres de los alumnos.

Alumnos afectados.
El pabellón afectado tiene una capacidad para 105 alumnos, y en ese momento había 85 chicos durmiendo. Montani aclaró “no tiene rejas porque en las redes sociales se dijo que ese lugar es como una cárcel. No hay rejas es un pabellón donde duermen los chicos y como en cualquier internado”.
Consultado por el pabellón de las mujeres explicó que está muy retirado y cuenta con otro equipo de calefacción.
“Los alumnos afectados con esta intoxicación fueron 41, de nivel leve, dolor de cabeza, náuseas y mareos, solo un alumno fue llevado al hospital por un shock nervioso, no por la intoxicación, se puso muy nervioso y el médico decidió trasladarlo al hospital para una mayor tranquilidad. Quedó dos horas en observación y luego recibió el alta médica”, dijo.
En cuanto a la falla del equipo de calefacción señaló que “en estos momentos estamos trabajando, -por ayer a la mañana- estuvieron los técnicos oficiales de la marca de esa caldera para determinar la falla. En el colegio hay tres calderas que mandan el aire caliente a los diferentes pabellones y una de ellas fue la que falló, ahora se está determinando el problema. Funcionan con gas licuado que proviene de YPF Gas, y periódicamente se realizan las inspecciones por parte del personal de YPF Gas y de la empresa que colocó la calefacción”.

Colocan detectores.
En cuanto a los alumnos fueron retirados por sus padres y las clases se suspendieron hasta el lunes para solucionar el inconveniente y dar seguridad a los chicos y a los padres. “A partir de ahora se van a colocar detectores de monóxido de carbono, escapes de gas, más allá que las propias calderas tiene sus sistemas para detectar anomalías”, dijo Montani.
“Si todo se soluciona para el lunes se reanudarán las clases, sino tendremos que esperar algún día más porque tenemos que llevar tranquilidad a los chicos y a sus padres”, remarcó. Actualmente en el colegio son 110 los alumnos internados.
Finalmente el rector remarcó “aquellos que estén interesados, estoy a disposición de todas las personas para dar explicaciones personalmente, tenemos que eliminar rumores maliciosos y destructivos, así que le pido a toda la gente que esté preocupada por esta situación que se acerque al colegio donde les daremos todas las explicaciones ante esta emergencia”.