Los bomberos voluntarios de La Pampa, también en alerta

DEUDA DE NACION EN EL PAGO DE SUBSIDIOS

Desde la Federación de Asociaciones de Cuerpos de Bomberos Voluntarios de la Provincia expresaron su preocupación porque los 36 cuarteles que se encuentran en el territorio perdieron al menos 800 mil pesos por lo que se adeuda.
“Estamos muy asustados”, sostuvo ayer el presidente de la Federación de Asociaciones de Cuerpos de Bomberos Voluntarios de la Provincia de La Pampa, Ariel Alejo, al referirse a la situación que atraviesan los más de mil cuarteles que se encuentran en el territorio argentino, porque el gobierno nacional no pagó el subsidio correspondiente a este año. Dicha situación deja a los cuarteles impedidos de mantenerse operativos y en funcionamiento.
Los bomberos voluntarios de Victorica, por ejemplo, son los únicos dentro de nuestra provincia que aún no han cobrado el subsidio del año pasado y es algo que se viene reclamando. Al mismo tiempo, la Federación reclama fuertemente “el ‘remanente’, que el año pasado no se pagó porque teóricamente se ponía en la misma resolución que este año, para que sea cobrado todo junto, el subsidio 2018 y el remanente 2017. Nos están debiendo eso y el subsidio de Nación, que se paga a todos los cuarteles no se ha cobrado todavía”, indicó.
En La Pampa son al menos 36 cuarteles (que puede haber alguno que no está operativo y otro que no esté en resolución) y en total son poco más de 530 bomberos: “cada uno ha perdido entre lo que se debe unos 800 mil pesos”, sostuvo Alejo en diálogo con LA ARENA.

Reducción.
Los integrantes de Protección Civil de cada provincia se reunieron en Corrientes hace unas semanas donde “armaron” un proyecto para hacer cambios en la Ley 27054 -ley de bomberos voluntarios- y reformar los porcentajes destinados al Consejo Nacional, a las Federaciones, cuarteles, capacitación, entre otras, con el fin -según entendidos- de subvencionarse ellos mismos. Esta partida es hecha en base a un presupuesto que no tiene nada que ver con el Gobierno, ya que es una ley nacional para todo el Sistema de bomberos voluntarios, y “la quieren reformar para pasarla al Sistema Nacional del Plan del Fuego”, dijo el funcionario y agregó que “dentro de lo económico, es el reclamo más importante que se está haciendo. Le vamos a decir a diputados y senadores, que no queremos que eso se toque”.
Los bomberos a nivel nacional se lamentaron porque esto “reduciría la alícuota del 5 por mil obtenida por Ley y por decisión unánime de nuestros legisladores, pretendiendo disminuir la distribución al Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios, lo que perjudica enormemente la prestación del servicio y vulnera los derechos reconocidos” y si esa reforma lograra su cometido “cada cuartel cobraría 800 mil pesos, cuando sin esa ley deberíamos cobrar por cuartel 1.060.000 pesos”, sostuvo Alejo. En este sentido se indicó que la Federación de bomberos, en La Pampa, con eso, “podría vivir seis meses, nada más. Porque no hay otra manera de subsentarnos. Y el Consejo Nacional estaría en la misma situación, en medio año dejaría de funcionar por falta de presupuesto”.