Inicio La Pampa "Los cambios ya estaban consensuados"

«Los cambios ya estaban consensuados»

LARA PUSO EN FUNCIONES A TORRES COMO NUEVO JEFE DE LA UNIDAD REGIONAL I

El jefe de la Policía de La Pampa, Héctor Lara, puso ayer en funciones del nuevo jefe de la Unidad Regional I, el comisario mayor Rubén Guillermo Torres. En la ceremonia se anunció que quien se desempeñaba en el cargo, el comisario Ernesto Suquía, formará parte del equipo de trabajo de Lara en la Jefatura.

Al finalizar la ceremonia, en diálogo con LA ARENA, Lara manifestó que «se están llevando a cabo las medidas dispuestas recientemente, que fueron unos cambios de destino, de nuestro personal, los más importantes en la Unidad Regional I y la Unidad III, con asiento en General Acha».

«La Uno, en Santa Rosa, tiene la importancia de tener toda la zona centro, donde mayor población tenemos en la provincia y tiene la mayor cantidad de dependencias operativas», dijo, y explicó que los cambios ya estaban elaborados con anterioridad, «aunque no se habían concretado todavía». En ese sentido, dijo que «estaban consensuados y no se habían podido llevar a cabo. Justo se dio esta situación del cambio de Jefatura, la renuncia de Ayala y se concretó en la resolución el día miércoles y hoy (por ayer) se hizo efectiva».

«Cuestión operativa»

«Esto tiene que ver con una cuestión operativa, además los dos están en los últimos meses de su carrera. La idea es darle una nueva metodología de trabajo a las unidades regionales y ellos van a pasar a colaborar con la nueva jefatura y los nuevos jefes vamos a reunirnos mañana (por hoy), para poner alguna metodología de trabajo y su dinámica», expresó. Lara agregó que «en la UR I todavía no está designado el subjefe, pero por ahora cubre el lugar el comisario mayor Pico, que está como Jefe de Accidentología. Queremos que Pico siga trabajando ahí, porque lo está haciendo muy bien».

«Impronta distinta»

Lara dijo que si bien no cree que vayan a haber cambios notorios, «todos tenemos una impronta distinta o de otra manera». En ese sentido dijo que su preocupación «es estar atento y cerca del personal, algo que también nos ha pedido el gobernador». Asimismo, manifestó la necesidad de «una capacitación permanente, yendo a las dependencias con la capacitación, a través de medios virtuales y en algunos casos que puedan ser presenciales, sobre todo en cuanto a técnicas de reducción, que hay que hacer personalmente».

Consultado respecto a los roces que hubo entre el ex jefe de Policía, Roberto Ayala, con algunos funcionarios, Lara dijo que «yo no puedo abrir juicios por el comportamiento de las personas. Ha sido público, dicho por el señor jefe y el señor gobernador, que no había una relación fluida entre el anterior jefe y el ministro, pero yo no puedo abrir juicios sobre eso».

«Lo que puedo decir es que yo lo acompañaba al anterior jefe en la gestión, y creo que era más una cuestión personal de ambos, con el ministro, pero a nivel institucional el personal ha trabajado muy bien, para que el prestigio de la institución estuviera lo más alto posible».

Relación «armoniosa»

Respecto de su relación con Ayala, Lara dijo que «fue muy armoniosa en el trabajo, más allá de que cada uno tenga su opinión. El titular es el que tiene que tomar las decisiones definitivas, pero hemos trabajado armoniosamente y consensuado muchas de las tareas que se han llevado a cabo durante años anteriores y los meses de esta gestión».

«En el momento del ofrecimiento del cargo, el gobernador me dijo que íbamos a ser consultados para la nueva Ley de Seguridad. Lo mismo me dijo el ministro y ya estamos trabajando en algunos aspectos para la elaboración de esa ley», señaló finalmente.