Inicio La Pampa "Los datos preliminares son alentadores"

«Los datos preliminares son alentadores»

SALUD DESTACO QUE LA MORTALIDAD Y EL INGRESO A TERAPIA INTENSIVA DISMINUYERON UN 35% CON IVERMECTINA

El ministro de Salud, Mario Kohan, presentó ayer miércoles «datos preliminares» del uso del medicamento ivermectina y aseguró que la mortandad entre quienes la consumen y son mayores de 40 años se redujo en «casi 35 por ciento» y algo muy similar se registró en los ingresos a terapia intensiva ya que fueron inferior en un 40 por ciento. «Son datos muy alentadores», aseguró el funcionario.
«Luego de haber realizado un seguimiento activo de más de 2 mil pacientes tratados con ivermectina en la provincia hasta el día de la fecha, no recibimos reportes de reacciones adversas que nos indiquen que el fármaco, utilizado en las dosis y condiciones establecidas, resulte tóxico o con un perfil de seguridad inaceptable», aseguró Kohan en Casa de Gobierno, donde realizó una conferencia de prensa para hablar específicamente sobre el antiparasitario ivermectina.
Y agregó: «Debido a que existían planteos respecto de si el uso de este fármaco en dosis altas podría llegar a resultar tóxico para el hígado, durante la primera fase del programa se realizó un seguimiento activo mediante estudios de laboratorio, a fin de detectar cualquier alteración en el hepatograma, no habiendo detectado alteraciones clínicamente significativas en ninguno de los casos».
Kohan estuvo acompañado por el subsecretario de Salud, Gustavo Raúl Vera, la directora de Epidemiología, Ana Gabriela Bertone y Marcos Alejandro Mayer médico investigador del Conicet. Según el ministro, «existen dos aspectos claves a destacar en esta evaluación preliminar del programa: la seguridad de la intervención y la mejor evolución clínica observada en las personas que recibieron el tratamiento con ivermectina con respecto a quienes no lo hicieron».
En relación a la seguridad, Kohan explicó que, por tratarse la ivermectina de un fármaco que aún no ha sido aprobado para el tratamiento de la Covid-19, su uso se realiza dentro de un marco de seguimiento especial denominado Meuri, definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que establece los requisitos y cuidados que deben tenerse para el uso este tipo de fármacos en el contexto de una pandemia como la actual, en la que no se disponen de suficientes alternativas terapéuticas.

Comparación.
Respecto a la mejor evolución clínica observada en los tratados con ivermectina, Kohan explicó que «si bien su uso en la provincia no forma parte de un estudio clínico, sino que es parte de un programa terapéutico destinado a contar con una herramienta potencialmente beneficiosa para los pacientes en este contexto de pandemia, con el apoyo técnico de la Dirección de Epidemiología de la Provincia y de científicos del Conicet, se analizó la evolución clínica de los pacientes a fin de obtener información valiosa en relación a las ventajas y desventajas de continuar implementando el programa».
Con estadísticas de la base de datos epidemiológica de la Provincia, en la que se registran diariamente todos los casos diagnosticados, y del registro provincial de internaciones y defunciones relacionadas a Covid-19, se pudo comparar la evolución clínica de los pacientes medicados con ivermectina con respecto a quienes durante el mismo período de tiempo no recibieron dicho tratamiento.
«A partir de un análisis preliminar de la evolución clínica de 2.000 sujetos que ingresaron al programa ivermectina desde sus inicios hasta el 10 de mayo de este año, y de 12.600 pacientes que fueron diagnosticados durante el mismo período pero que no participaron de esta intervención monitoreada, se evidenció que, en mayores de 40 años, la frecuencia de internación en terapia intensiva fue cercana a un 40% menor en quienes recibieron ivermectina, mientras que el desarrollo de formas graves de la enfermedad (definido a partir de la admisión a terapia intensiva o el fallecimiento de los pacientes) fue un 35% menos frecuente en los sujetos tratados que en quienes no participaron del programa», destacó el funcionario.
Y agregó que «estos datos son alentadores y nos invitan a continuar en el camino iniciado en enero. No obstante, queremos destacar que estos resultados son preliminares (ya que el programa continúa activo y diariamente se incorporan nuevos pacientes al mismo). Del mismo modo, dado que no se trata de un estudio clínico, sino del monitoreo de un programa de intervención, es necesario que surjan evidencias provenientes de ensayos clínicos antes de recomendar el uso de este fármaco por fuera del marco de intervención monitoreada que se está llevando adelante en la provincia. En especial, desalentamos fuertemente la automedicación por parte de las personas».

Uso específico.
Marcos Mayer, que también participó de la conferencia de ayer, resaltó los números que arrojó el estudio y aclaró que la población no debe automedicarse sino tener la autorización médica correspondiente. «Hay que trasmitirle a la población que este tipo de intervenciones tienen que hacerse siempre en este marco, para que la gente no se automedique, esto puede ser efectivo pero dentro de un uso específico y evaluado. Es necesario remarcar esta circunstancia», alertó el especialista del Conicet.

Advertencia por animales
Durante sus explicaciones, el ministro Kohan dedicó un párrafo al uso de ivermectina para animales, y advirtió que esa práctica «implica un riesgo». En ese sentido pidió tener las precauciones necesarias. «Por favor, que ningún ciudadano salga acá a la vuelta a comprar ivermectina a la primera veterinaria. No es así, el tema es más serio y más complejo, tenemos que utilizar productos médicos para el consumo humano», expresó el titular del área de Salud.

«Hay que esperar un poquito»
Si bien el ministro reconoció que la curva de casos de Covid-19 en la provincia «viene descendiendo sostenidamente» en los últimos días, «aún hay que esperar un poquito» para hacer una apertura a más actividades que en la actualidad. Esa fue la descripción que hizo Kohan sobre el actual escenario en La Pampa y advirtió que el análisis epidemiológico «es muy complejo» y no depende solo de una o dos variantes.
«Para hacer el análisis epidemiológico no hay que solo tener en cuenta la positividad o la tasa de incidencia, son todos juntos y en contexto. Estamos viendo que la curva viene descendiendo sostenidamente pero esperemos un poco más, el análisis es muy complejo e implica muchas variantes», señaló el ministro en Casa de Gobierno.
Kohan admitió que la curva de contagios que hubo hace dos semanas «fue muy dura» y por ello deben ser cautelosos en los pasos a dar. «Es cierto que estamos en este momento en un curva de descenso pero también debo decir que aprendimos a tener mucha cautela en el análisis porque no es solo la curva de descenso de casos hay otros elementos que se toman en cuenta cuando damos nuestra opinión».
Kohan insistió en la necesidad de analizar cada indicador alrededor de la pandemia del coronavirus, y en ese sentido apuntó que «el marcador de internación es un marcador tardío en el análisis de la enfermedad, porque yo puedo decir que hay un número inferior de casos pero al mismo tiempo tener un enorme cantidad de casos de internación, por lo tanto el indicador de internación pasa a tener más potencia que el número de casos».