Inicio La Pampa "Los decretos no los ha cumplido"

«Los decretos no los ha cumplido»

EL SUBSECRETARIO DE SALUD ASEGURO QUE HUBO NEGLIGENCIA DEL CAMIONERO

El médico Gustavo Vera, subsecretario de Salud de la provincia, aseguró que el estatus sanitario de la provincia con la aparición, el domingo, del sexto caso de coronavirus en La Pampa se mantiene igual. Sostuvo que el chofer no respetó los decretos vigentes vinculados con las medidas de higiene y distanciamiento vinculadas con la pandemia, pero aseguró que no podía decir si le iban a caber responsabilidades ante la Justicia.
El funcionario afirmó que por ahora no hay circulación local y que el contagio del camionero de Realicó que viajó a Ensenada, en La Plata, la semana pasada servirá para concientizar al sector de los transportistas sobre la necesidad de respetar a rajatabla los protocolos, tanto durante el viaje como al regreso.

Estatus sanitario.
«La situación interna, el estatus sanitario en la provincia, es el mismo. El gobernador nos sugirió salir en búsqueda del virus en aquellos sectores que son los más vulnerables y que más expuestos están, que son los que están viajando hoy a zonas de circulación en Buenos Aires y Capital Federal. Son quienes nos traen los medicamentos, la comida, los materiales de construcción y muchos insumos más. Hicimos un protocolo con ellos y hace más de un mes lanzamos el programa de búsqueda activa», explicó el funcionario.
Vera remarcó que el AMBA concentran la enorme mayoría de los casos que se están detectando actualmente en el país. También la provincia de Río Negro, en el límite sur con La Pampa, y Córdoba en menor medida. De hecho, la provincia patagónica hace varios días que desplazó a la ubicada al norte de Realicó como la cuarta con más casos en el país, después de CABA, Buenos Aires y Chaco.

Distanciamiento.
El subsecretario estuvo ayer en los estudios de CPEtv donde fue entrevistado para el programa La Parte y el Todo, que se emitirá esta noche, a las 22, por el canal 2 de la señal cooperativa. «En las charlas les recordamos a los transportistas que tienen libre circulación pero únicamente para el desarrollo de su actividad. No hay que estigmatizarlos, pero ellos tienen que saber que en su actividad tienen que mantener todas las medidas de prevención y no salir de su casa. Ellos van al Mercado Central, por ejemplo, y siempre tienen que mantener dos metros de distancia del resto de las personas. Esa es la clave. Luego viene el lavado de manos y luego viene el tapabocas. En ese orden de importancia. Y ante el mínimo síntoma, tienen que parar», explicó.
-¿Y al regresar del viaje, ya en sus pueblos?
-Ellos tienen que volver a su domicilio y hacer la cuarentena, sin salir de la casa. Tienen que usar los utensilios propios, como vasos, con medidas de limpieza e higiene adecuadas. La ropa con la que viajaron, cuando llegan, la tienen que dejar en una bolsa durante cinco a siete días, que es lo que vive el virus.
-El camionero de Realicó no cumplió estos protocolos. Tuvo muchos contactos estrechos.
-Está difícil cumplir ese protocolo, no solo para los camioneros -no quiero estigmatizarlo-, sino en salud y en todos lados.
-Siempre se resalta la actitud responsable de los primeros casos de coronavirus, que eran turistas y no contagiaron ni siquiera a sus hijos.
-El transportista debe estar en su casa, no salir y si tiene que ir a hacer un arreglo en el camión, tiene que mantener distancia, no tomar mate ni comer algo allí. De hecho, es mejor que lleve otro al camión para el arreglo. Esto cambió el paradigma en la salud y en lo social. Hoy el mate en ronda se terminó. Nosotros estamos trabajando en eso. Por eso en estos grupos estamos realizando la búsqueda activa, damos la charla y realizamos hisopados voluntarios para ver si encontramos el virus. Por el momento son voluntarios porque no sabemos si es legalmente posible hacerlos de otra manera.
-Si una persona tiene el virus, pero es asintomática, ¿en el 99 % de los casos el test da negativo?
-La famosa PCR cuando una la realiza a un paciente asintomático, en el 99,9% de los casos da negativo, entonces no sirve hacer hisopados a cualquiera. Empieza a dar resultado recién cuando el paciente desarrolla síntomas. El viernes, este camionero, cuando llegó, no tenía síntomas, pero el sábado, cuando él va voluntariamente a la reunión, en la planilla figura que ya tenía tos y dolor de garganta. Tal es así que quien le realizó la planilla lo mantuvo a dos metros de distancia. La charla se hizo en un lugar amplio, grande, y todos mantuvimos la distancia. En este caso, encontramos a este oligosintomático (pocos síntomas) de un día y el test dio positivo. Es el único que encontramos en los 76 que hicimos en la provincia.
-¿Si no lo encontraban hoy habría más casos?
-Si no lo hubiésemos encontrado, lo hubiésemos encontrado con casos en Toay, en Alta Italia, en Intendente Alvear, en Realicó, o no, porque al ser oligosintomático, con pocos síntomas, probablemente contagie poco. Hoy la OMS dice que el asintomático no contagia o lo hace en forma mínima, pero esto está en constante estudio y puede variar. Ahora se habla del presintomático y de los oligosintomáticos. Y también se habla mucho de los eventos superdispersivos, que son los más graves, son las reuniones de 15 a 20 personas, en lugares cerrados.
-Como el baby shower de Necochea.
-Esos son los eventos superdispersivos. Son terribles y pueden generar contagios de 100 a 200 personas. Este tipo de cosas son las que hay que tratar de evitar. También se sabe que hay personas que son más contagiosas que otras.
-Luego de conocer este caso no he visto casi personas sin barbijos. ¿Hay una toma de conciencia dramática en los pampeanos?
-Hay que tener en cuenta que hace un mes la Argentina informaba 500 casos por día, hoy llegó a informar 1.500 en un día. La Pampa está intensificando estos controles en los camioneros, que se realizan los sábados, porque es el día en que ellos llegan. Quizá lo hagamos en dos localidades al mismo tiempo.
-Hay localidades como Olavarría que pasaron de no tener casos a tener muchos e incluso muertos.
-Hasta hoy (por ayer) tenía más de 100 y tres muertes. Los casos aparecieron por personas que llegaron de afuera.
-¿Fue un descuido epidemiológico, falta de conciencia en la población o casualidad?
-Hay un gran debate en el ámbito nacional, qué Estado pone todo y se preocupa por la salud y otros que piensan que hay que liberar todo porque la economía es lo más importante. Nuestro gobernador siempre consideró que la economía era importante pero se debían atender la salud y la economía.
-Hay un partido político que pide la apertura.
-Sí.
-Las buenas o malas noticias que se desprendan de este caso, ¿cuándo las tendremos?
-Vamos a tener que esperar 14 días. La buena noticia es que lo agarramos a tiempo. Y que ahora, con esto se hace un efecto multiplicador, y los transportistas se van a cuidar mucho más, porque como en todos los casos, algunos se cuidaban más que otros.
-Hay personas a las que se le abrieron causas penales por temas menores vinculados a la pandemia. ¿Qué pasará con este camionero?
-No lo puedo decir como médico. Los decretos no los ha cumplido. Ahora todos los transportistas saben que pueden tener este problema. Antes parecía que no lo iban a tener. Por eso ahora vamos a intensificar estos estudios en distintos lugares. Nosotros tenemos un equipo de Epidemiología de 20 personas, muy avezadas, de mucha experiencia, que estudian todos los detalles. Tal es así que se buscó el recorrido del camión, los contactos y los minutos que estuvo con cada persona. Tal esa así que hubo una información sobre que eran 18 contactos estrechos y luego se descartó uno y quedaron 17. Internamente teníamos toda una discusión respecto a si estos operativos con los camioneros eran necesarios o no, porque estaba en duda la efectividad de los testeos en asintomáticos. Pero resulta que en este caso nos encontramos con un oligosintomático que dio positivo.

«Me gustaría saber si están vivos»
Cuando solo habían transcurrido algunos días desde la confirmación de los primeros casos en el país, La Pampa decidió poner en cuarentena obligatoria a todos los cazadores que habían llegado desde el exterior a los cotos pampeanos. La medida provocó un tironeo entre algunas embajadas, como la de Estados Unidos, y el gobierno pampeano que fue inflexible con la medida.
«Yo recuerdo que cuando esto empezó, Estados Unidos estaba enojado porque teníamos en cuarentena a sus cazadores en los cotos de La Pampa. De acá se fueron vivos, me gustaría saber si están vivos allá. Al gobernador lo llamaron para liberar los cazadores y el gobernador se plantó y dejó en claro que los iban a dejar ir recién una vez transcurridos los 14 días», recordó Vera.
Entonces, el epicentro de la pandemia era Europa y el gobierno de Donald Trump no parecía tomar real dimensión del azote que la pandemia le daría a su país, donde los contagios, que aun no se detuvieron, llegaron a 2,1 millones de personas, de las cuales más de 115 mil fallecieron.