miércoles, 13 noviembre 2019
Inicio La Pampa "Los echamos a patadas con los votos"

«Los echamos a patadas con los votos»

CELEBRACION DEL PJ. VERNA AGRADECIÓ A LA MILITANCIA QUE LE PERMITE IRSE "POR LA PUERTA GRANDE"

«¡Volvimos!, ¡Volvimos!, ¡Volvimos!», fue la palabra que el gobernador Carlos Verna repitió ante la militancia reunida en la sede del PJ, donde se festejó con euforia el amplio triunfo logrado en nuestra provincia, el de la capital provincial, y obviamente la consagración en primera vuelta de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner.
En medio de una alegría desbordante -que fue increscendo con el correr de la tarde-, y que llegó a su pico máximo cuando arribó la dirigencia del PJ. Se pudo advertir que en los discursos -que naturalmente no escaparon a lo que se puede decir en un acto de cierre de un comicio-, hubo algunas frases que sonaron fuerte, como por ejemplo para dejar en claro que «el camino no va a ser fácil», como dijo el diputado nacional electo Hernán Pérez Araujo; o la palabra de Sergio Ziliotto, señalando que los pampeanos «no se van a arrepentir» por haber elegido a los candidatos del Frente para Todos, a la vez que prometía que Santa Rosa volverá a ser una ciudad que merezca ser vivida.

En el escenario.
Sobre el escenario se ubicaron el gobernador Carlos Verna; el presidente del PJ, Rubén Hugo Marín; el gobernador electo Sergio Ziliotto; el vicegobernador Mariano Fernández; el intendente electo Luciano Di Nápoli; los candidatos a la diputación nacional Hernán Pérez Araujo y Carmina Besga; el ministro de Gobierno Juan Pablo Bensusan; y la diputada electa «Luchy» Alonso.
Los afiliados y simpatizantes debieron aguardar en el salón por lo menos un par de horas, porque si bien se anunciaba que Marín, Ziliotto y Fernández estaban prestos a ingresar, se demoraron esperando a Carlos Verna que llegaba desde General Pico.

«Viene una pelea dura».
La primera en utilizar el micrófono fue Carmina Besga, que agradeció a la militancia, y a Sergio Ziliotto y al mismo Verna por haberla acompañado durante la campaña, y pidió trabajar para «una Argentina para todos».
Enseguida le tocó a Hernán Pérez Araujo, quien pese a la euforia no dejó de mostrarse cauto porque «se viene una pelea dura… se viene un país muy jodido, que vamos a tener que sacar del pozo entre todos», sostuvo.
No dejó de hacer notar que hubo 113 mil pampeanos que confiaron para ungir a «un presidente del campo popular» para decirle «nunca más» al neoliberalismo.

«En La Pampa, invictos».
Rubén Hugo Marín fue interrumpido por un incómodo bombo que no dejaba de sonar, y pidió que no lo hicieran gritar porque no estaba para eso, mientras Verna y Bensusan hacían señas para que el que molesto parara con su accionar. Muchos dirigieron la mirada hacia el que fastidiaba.
Marín continuó y manifestó la importancia del triunfo, dejando en claro que no era cuestión de «llegar solo y primero, sino con todos y a tiempo».
Destacó el rol de La Pampa en esta elección, y particularmente resaltó la tarea de los militantes de Santa Rosa para alzarse con un triunfo contundente. El cuatro veces ex gobernador se esperanzó por el advenimiento de Alberto Fernández a la presidencia porque «tiene un sentido federal», lo que consideró auspicioso porque «los pampeanos sabemos de discriminación», en clara alusión al macrismo. En ese sentido recordó que el peronismo en nuestra provincia ha gobernado «para todos» sin entrar a preguntar si alguien era radical, comunista o lo que fuere.
Después advirtió que lo que viene «no es un camino fácil», para reivindicar en el final que en La Pampa «todavía estamos invictos», al repasar la historia de las elecciones en la provincia donde el PJ siempre se impuso.

«A patadas».
El gobernador electo, Sergio Ziliotto, manifestó que los «echamos a patadas con los votos de todos los argentinos».
«Tarea cumplida -siguió-, a festejar…», arengó, mientras aseguró que «fue necesaria la unidad» para poder celebrar en estas elecciones.
Ziliotto, en medio de los festejos agregó que era de esperar «no más neoliberalismo», y que así «el país y Santa Rosa se pondrán de pie».

Verna y la militancia.
Aunque poco antes, en General Pico, había dado cuenta de su decepción por la elección en esa ciudad, el gobernador Carlos Verna se mostró regocijado en el acto en Santa Rosa. Reconoció «especialmente a la militancia» de la capital provincial «que se puso la campaña al hombro», pero también «a todos los pampeanos».
Verna reprochó con acidez al gobierno macrista que dejó «un país con deuda y con hambre», que obligará «primero a atender la deuda interna antes que la externa. Este modelo nos hambreó, nos dejó sin laburo y a los pampeanos nos recagó», enfatizó.
Sobre el final de su alocución hizo referencia a la juventud que -contó- al principio lo miraba «con desconfianza… primero me decían ‘gobernador’, después ‘ingeniero’, más tarde cuando entramos un poco más en confianza Verna», y todo cerró el 17 de octubre último «cuando empezaron a decirme Carlos», dijo entre risas.
Agradeció también que no lo hayan tirado «por la ventana… y que ahora me acompañen a salir por la puerta grande…», cerró sonriente.

«Un regalo del pueblo a Néstor».
«Va a ser un gran reconocimiento, un regalo del pueblo argentino a Néstor Kirchner», anticipó Sergio Ziliotto, gobernador electo de La Pampa, sobre la sensación que le provocaba que la elección se realizara el mismo día en que se cumplían nueve años del fallecimiento del expresidente Néstor Kirchner.
Con alguna dificultad para caminar pero en plena recuperación de la operación a la que fue sometido hace algunas semanas, Ziliotto llegó a las 11 al Colegio Panguitruz Ngner, en la zona norte de la ciudad para emitir su voto. «Estamos eligiendo autoridades nacionales en la provincia de La Pampa, representantes en el Congreso nacional, con una gran esperanza, como la gran mayoría del pueblo argentino», dijo.
-¿Cree que habrá balotaje?
-Estamos seguros que no, pero son temas que hoy no hay que hablarlos. Creo que se va a ver un mensaje contundente del pueblo argentino.
-¿Es el fin del neoliberalismo?
-Hemos trabajado mucho para eso y creo que en muchos lugares se ha cantadao el nunca más y será la bandera del voto de los argentinos.
-¿Cómo está su salud?
-Todavía tengo una pequeña dificultad para caminar bien, eso va a llevar tiempo, es día a día, tengo días buenos y otros no tanto. Es parte de la recuperación. La obstrucción de la raíz, a patir de una hernia de disco, se fue, la cirugía sirvió para eso. El proceso de rehabilitación es importante, yo ya lo sabía, el neurocirujano me dijo que era más importante que la operación misma.

Derrota de local.
El ahora diputado electo por el Frente de Todos, Hernán Perez Araujo, no pudo ganar en su casa. El actual Procurador General de Rentas de la provincia perdió en General Campos, a pesar del corte de boleta que los números oficiales revelan: sumó 396 votos, 61 más que los que favorecieron a la fórmula Fernández-Fernández, 335. En ambos casos, Juntos por el Cambio quedó por delante. En el caso de Macri-Pichetto obtuvieron 458 sufragios y menos, 412, alcanzaron Berhongaray-Leher, pero suficientes para imponerse.