Inicio La Pampa Los judiciales protestan con desconexión

Los judiciales protestan con desconexión

El Sindicato de Trabajadores Judiciales de La Pampa inició ayer una protesta, que continuará hoy, ante la falta de definiciones sobre recategorizaciones y el «quite arbitrario» de horas extras.
La medida de fuerza consiste en una «desconexión y cese de actividades», según explicó Susana Funes, secretaria general del Sitraj. La desconexión es consecuencia de que la mayoría de los trabajadores cumplen su jornada laboral desde sus hogares, haciendo teletrabajo. Ayer la protesta se extendió entre las 9 y las 11, y para hoy está prevista una medida similar.
«El primer motivo de la protesta es por las innumerables veces que hemos llamado y los correos que hemos enviado a la Administración (del Poder Judicial), de los que no tenemos respuestas», explicó Funes a través de Radio Noticias. Todos los años, una tanda de trabajadores tiene una recategorización; el año pasado fueron 140 que se concretaron en dos tandas. «Hoy, al día de la fecha, no tenemos noticias», resumió Funes, quien no dudó en cuestionar la gestión del actual responsable del área de Administración, Diego Aguirre, en este aspecto.
«En otros años, cuando otros funcionarios han estado a cargo de la Administración, la información ha circulado, no ha habido ningún inconveniente. Este año no sé cómo se planteó o cómo se gestionó, pero evidentemente los trabajadores no estamos teniendo respuestas de nada y tampoco de las recategorizaciones», disparó la dirigente.

Más reclamos.
Otro reclamo del gremio, y que genera mucha movilización entre sus afiliados, es el de las horas extra. Al respecto, Funes recordó que el gobierno provincial «había establecido que los trabajadores iban a seguir percibiendo las horas extra porque siguieron trabajando desde sus hogares».
Pese a ese compromiso, «acá en la Justicia nos encontramos con trabajadoras a las que les han sacado las horas extra, supuestamente por falta de recursos, y realmente eso es una gran mentira, porque se han beneficiado a otras personas con esas horas que le quitaron a las trabajadoras, y lo han hecho con unas bonificaciones abultadas, de un 40 por ciento», aseguró. «O sea que a un trabajador le están sacando un 25 por ciento, que son sus horas extras, para darle a otra persona, a un 40 por ciento», reiteró.
«Nosotros creemos que en la Justicia todos los trabajadores judiciales somos iguales. Todos hemos trabajado desde el día 1 desde sus casas, con su tecnología, sus computadoras, sus teléfonos. Hay trabajadores que han pagado abultadas tarifas de internet y de luz».
«Los trabajadores están cansados, no hay un reconocimiento al trabajador», afirmó.