Inicio La Pampa Los legisladores de La Pampa se suman al bloque del PJ

Los legisladores de La Pampa se suman al bloque del PJ

CARLOS VERNA LO ACORDO CON CRISTINA Y SERGIO ZILIOTTO CON MAXIMO KIRCHNER

Los diputados nacionales y senadores del justicialismo pampeano acordaron en las últimas horas su integración al bloque unificado del Frente de Todos, tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores. El acuerdo se selló con sendas charlas mantenidas entre el gobernador Carlos Verna y la vicepresidenta electa Cristina Fernández, por un lado, y el gobernador electo Sergio Ziliotto y el diputado nacional Máximo Kirchner, por el otro.
El bloque de la Cámara Baja será presidido por este último, mientras que el de la Cámara Alta quedará bajo la conducción del formoseño José Mayans, según trascendió en las últimas horas.
La decisión de los legisladores nacionales por La Pampa, bajo la conducción del mandatario saliente y el entrante, se tomó pensando en respetar el mandato de las urnas en las elecciones de este año: tener un peronismo unido para hacer frente al macrismo y sus aliados.
En los últimos cuatro años, los senadores Norma Durango y Daniel Lovera se mantuvieron bajo el bloque PJ La Pampa e integrados al Interbloque del Peronismo Federal, identificado con los gobernadores peronistas y por fuera de la bancada del Frente Para la Victoria.
En cambio, los diputados Ariel Rauschenberger, Melina Delú y Sergio Ziliotto -su lugar desde el 10 de diciembre quedará en manos de Hernán Pérez Araujo- formaban parte del bloque Justicialita, junto a otros diputados peronistas de las provincias de Entre Ríos, Buenos Aires, Salta, La Rioja, Corrientes, Jujuy, Mendoza y Chaco.

Máximo.
Ayer, el portal de noticias legislativas «parlamentario.com» dio un panorama de cómo se está constituyendo el futuro bloque oficialista, tanto en Senadores como en Diputados. Allí prácticamente dan por hecho que Agustín Rossi no seguirá al frente de la bancada y se irá a un cargo Ejecutivo, dejando esa tarea en manos de Máximo Kirchner. De ese modo, el presidente electo, Alberto Fernández, evitó los roces que pudieran surgir entre Rossi y el tigrense Sergio Massa, por las diferencias que surgieron entre ambos cuando el bonaerense abandonó el kirchnerismo y fundó el Frente Renovador.
La bancada del Frente de Todos, que en principio arrancaría con 109 miembros, incluiría a los bloques del Frente para la Victoria (63 diputados), Justicialista (21), Frente Renovador (8), Red por Argentina (3), Elijo Catamarca (3), y los monobloques de Proyecto Sur, Patria Grande, el Partido del Trabajo y del Pueblo, Somos, Bloquista de San Juan, Trabajo y Dignidad, Agrario y Social, Evita, Todos por San Juan, el Partido Solidario y Vamos Todos a Vivir Mejor.

Caserio, no.
En cuanto al Senado, la solución para lograr la unificación del peronismo y sus aliados fue prácticamente la misma que en la Cámara Baja. «El cordobés Carlos Caserio, que desde que reemplazó al ya legendario Miguel Pichetto al frente del bloque Justicialista, no solo se alineó con Alberto Fernández, sino también soñaba con encabezar un gran interbloque oficialista, sería desplazado de su banca, «premiado» con un lugar en el Ejecutivo. El quedó en contestar, pero sin mucho margen de acción», explicó Parlamentario.

Mayans, sí.
«Ya se da por sentado que la «solución» encontrada por los Fernández a la resistencia del bloque Justicialista a estar encabezados por la camporista Anabel Fernández Sagasti sería la de poner a alguien del propio bloque de los gobernadores, pero muy cercano a Cristina Fernández de Kirchner, futura presidenta del cuerpo. Hablamos del formoseño José Mayans, un hombre del inoxidable Gildo Insfrán, que ha tenido sus idas y vueltas con la expresidenta. Igual que el pampeano Carlos Verna, pero que como aquel, se alineó con CFK a partir de su fuerte encono hacia Mauricio Macri y la administración Cambiemos», añade el artículo.
Parlamentario.com recordó que el formoseño venía tomando distancia de Pichetto desde que el rionegrino encabezaba el interbloque Argentina Federal. «Históricamente aliados, ya no ocultaba sus críticas hacia los manejos de quien terminaría siendo candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio. Y fue el más crítico cuando Pichetto dio el salto. Sin embargo no contó con los votos suficientes para ser ungido su sucesor, a pesar de ser el vicepresidente del bloque.
Ahora, con el eventual desplazamiento de Caserio, Mayans sería la «prenda de unidad» para no solo tener un jefe unificado, sino también dejar de lado el interbloque y funcionar como un solo bloque Frente de Todos».
Las bancadas que en el Senado votarán por las políticas de Alberto Fernández son las del Frente para la Victoria (18 miembros), el bloque Justicialista (12), el Frente Cívico por Santiago (2), el PJ La Pampa (2), y los monobloquistas Alfredo Luenzo, Mario Pais, Eugenia Catalfamo, Silvia Sapag y Gerardo Montenegro.