Los médicos advierten que tomarán medidas

CONFLICTO CON PAMI

“Estamos en estado de alerta y movilización. Por ahora los consultorios están siendo atendidos normalmente. Pero si la situación se prolonga en el tiempo no quita que tomemos una medida de fuerza”, afirmó Jorge Moisés, vocero de los médicos de cabecera del PAMI, la obra social de los jubilados y pensionados nacionales.
En diálogo con Radio Noticias, el profesional recordó que la entidad paga a sus prestadores médicos a través del sistema de capitación y que actualmente el valor de la cápita es de 24,44 pesos.
“No es un contexto beneficioso. Estamos finalizando mayo y todavía no tenemos una propuesta de aumento de nuestras remuneraciones. Nosotros reclamamos que esa suba sea, como mínimo, del 25 por ciento. Y vemos que otros sectores ya están pidiendo un 27 por ciento”, señaló.
Para el trabajador de la salud, “el techo del 15 por ciento que puso el gobierno nacional impacta en los salarios y en la calidad de vida de todos los argentinos”.

“Viejo reclamo”.
Moisés lamentó que el “viejo reclamo” de los médicos de cabecera, a los que ahora también se suman los odontólogos, continúe sin respuesta. “Pasa el tiempo y el descontento cobra cada vez más fuerza”, señaló.
Según el entrevistado, el mes pasado las autoridades de PAMI les respondieron mediante una nota que “estaban estudiando” el pago de los adicionales por zona patagónica y por zona rural. El primero de ellos fue establecido por ley y los funcionarios de la obra social lo perciben. Al segundo lo abonaban pero tiempo atrás dejaron de hacerlo.
“Seguimos con nuestra lucha. Vemos que esto lleva invariablemente al deterioro de nuestras condiciones de trabajo”, manifestó Moisés.

“Todos afectados”.
Además, el médico adujo que la crisis del PAMI afecta tanto a los pasivos como a los trabajadores en actividad. “Estamos todos afectados y debemos mantenernos a la par. Nosotros también pensamos en el deterioro del sistema, porque al jubilado tampoco le aumentan”, afirmó.
“No es que los médicos vamos a llevar a cabo medidas en contra de los abuelos. Hemos realizado charlas con ellos para brindarles nuestro apoyo en sus reclamos porque las jubilaciones también están muy depreciadas”, remarcó.

Desguace del PAMI.
Moisés cuestionó además los convenios firmados por PAMI para traspasar los afiliados que provenían de las grandes obras sociales sindicales. En tanto, las entidades de la seguridad social más pequeñas rechazan dichos acuerdos porque no tendrían capacidad económica y operativa para absorber a los jubilados.
“A nuestro entender, esa sería una forma de desguace del PAMI, que es, en cuanto a cantidad de afiliados, la mayor obra social del país, inclusive de Sudamérica”, concluyó.

Advertencia.
Moisés también previno a los actuales y futuros afiliados a PAMI por el hecho de que la obra social de los jubilados creó su propia fundación, “con el mismo objeto social, los mismos directivos y los mismos fondos que percibe para su funcionamiento”.
Según el médico, dicha fundación se atribuiría el derecho de negociar con prestadores “sin necesidad de tener el contralor del Estado y de los jubilados. Esa sería otra forma de desguace del PAMI”.