Inicio La Pampa Los pueblos hacen punta

Los pueblos hacen punta

Por estos días, el gigante regional de las ventas por Internet, Mercado Libre, anticipó el lanzamiento de «Supermercado Libre», una sección de su plataforma que pretende cosechar ganancias en el terreno fértil que prepararon la pandemia de Covid-19 y la cuarentena. Las compras a distancia han tenido una explosión este año, producto de las medidas de aislamiento.
«Ir al súper nunca había sido tan sencillo. Ahora podrás adquirir todo lo que necesites para tu vida cotidiana en Supermercado Libre, la nueva categoría que te permite encontrar productos de departamentos como alimentos y bebidas no perecederos, bebés, cuidado personal, mascotas y limpieza para el hogar», anunció la plataforma de Marcos Galperín el 4 de abril, sumando en el país un nuevo segmento que ya habían desarrollado antes en México.

Por WhatsApp.
Pero las plataformas no son el único modo de hacer las compras sin moverse de la casa y así lo han entendido las despensas y mercados, no solo en Santa Rosa, sino en muchos pueblos de La Pampa donde se las ingenian para llegar a los clientes que durante estos días de pandemia no quieren salir de sus casas ni para hacer las compras de alimentos, algo permitido desde el primer día de la cuarentena por su carácter esencial.
Desde su casa, en Embajador Martini, Mirtha envía un audio de WhatsApp a Brian. Allí detalla una serie de productos que habitualmente compraba en el almacén que funciona en la Cooperativa Agropecuaria del pueblo, pero que ahora quiere recibir a domicilio, sin salir del hogar.
Minutos después, un audio de Brian informa cuáles de esos productos están y cuáles no, y respecto de estos ofrece algunas alternativas. «Uvas no tengo, no va a haber por el momento. Pan Lactal, mañana, y el repuesto de CIF no tengo, si querés algún otro me avisás. Fruta tengo: peras, mandarina, naranajas, manzanas verdes, manzanas rojas y bananas», responde.

Una mesa en la puerta.
En la localidad de 1.500 habitantes, en el norte provincial, el consumidor y el cliente se conocen. Por eso el intercambio comercial está asentado sobre un saber mutuo respecto a los consumos del cliente y a las posibilidades del comercio de contar o no con determinados productos. Igualmente, si es necesario, Brian envía una foto, también por WhatsApp y consulta si es exactamente eso lo que tiene que incluir en el pedido.
La otra parte de la operación es la entrega. En la casa de Mirtha adoptaron un sistema que les permite mantener el aislamiento social que reclama el momento aún en lugares donde no hubo siquiera un caso confirmado. «Yo saco una mesita a la vereda, junto a la puerta, y ellos cuando vienen, me dejan la mercadería ahí, y yo la entro», explica.
El sistema tiene variantes, por ejemplo, Nelly, que vive a tres cuadras y media de la casa de Mirtha, realiza el pedido a través de la aplicación de mensajería, pero no lo recibe en su casa, sino que lo busca sin ingresar al almacén. Estaciona enfrente con su auto y se lo alcanzan allí, sin que ella tenga que descender del vehículo e ingresar al comercio.

El hecho social.
El pago puede realizarse en el mismo momento en que cliente y vendedor se encuentran para entregar la mercadería o cargarse en la cuenta corriente para luego efectuar un abono mensual. «El servicio es rebueno, no fuimos más al súper desde que empezó la cuarentena», explica Mirtha.
De ninguna manera esa es la forma exclusiva de hacer las compras en los pueblos, sino que es una modalidad que floreció en tiempos de pandemia y convive con el hecho social de vecinos y vecinas de concurrir al mercado o al almacén a realizar las compras, por estos días con las lógicas limitaciones a la cantidad de clientes que ingresan, acorde a los metros cuadrados que tenga el salón.

APP.
En Santa Rosa, a partir de un acuerdo entre la Cámara de Comercio y la Municipalidad, se está intentando aceitar las ventas online en todo tipo de comercios adheridos. “Encontrá Santa Rosa”, la página web y APP para celulares, desarrollada con ese fin, solo cuenta con cinco opciones en la categoría “Ramos generales y despensa” y tres en la de “Supermercados y Mayoristas”.
En ambos rubros, una de las opciones es el sitio web –también es una APP– “No salgas, te lo llevamos”, un desarrollo local orientado a satisfacer la demanda de quienes quieren hacer las compras del super sin salir de casa. Allí ofrecen combos de productos, divididos en tres categorías: Limpieza, Alimentos y Cuidado Personal. El contacto puede realizarse por email o por WhatsApp.
Los grandes ausentes en la APP son los supermercados, locales y de grandes superficies. En estos últimos, las colas para ingresar, sobre todo en determinados horarios, suelen ser de cien metros. El ingreso es paulatino y se realiza en la medida en que otros clientes abandonan el salón.
Aunque no estén en “Encontrá Santa Rosa”, muchos pequeños comercios de venta de alimentos y algunos supermercados locales, están implementando sistemas de entrega a domicilio de mercadería, con modalidades parecidas a las de muchos pueblos, las cuales incluyen la modalidad de pago a través de transferencias por Homebanking.