Inicio La Pampa Los repatriados pampeanos irán a hoteles

Los repatriados pampeanos irán a hoteles

LOS QUE VUELVAN A LA PAMPA NO CUMPLIRAN LA CUARENTENA EN SUS CASAS

El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, anunció que los y las pampeanas que regresen a la provincia no cumplirán con el aislamiento estricto en sus domicilios, sino que lo harán alojados en hoteles, separados de sus familias para evitar posibles contagios.
El mandatario pampeano anunció ayer que «la premisa es que quienes ingresen deben estar aislados y concentrados», y ratificó que «todo pampeano que regrese a la provincia deberá permanecer aislado 14 días». De esta manera, durante ese período no estarán alojados con sus familias, sino que cumplirán con la cuarentena estricta en hoteles, según precisaron fuentes de Casa de Gobierno consultadas por LA ARENA.
Por la cantidad de «repatriados» que se estima, consideran que «es la única forma de garantizar el aislamiento y su control estricto. Tenemos que reforzar los controles de los que ingresan. Es la clave de seguir así».
En ese sentido, explicaron que estarán concentrados y aislados entre sí, «salvo los que regresen juntos». Con respecto a la cantidad de repatriados y los hoteles donde cumplirán con el aislamiento obligatorio, desde Casa de Gobierno anticiparon que hoy se hará «un cierre parcial», donde se analizará a cuántos «se dejarán entrar por tanda según pueda controlar Salud, luego el viernes se hará el pedido a Nación».
A su vez, señalaron que está previsto que el lunes se emitan los certificados, lo que permitirá contar con un plazo razonable para «seleccionar los alojamientos».

«Concentrar esfuerzos».
En las declaraciones que brindó ayer, Ziliotto comentó que «se les informó a los jefes comunales, que cada vehículo que ingrese a la provincia, será informado a la localidad a la que se dirige por la caminera que lo registre».
Además, subrayó la necesidad de «concentrar los esfuerzos para que el ingreso de los pampeanos que vengan de otras provincias no sea el motivo para que el virus entre y circule por La Pampa», y remarcó que «el registro de quienes pretenden reingresar a la provincia «será administrado en forma conjunta con los municipios. La idea es habilitar los permisos de ingreso en virtud de la capacidad de control sanitario que tenga el sistema de salud».
El mandatario les pidió a los intendentes que «compartan con el gobierno provincial la responsabilidad de administrar la cuarentena focalizada», en ese sentido señaló que «llegó el momento de los municipios».
Asimismo, aclaró que seguirá teniendo el control final y será quien decida en el caso de las localidades con más población y mayor riesgo de circulación viral. Fuentes ligadas a la reunión, aseguraron que en el caso de localidades con más de 5.000 habitantes, y limítrofes a zonas de gran circulación viral como La Adela, las decisiones seguirán siendo tomadas en el Centro Cívico.
En un encuentro desarrollado por videoconferencia con todos los intendentes pampeanos y funcionarios de distintas áreas del gabinete, Ziliotto dijo que «es momento de comenzar a replicar en la provincia la metodología que aplica el Gobierno Nacional y que el Gobierno Provincial comparta con los municipios la responsabilidad de administrar la cuarentena focalizada».
Además el mandatario dijo que para implementar cambios en la cuarentena se deberá tener en cuenta la ubicación geográfica, densidad poblacional y la evolución de los status sanitarios de cada una de las localidades y de la provincia en general. «Queremos emplear el mismo esquema que el Gobierno Nacional y, continuar teniendo el control general sobre las medidas epidemiológicas, pero que sean los intendentes quienes puedan manejar, por ejemplo, los horarios del comercio o de las caminatas saludables que se han habilitado», señaló.

Realidades disímiles.
En ese sentido, el gobernador puntualizó que las localidades tienen realidades disímiles, inclusive desde lo geográfico, «no es lo mismo 25 de Mayo, por su cercanía con Catriel, que Winifreda que está alejada de poblaciones con circulación viral. Bajo el esquema de cuarentenas focalizadas siempre hay que tener en cuenta el status sanitario propio y de las localidades vecinas. Se trata de ser responsables y aplicar el sentido común», señaló.
Ziliotto enfatizó en que «no podemos dilapidar el esfuerzo que han hecho los pampeanos hasta ahora, debemos seguir actuando con la responsabilidad que implica saber que la salud y la vida de los pampeanos depende de nuestras acciones».

Cambios en el Pro Vida
El gobernador informó que el Pro Vida de invierno tendrá una modalidad diferente este año, donde el personal involucrado se mantendrá activo a través de distintas capacitaciones que se han diseñado. Se anticipó que se destinarán 32 millones de pesos para la implementación del programa en todas las localidades de la provincia. También se pondrá en marcha el Plan Calorcito, en el que se invertirán 9 millones de pesos y se actualizarán los montos del programa provincial de viviendas «Mi Casa».