Loza: piden condenas ejemplares por el crimen

A través de un video, que dura 1 minuto y 46 segundos y que se pueden ver por las redes sociales WhatsApp y Facebook, familiares, amigos y compañeros de trabajo de Diego Loza -también aparece el intendente santarroseño Leandro Altolaguirre-, el joven asesinado el 23 de junio de 2018 en su departamento del barrio Villa Santillán, ubicado en la esquina de Avenida Luro y Zola; piden Justicia por su muerte y exigen que haya “condenas ejemplares” para los dos acusados del crimen, un joven de 22 años de edad y un adolescente de 17.
Conmovidos y entre llantos, su padre Ramón -acompañado por su esposa Iris- fue el primero en hablar. “No queremos asesinos con arresto domiciliario, los queremos donde tienen que estar, en la cárcel. Las víctimas somos nosotros, la familia. ‘Justicia por Diego'”, señaló. En tanto, su hermano dijo: “Quiero justicia por mi hermano Diego, quiero condenas ejemplares, Justicia por Diego”.
“Por nuestro amigo y compañero ‘Justicia por Diego Loza’ condenas ejemplares ya”, dijo un grupo de empleados que se desempeñan en la Terminal de Omnibus, lugar donde Loza se desempeñaba en el área de Inspecciones municipales.
Uno de los imputados tiene 17 años y estuvo en el Ipesa hasta que fue entregado a sus padres mientras que el otro, de 22 años, permanece detenido.

El caso.
Diego Loza, un trabajador municipal, fue asesinado la noche del sábado 23 de junio de 2018, en su vivienda de Villa Santillán. De acuerdo a los datos aportados por las fuentes encargadas de la investigación, dos personas entraron por los techos de un galpón e ingresaron al departamento para robarle y lo sorprendieron mientras estaba en el baño.
Tras un forcejeo, lo maniataron y le pegaron tres balazos (uno en su boca -sin orificio de salida-, otro en el codo y el tercero en la rodilla). Una vez dado de muerte, escondieron su cuerpo debajo de una parrilla que estaba en un balcón.
A su vez, se habrían quedado dos días (el domingo y parte del lunes), hasta pidieron empanadas a una rotisería. También quisieron vender sus pertenencias a través de las redes sociales.
En la noche del lunes 25 de junio, alrededor de las 22 horas, la Policía halló el cuerpo de Loza. Uno de los acusados del crimen fue capturado en una obra en construcción de Colonia Escalante; y el otro en un domicilio de la calle Tomás Mason.