domingo, 22 septiembre 2019
Inicio La Pampa Un pampeano es campeón argentino de fisicoculturismo

Un pampeano es campeón argentino de fisicoculturismo

EL DEPORTISTA SANTARROSEÑO DISPUTARA SUDAMERICANO DE QUITO

El joven santarroseño Lucas Montigni (26) se consagró doble campeón de fisicoculturismo, en el torneo realizado el pasado fin de semana en Córdoba capital, y el 7 de septiembre estará en Quito, Ecuador, participando del Sudamericano con el seleccionado argentino de la especialidad.
Lucas -trabajador de la Cámara de Diputados de la provincia-, es hijo del recordado Mario Montigni, quien fuera jugador emblema del fútbol de Atlético Santa Rosa, y de Graciela Bono. Es hermano de Martín, también destacado ex futbolista de la entidad alba,
Montigni logró el título de campeón argentino (IFBB) en dos categorías diferentes: culturismo clásico y Classic Physique. «Fue muy emocionante, porque justo se dio esto cuando se cumplían 10 años del fallecimiento de papá», recordó en diálogo con LA ARENA.
«Con mi padre tenía una relación hermosa y tuve la suerte de tener una infancia espectacular… cuando era más chico jugaba al básquet en Belgrano y fui campeón provincial; y también ganamos los Juegos de la Araucanía con la selección pampeana», agregó.

«Empecé en Córdoba».
Lucas, que mide 1,93 y pesa más de 100 kilos, es un pibe amable, siempre de buen talante y sumamente apreciado por sus compañeros. «La verdad es que me gustaba el básquet, pero cuando me instalé en Córdoba para hacer la carrera de Técnico en Higiene y Seguridad Industrial (regresó a Santa Rosa con ese título) conocí un entrenador que me propuso empezar con el fisicoculturismo… lo cierto es que empecé, me gustó y no dejé más», explicó.

El campeón.
Desde entonces Lucas participó de 17 campeonatos, ganando nada menos que 12; y ahora acaba de consagrarse para ser además representante argentino en el sudamericano de Ecuador.
«Fue una linda alegría… pero no pude en ese momento dejar de acordarme de mi padre, porque se cumplían 10 años de su fallecimiento… Sí, podría decirse a lo mejor que fue una suerte de homenaje», completó.

«Entrenamiento superintensivo».
Cuando se le pregunta por qué razón la disciplina resulta cuestionada, responde que «es cierto que algunos la miran mal, porque se dice que hay uso de algunas sustancias y cosas raras… pero la verdad es que se hace un entrenamiento superintensivo, una dieta extrema, y siempre con un descanso que tiene que ser el apropiado», señala.
En las últimas horas el joven ha recibido múltiples felicitaciones por su logro, y ya tiene la mira puesta en el próximo compromiso que supone -nada más ni nada menos- representar a nuestro país en un torneo continental.