Inicio La Pampa Luz verde para un proyecto minero

Luz verde para un proyecto minero

OTRA PROPUESTA MENDOCINA QUE PREOCUPA A LA PAMPA

El Senado de la provincia de Mendoza aprobó por amplia mayoría el proyecto de exploración minera Hierro Indio, una propuesta que contempla una inversión de unos 2 millones de dólares en la etapa exploratoria. La mina se encuentra cerca de la ciudad de Malargüe y en caso de que en un futuro se reactive su producción, tomará agua de ríos interprovinciales. En Mendoza el impacto es «más político que económico» ya que rompe el cerco sobre la minería metalífera que impusieron algunos grupos ambientalistas.
La votación de ayer en el Senado resultó 30 votos a favor, 4 abstenciones 1 en contra. Los medios de comunicación de Mendoza han puesto el énfasis en que es la primera vez en 50 años que se autoriza un nuevo proyecto minero. La semana pasada, el proyecto había logrado la media sanción de la Cámara de Diputados mendocina, también por mayoría.
El proyecto aprobado, que contó con la firma del gobernador Alfredo Cornejo, otorgó un permiso a la firma «Hierro Indio SA» para realizar tareas de exploración en la mina ubicada en Malargüe. Lo que se hizo fue avalar la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto.
En los próximos dos años se concretará una inversión de unos 2 millones de dólares destinada a conocer con precisión el volumen de las reservas de hierro existentes en el lugar. Una vez terminadas las tareas de exploración, la compañía podrá determinar si el negocio es rentable o no. En principio se estima que el yacimiento permitirá un volumen de producción equivalente a un tercio de todo el hierro que importa Argentina.
Esta estimación se basa en el ritmo de producción que tuvo la mina durante sus años de actividad, que fue entre 1949 y 1973, que osciló entre 30 y 60 toneladas diarias.
El último proyecto de minería metalífera que se aprobó en la provincia de Mendoza fue el proyecto Sierra Pintada, en San Rafael. Fue a principios de los ’70 cuando obtuvo autorización.
Los pasivos de uranio de esta mina recién empezaron a ser remediados este año, un cuarto de siglo después de su cierre en 1994.

Sigue Potasio.
Desde la sanción hace 12 años de la ley mendocina 7722, ningún proyecto había logrado cumplir con todos los requisitos que contempla esa norma.
Según destacó el portal informativo Mendoza On Line, en la sesión de ayer muchos aprovecharon para cruzar chicanas y avanzar más allá. Por un lado, porque en 2014 Hierro Indio fue presentado y la Legislatura le dio la espalda. Ahora, se aprobó.
Además, algunos legisladores hablaron sobre la idea de reformar la ley 7722 para que no sea necesaria la aprobación legislativa. El senador Alejandro Abraham y su colega Juan Agulles fueron en ese sentido y anticiparon que van a pedir el tratamiento de los proyectos que apuntan a cambiar la ley y abrir la puerta a nuevos proyectos o a aquellos que habían fracasado en intentos anteriores.
Además de Hierro Indio, buscan que en el corto plazo se destrabe el reimpulso de Potasio Río Colorado de la mano de una sociedad entre dos empresas estatales. Emesa, que se quedaría con los derechos mineros que dejará la brasileña Vale, y la china Shanghai Potash. Esa firma asiática, que tiene un pre acuerdo con Mendoza, tiene un sector de desarrollo e investigación que usaría al proyecto mendocino para intentar generar otros productos en base al potasio.

Sigue mina de potasio
Tras la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental de Hierro Indio -con lo cual se cumplió el principal escollo que impone la ley 7722-, ahora las miradas están puestas en la reactivación de la explotación de la mina de cloruro de potasio del paraje Pata Mora, en el sur mendocino y sobre el cauce del río Colorado. Este proyecto Potasio Río Colorado sí tiene un impacto aún más directo sobre el recurso interprovincial y ha valido en su etapa anterior enormes reclamos de La Pampa y otras provincias de la cuenca de ese río.