Macri a intendentes: pidió más ajuste en tarifas y empleados

BAJADA DE LINEA EN LA REUNION DEL PRESIDENTE CON 18 JEFES COMUNALES

El presidente de la Nación Mauricio Macri encabezó una reunión en la Casa Rosada con un grupo de intendentes, entre ellos el radical Leandro Altolaguirre, de Santa Rosa, a los que les pidió compromiso con la reducción del déficit fiscal. En ese sentido, hizo hincapié en las plantas de personal y también en el desfasaje que pudiera existir en las tasas.
Macri recibió a los intendentes con un almuerzo. Según se informó desde la Casa Rosada el objetivo fue, al igual que lo hizo con algunos gobernadores, trasmitirles tranquilidad y comentarles los pasos a seguir del plan económico del Gobierno. El pedido concreto fue que “reacomoden” las tasas municipales de sus respectivos distritos para “alcanzar el nivel de equilibrio”. Macri hizo hincapié en “el gasto de la política” y en que no se “parará ninguna de las obras que hayan comenzado”.
En Santa Rosa, las tasas se “reacomodan” todos los años, con la sanción de la ordenanza tarifaria. Allí los gobiernos comunales deciden cuánto aumentarán el precio de los servicios. Otras tarifas, como las del servicio de micros urbanos o de taxis, tienen fórmulas polinómicas de ajuste semestral.

Esfuerzo.
“El Presidente les transmitió que este esfuerzo para sacar a la Argentina para adelante requiere de un compromiso de toda la clase política y dirigente. La responsabilidad no es sólo del gobierno nacional, sino también de los gobernadores y los intendentes”, sostuvo el subsecretario de Relaciones Municipales, Lucas Delfino, en declaraciones a los periodistas acreditados en la Casa Rosada.
El funcionario nacional destacó que en el encuentro de dos horas en el Salón Eva Perón el jefe de Estado explicó “cuál es la situación de la Argentina y cuál es el rumbo” del país porque los intendentes plantearon que “necesitaban certidumbres”.
“En este momento complejo, los intendentes tienen un rol preponderante en esta Argentina federal. El vínculo no es sólo con los gobernadores, sino que al Presidente le interesaba mucho conocer cuál era la situación de primera mano con los intendentes sobre la situación económica, las tarifas”, relató Delfino.

Que ajusten otros.
El funcionario aseguró que los jefes comunales le preguntaron al presidente en qué sectores realizaría el ajuste y que Macri respondió que lo debían hacer todos en conjunto. “El impacto del gobierno nacional en la responsabilidad es acotado con respecto a lo que tienen que hacer las provincias y los municipios en entender que hay que cuidar cada peso de los argentinos para que vayan a donde tienen que ir”, narró el subsecretario.
Delfino tuvo cuidado al elegir las palabras con las que describió el pedido de Macri a sus comensales. Pues refirió que les pidió que atiendan “desde el desfasaje de muchas de las tasas hasta el cuidado de las plantas (de empleados) municipales”.

Asistentes.
Junto al mandatario estuvieron presentes el ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, y el subsecretario Delfino. De los 23 jefes comunales de capitales provinciales, solo cinco se ausentaron: Horacio Quiroga (Neuquén), Gustavo Sáenz (Salta) y Alberto Paredes Urquiza (La Rioja), todos ellos con problemas de agenda; Walter Vuoto (Ushuaia) y Jorge Capitanich (Resistencia), quienes no respondieron a la invitación de la Rosada.
Además de Altolaguirre, estuvieron José Corral (Santa Fe), Julio Garro (La Plata), Rossana Artero (Rawson), Ramón Mestre (Córdoba), Eduardo Tassano (Corrientes), Sergio Varisco (Paraná), Jorge Jofre (Formosa), Raúl Jorge (San Salvador de Jujuy), Rodolfo Suárez (Mendoza), Mario Losada (Posadas), José Foulkes (Viedma), Franco Aranda (San Juan), Ariel Ponce (San Luis), Roberto Giubetich (Río Gallegos) y Germán Alfaro (San Miguel de Tucumán).

Senadores aprobarían el proyecto
En la previa de la sesión del Senado por las tarifas, el Gobierno logró ayer restarle un voto al proyecto de la oposición para limitar los aumentos, pero el Bloque Justicialista ratificó que avanzará hacia la aprobación de la iniciativa.
Mientras el Bloque Justicialista que preside Miguel Pichetto se reunía en el segundo piso del Senado, el presidente Mauricio Macri y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, recibieron en Casa Rosada a senadores del Interbloque Federal que encabeza Juan Carlos Romero.
Fuentes parlamentarias confirmaron que en ese encuentro el oficialismo logró dar vuelta el voto del neuquino Guillermo Pereyra, que se contaba entre los senadores que votarían a favor del proyecto de la oposición pero finalmente lo hará en contra y acompañará la iniciativa del oficialismo.
De ese encuentro con Macri, participaron Romero, Pereyra, Cristina Fiore, Lucila Crexell y el santafesino Carlos Reutemann, por el Interbloque Federal, y los oficialistas Federico Pinedo y Humberto Schiavoni.
En paralelo, los senadores del Bloque Justicialista, más el santiagueño Gerardo Zamora, se reunieron en el despacho de Pichetto y allí definieron “mayoritariamente avanzar con el proyecto que viene de la Cámara de Diputados”, según informaron voceros de esa bancada al término del encuentro.

Votos.
De cara a la votación, la oposición cuenta hasta el momento con los votos necesarios para sancionar la ley que establece que las tarifas de gas, electricidad y agua, no pueden subir por encima del índice de variación salarial, mientras que el oficialismo no llega al número para imponer su proyecto de rebaja del IVA en las facturas.
De acuerdo con las fuentes, tanto los intentos de la semana pasada para abrir una fisura en el bloque como el mensaje que dio el Presidente el último lunes, cuando le pidió al peronismo que demuestre “que no se deja conducir por las locuras que impulsa Cristina Fernández de Kirchner” unificaron a la bancada.
Una muestra de ello es que de los cuatro senadores del bloque que la semana pasada pusieron en duda su acompañamiento a la iniciativa dos decidieron votar a favor: son Guillermo Snopek y Carlos “Camau” Espínola.
De los dos restantes, el único que hasta el momento votaría en contra sería el salteño Rodolfo Urtubey, mientras que el catamarqueño Dalmacio Mera está en duda.
En la reunión del Bloque Justicialista hubo consenso respecto de que el proyecto, que plantea que los servicios para usuarios residenciales no suban por encima del índice de variación salarial, no es bueno y que beneficia principalmente a la zona metropolitana, pero que lo central en este momento es enviar un “mensaje político” al Gobierno.
Algunos de los senadores lo ven de otra manera: no quieren quedar pegados a iniciativas impopulares del Gobierno como les ocurrió, según dicen, durante diciembre del año pasado con la reforma previsional.

Frigerio
El ministro de Interior, Rogelio Frigerio, consideró que el proyecto de ley que impulsa la oposición “es totalmente unitario” porque, según consideró, “sólo beneficia a los porteños y a la provincia de Buenos Aires”.
“Así escrita, sólo devuelve las tarifas a los que tienen Edenor y Edesur”, explicó el funcionario nacional.
“Además es un proyecto que violenta el Presupuesto que se votó hace unos meses. Y genera un costo fiscal altísimo, son unos 170 mil millones en dos años”, completó.
Frigerio defendió el dictamen del oficialismo de rebaja del IVA en un 50 por ciento en las boletas de agua, gas y electricidad, proyecto acordado con algunos gobernadores y señaló que el Estado, al ceder parte de la recaudación, va a facilitar “bajarle la tarifa a las pymes”.
Contrapuso esta propuesta con el proyecto de ley de la oposición, del que dijo que va a tener un efecto nulo porque el presidente Mauricio Macri anunció de antemano que “la va a vetar”.
“Frente a este ley, que por lo bajo todos dicen que es mala y unitaria, el Presidente anunció que la va a vetar, o sea que a la gente no le va a quedar nada. Nosotros recibimos el mensaje político, pero la gente no recibe nada”, apuntó en declaraciones a Radio Con Vos.
El ministro se mostró pesimista respecto de las gestiones encaradas desde el nivel ejecutivo y legislativo para intentar convencer a un sector del bloque Justicialista: “No sé qué pasará en el Senado. Aparentemente hubo una reunión del bloque Argentina Federal y estarían acompañando la media sanción de Diputados, aún sabiendo que la ley es mala, atenta contra el federalismo y contra el Presupuesto votado hace cinco meses atrás por amplia mayoría”. (NA)

Apostar al diálogo
El Gobierno apuesta a dialogar “hasta último momento” para evitar que el Senado convierta en ley la iniciativa que propone retrotraer las tarifas.
“Hay instancias de diálogo en el propio Senado, aspiramos que se pueda lograr algo que esté en el marco de la racionalidad, y hasta último momento vamos apostar a ese camino de diálogo”, afirmó el Jefe de Gabinete Marcos Peña en declaraciones formuladas a la prensa al término de la reunión de gabinete encabezada por Macri en la Casa de Gobierno.
En este marco, Peña abordó el pedido que le hizo el presidente a los senadores del PJ cuando les reclamó no dejarse “conducir por las locuras que impulsa Cristina Fernández de Kirchner”.
Respecto al cruce de la ex presidenta a Macri por el calificativo de “locuras”, el jefe de Gabinete dijo que “no es atinado hablar que haya una descalificación hacia su persona, sino a una idea, si ellos consideran que hay fondos para pagar esta ley, que lo planteen”.