Inicio La Pampa "Macri apuesta a la timba financiera"

«Macri apuesta a la timba financiera»

MARIN Y LAS FINANCIERAS

En La Pampa hay alrededor de 30 financieras que están en el centro de las miradas a partir de las tasas usurarias que cobran a los estatales y principalmente a aquellas personas de bajos recursos. En Diputados, se comenzó a debatir en la semana un proyecto de ley para poner un tope a las tasas que se perciben en la provincia.
El diputado provincial Espartaco Marín, jefe del bloque PJ, dijo que «es un tema importante a legislar en el país y también en La Pampa» y planteó la posibilidad de crear un fideicomiso con fondos «suficientes» para el sector de personas que no están bancarizados y que tienen que acudir a las entidades financieras no reguladas por el Banco Central. Dijo que el gobierno de Mauricio Macri «apuesta a la timba financiera y no a la producción genuina».
El proyecto de «tope de tasa», en el que también participaron los diputados Luis Solana (PS) y Martín Berhongaray (UCR), fue presentado en 2018 y ahora avanzará en la comisión de Legislación General, a donde concurrirán autoridades del Poder Judicial la próxima semana. A modo informal, ya se consultó sobre el proyecto a la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) y al Ministerio Público Fiscal.
«Con Defensa del Consumidor, trabajamos ciertos criterios de protección para los usuarios con las financieras que habían proliferado en forma excesiva en la provincia, en Santa Rosa, General Pico y en muchas localidades del interior», dijo Marín. Los problemas con las financieras son «una de las principales que plantean los consumidores en la Defensoría», agregó en Radio Noticias.
Después de sancionar en noviembre del año 2017 la ley que regula a las entidades de crédito para consumo no legislados por la Ley de Entidades Financieras, ahora se avanzará en la Legislatura para establecer distintos requisitos a las financieras que pretendan instalarse en La Pampa.
«Para la discusión legal van a decir que es una discusión nacional, pero nosotros creemos que La Pampa tiene facultades administrativas para que las prestamistas que quieran instalarse tengan que cumplir requisitos como el tope de tasa que no pueda exceder el 15 por ciento del Costo Financiero Total (CFT)», explicó Marín. «No es lo mismo que la tasa de interés que siempre es menor que el CFT donde las financieras te imponen seguros, bonos, sellos y te cobran por encima del crédito que se obtiene», siguió.

Fideicomiso.
Marín señaló que «también creemos que no solo basta con prohibir a las financieras no registradas por el Banco Central, porque hay un sector social que está fuera del sistema formal, no tiene recibo de sueldo y no cumple los requisitos de los bancos y a ese sector también tenemos que llegar».
Agregó que «el Banco de La Pampa nos planteó la posibilidad de analizarlo desde la Fundación» y planteó la posibilidad de «conformar un fideicomiso que se nutra de fondos suficientes para volcarlos a ese sector» que no está bancarizado. «El banco por naturaleza tiene requisitos para la toma de créditos. Vamos a trabajar en ese sentido, en otra ley que también venimos conversando con Solana y Berhongaray porque son temas que trascienden la discusión ideológica».
«Parece un contrasentido regular las prestamistas cuando es parte del enriquecimiento desmesurado del sistema financiero y el mecanismo de producción del país pasa por la timba financiera y no la producción genuina. Ese es el contexto y esperamos revertir esa situación en agosto, en octubre y si hace falta en noviembre», finalizó.