Inicio La Pampa Macri le dio a Mendoza la plata para Portezuelo

Macri le dio a Mendoza la plata para Portezuelo

APUESTA A LA DESERTIFICACION DE LA PAMPA

El gobernador mendocino Alfredo Cornejo firmó ayer en Buenos Aires el convenio con el gobierno nacional por el cual Mendoza recibirá 1.023 millones de dólares para licitar la construcción de la represa Portezuelo del Viento. La licitación no la hará el gobierno nacional sino la propia provincia de Mendoza. Tanto Cornejo como el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, insistieron que la energía que genere la futura represa quedará en manos de Mendoza.
«Nos pasan los recursos que tenía el Estado Nacional con Mendoza», sostuvo el gobernador mendocino en declaraciones que transcribieron medios de su provincia tras firmar el acuerdo con el Ministerio del Interior, en la Casa Rosada. «Fueron sucesivos acuerdos que no se cumplieron y que hoy se hicieron realidad con la emisión de estos bonos que pagan la deuda con la provincia y que permite financiar esta obra de infraestructura importante para el desarrollo del Sur de Mendoza y para la energía de toda la provincia», afirmó.
El ministro de Gobierno mendocino, Lisandro Nieri, también participó de la reunión en Casa Rosada y desde allí señaló que «con este acuerdo, luego de ser ratificado, la provincia va recibir en los próximos 5 años el equivalente a 1.023 millones de dólares para realizar la obra civil hidroeléctrica, la traza de las dos rutas y la relocalización de Las Loicas».

Antecedentes.
El diario Los Andes recordó que «en diciembre del 2018 se realizó la presentación de los proyectos técnicos, en mayo de este año el gobernador mendocino participó de una nueva reunión del Consejo de Gobernadores del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) en donde se materializó la elevación a conocimiento del estudio de impacto ambiental regional de la obra Portezuelo del Viento, realizado por la Universidad Nacional del Litoral y la Universidad Nacional de La Plata». Este estudio, según Los Andes, «fue debidamente aprobado por el Comité Ejecutivo del organismo de cuenca», algo que no es cierto ya que La Pampa lo rechazó y, de hecho, pidió al presidente Mauricio Macri que emita un laudo para dirimir este diferendo.
«En ese acto se entregaron las copias del voluminoso estudio a todas las provincias de la cuenca. Luego de eso, los presentes firmaron el acta que avala los resultados a favor de realizar la obra. Solo contó con la objeción de La Pampa y la aprobación ya se la dio el Comité Ejecutivo del Coirco», insistió Los Andes.

Un mal día.
La jornada de ayer no fue favorable para La Pampa en cuanto a sus recursos hídricos compartidos. A la adjudicación de esos 1.023 millones de dólares para Portezuelo del Viento, se sumó que el gobierno nacional adjudicó la segunda etapa de la construcción del dique El Tambolar, sobre el río San Juan. Es una represa que también generó una reacción judicial de La Pampa, que resiste el avance unilateral de esa provincia sobre un recurso interprovincial.
El diario El Cronista informó que en 45 días comenzará la construcción de la segunda etapa de la obra, a la que consideró «la licitación más importante en lo que va del año en lo que se refiere a monto y tamaño». Según un documento al que accedió el diario porteño, luego de una puja en la que se presentaron cuatro ofertas para hacer la obra que contaba con un presupuesto inicial de u$s 743 millones, se decidió adjudicar la construcción a la UTE conformada por Panedile Argentina, Sacde, Sinohydro Corporation, Petersen Thiele y Cruz, por un monto de 482 millones de dólares.
«La diferencia entre lo presupuestado y lo que terminaron ofreciendo las empresas es significativa», explicaron desde el entorno de Pablo Bereciartúa, secretario de Recursos Hídricos de la Nación, oficina de la que depende el proyecto y de donde saldrán los fondos para pagarla. Teniendo en cuenta lo presupuestado y lo que se terminará pagando se obtuvo una reducción de poco más de 55 por ciento.

Devolución de favores
Horas después de haberse hecho pública la noticia, el procurador General de Rentas Hernán Pérez Araujo sostuvo que el convenio representa una «confirmación del desprecio» que Nación tiene hacia La Pampa, «que no ejecuta el pago de una deuda que tiene con nuestra provincia, con sentencia firme de la Corte Suprema de Justicia, por $4.000 millones y, en cambio, dispone 1.023 millones de dólares para que Mendoza empiece una obra que está observada y cuestionada».
El funcionario apuntó que el beneplácito del presidente Mauricio Macri es una «devolución del favor» por el «silencio» del gobernador y presidente de la UCR nacional, Alfredo Cornejo, ante la conformación del entramado electoral en el frente «Juntos por el Cambio». En un mismo sentido se expresaron el electo gobernador pampeano Sergio Ziliotto y la Asamblea por los Ríos, quienes criticaron duramente la decisión del Gobierno Nacional de avalar el criticado proyecto.
«Es una obscenidad política que no solo debería sorprendernos a los pampeanos, sino que tendría que convertirse en un escándalo nacional», planteó Pérez Araujo, quien señaló que dicho acuerdo es un «adelanto» del laudo presidencial que solicitó la Provincia.
Como respuesta a la firma de convenio, La Pampa ya adelantó que «en cuanto Mendoza resuelva el llamado a licitación lo vamos a impugnar judicialmente, porque sabemos que el derecho nos asiste y tenemos la claridad jurídica y la responsabilidad política para que esto se detenga».