Maldonado irá a juicio directo

EL CONDUCTOR QUE HABIA MATADO A DOS MUJERES EN UN CHOQUE

Luis Oscar Maldonado podría recibir una pena de hasta seis años de prisión efectiva, aunque por los años que ya cumplió de la sentencia anterior serían unos tres años y medio los que tendría que pasar tras las rejas en caso de ser condenado con la máxima pena contemplada por el delito que cometió esta vez.
El lunes a la madrugada fue detenido por la policía cuando realizaba maniobras peligrosas en la avenida Perón, y tras ser trasladado a la comisaría y sometido al alcotest, se descubrió que conducía con 2.23 gramos de alcohol en sangre. Como tenía una inhabilitación judicial para conducir, habría cometido el delito de “quebrantamiento de condena”, y se encuentra detenido a la espera del juicio.

Condicional.
Maldonado, de 47 años, había sido condenado en 2013 a cuatro años de prisión efectiva por el homicidio culposo de María Elida García y Margarita Riela, y a diez años de inhabilitación para conducir. Según informó una alta autoridad judicial, cumplió bastante tiempo de su pena en la Unidad 25 de General Pico, y en octubre de 2017 salió en libertad condicional. Al momento de su captura el lunes pasado le restaban un año y siete meses para culminar con la sentencia.
Según la fuente consultada por LA ARENA, si bien el fallo fue en 2013, la condena se efectivizó algún tiempo después, ya que el imputado de homicidio habría apelado incluso ante el Tribunal Superior de Justicia, gozando de libertad hasta la decisión desfavorable de esa última instancia penal de la provincia.

Juicio.
En tanto, desde la Justicia aseguran que el nuevo juicio comenzará dentro de diez días hábiles, principalmente porque Maldonado fue detenido “in fragantti” y además habría las suficientes pruebas como para que la fiscalía consiguiera una condena rápida. Fuentes cercanas a la investigación dijeron a LA ARENA que las principales pruebas presentadas ayer en la audiencia en el juzgado fueron los testimonios de los agentes que lo detuvieron, del vecino que se comunicó con el 101, el alcotest positivo y la nula documentación legal que poseía del vehículo, un Volkswagen Vento que el imputado dijo que era de su hija.
“El quebrantamiento de condena es una figura específica para gente que suele cometer este tipo de delitos”, explicó una autoridad consultada. “Si el condenado incumple con las reglas de conducta propias del estado de libertad condicional, como no consumir estupefacientes o bebidas alcohólicas, puede ser condenado a algunos meses de prisión, pero como este caso es más grave podría pedirse desde la fiscalía hasta dos años, que es el máximo contemplado. Además, como es reincidente, se unificaría con la pena de cuatro años que le fue otorgada, y entonces le quedarían seis años de prisión, a los cuales habría que descontar los que cumplió en la cárcel y en libertad condicional”, concluyó la fuente.

Homicidio.
El hecho por el que fue encontrado culpable Maldonado ocurrió el domingo 11 de septiembre de 2011 a las 5.15 de la madrugada, cuando a bordo de su camión cruzó en rojo un semáforo en Circunvalación e Illia y tras embestir un Volkswagen Fox se dio a la fuga. A bordo de ese vehículo circulaban Margarita Beatriz Lobato (60) junto a María Elida García (61) y su madre Margarita Riela (84). Estas últimas dos mujeres murieron, mientras que Lobato sufrió heridas graves pero sobrevivió.