Inicio La Pampa Malestar de padres en un jardín

Malestar de padres en un jardín

EXIGEN SOLUCIONES

Un grupo de madres de niños que asisten a un jardín de Santa Rosa manifestó su preocupación por el abordaje ante distintos hechos que ocurrieron dentro del establecimiento.
Las madres hicieron pública la situación ayer y, en diálogo con LA ARENA, revelaron que los hechos se registraron en el mes de marzo cuando una de las mamás hizo «la primera exposición diciendo que mi nene había escuchado un término que no es normal en un nene de cuatro años, una expresión con intención sexual. La respuesta fue que lo iban a trabajar con Educación Sexual Integral (ESI)».
Sin embargo, afirmaron que eso no sucedió y que la situación fue empeorando hasta que en el mes de octubre ocurrió un hecho grave. «Los padres vienen, lo comunican en el jardín y piden que le avisen a las familias. En el jardín lo que hacen es llamar a las familias de esos niños y en vez de decirle bien la situación, le dicen que los chicos tienen un vocabulario no adecuado para su edad y que estaban teniendo actitudes de exploración».
A su vez, sostuvieron que las familias se fueron enterando por otros padres. «Nos enteramos que la mamá más afectada en la situación no estaba enterada», indicaron.
«Tuvimos muchas reuniones, recién venimos de una reunión donde estuvo Coordinación, el CAE, psicólogos, menos los docentes del curso. Se nos propone que sigamos manteniendo confianza en el jardín pero es imposible. Se nos pidió como padres sugerencias, ¿qué sugerencias vamos a dar? Si yo recién me entero», agregaron.
Los padres aclararon que lo que solicitan es que los niños tengan la asistencia que corresponde. A su vez, cuestionaron a la institución porque recién la semana pasada «empezaron con el Centro de Apoyo Escolar (CAE)», cuando los hechos empezaron a registrarse desde marzo.
«Nosotros nos dirigimos a la institución, por los directivos que se manejaron mal desde el principio. Si un nene en marzo está dando una señal de aviso, algo tenés que hacer y evitar todo esto», señalaron.

Educación.
Fuentes cercanas al Ministerio de Educación explicaron a LA ARENA que habiendo tomado conocimiento de la situación se llevaron adelante diferentes acciones para «acompañar las trayectorias escolares de los y las estudiantes que asisten a la institución, y fundamentalmente resguardar el derecho y la integralidad de cada uno de ellos, respetando la privacidad por ser menores».
En ese sentido, precisaron que «se llevaron diferentes acciones, entre ellas: comunicación y trabajo en conjunto entre los profesionales pertenecientes al Centro de Apoyo Escolar y profesionales de la Dirección de Niñez y Adolescencia y Violencia Familiar».
También se elaboraron «entrevistas habilitando la escucha directa a las familias, mediante el desarrollo de reunión general y con la planificación de entrevistas individuales» y se brindó «el compromiso del acompañamiento con profesionales del área de psicología y una trabajadora social».
Finalmente, hubo una «organización del trabajo corresponsable entre institución, familia y equipos técnicos de diferentes áreas en la institución, no vulnerando el derecho de los niños».