Inicio La Pampa "Manejan emociones y no la información"

«Manejan emociones y no la información»

MINISTRO LAMENTO MANIPULACION DE MEDIOS NACIONALES

El ministro de Salud, Mario Kohan, se mostró indignado con los medios de comunicación que se dedican a «manejar emociones en lugar de hechos concretos» y añadió que «hacen tanto o más daño» el virus del Covid-19.
Kohan habló ayer por la mañana con el programa El Aire de la Mañana de Radio Noticias y allí no pudo disimular una mezcla de enojo y cierta perplejidad por el manejo informativo que hacen muchos medios nacionales respecto al coronavirus y que luego son replicados por ciudadanos y ciudadanas. Reconoció que lo atacan personalmente por las medidas sanitarias que adopta la Provincia pero dejó bien en claro que sus decisiones se basan «en el conocimiento científico y académico, no exentas de errores pero siempre con el fin de abordar de la mejor manera una situación extraordinaria» como la actual.
«La provincia, más allá de lo que se dice, nunca estuvo cerrada como se planteó: en momentos tuvimos más restricciones porque las medidas que debieron tomarse fueron necesariamente restrictivas. Entiendo las cosas que se dicen, en los grupos que piden que abramos la provincia, pero debemos discutir en función del conocimiento. Si se cierran las fronteras se quitan libertades pero si se abren, la gente se enferma. Si anunciamos que hay enfermos queremos asustar, y sino nos critican porque no lo hacemos, entonces muchachos; pongámonos de acuerdo con lo que tenemos que transmitir y lo que no», reflexionó.
Para Kohan, en este contexto aparecen «falsos dilemas que no existen, aparecen los opinólogos de sillón y hay campañas de difusión que no dicen la verdad, y la verdad que uno no puede salir todos los días a aclarar lo que hizo o dejó de hacer. Hoy en los medios nacionales hay manejo de las emociones en lugar de hechos concretos. Se genera todo un microclima que es una locura, y lo que se necesita es el análisis serio y responsable, no solo mover emociones haciendo llorar a una madre frente a una cámara».

Agresiones.
El funcionario, en tanto, añadió que «para opinar de un tema, hay que saber. Para opinar hay que estudiar, hoy en muchos lugares se genera que no seamos creíbles quienes tenemos responsabilidades, yo recibo muchas agresiones personales de personas que ni conozco y me entristece y me duele mucho porque no soy ni la mitad de lo que me dicen. Si me tienen que agredir, háganlo, sé muy bien que son las reglas del juego, pero no tengan la menor duda de que tratamos de tener los mejores fundamentos del mundo para tomar las medidas que tomamos, todo en una situación extremadamente extraordinaria y en un contexto de enorme incertidumbre y eso mucha gente no lo entiende, parece que todo es blanco o negro, y yo también tengo hijos, nietos, hermanos y vivo como un ser humano».
Kohan reiteró que las discusiones «deben darse en función del conocimiento». «Cuando se comenten errores, uno lo acepta, y tratamos de subsanarlos, y si hay que pedir disculpas lo hacemos. Yo trato de hablar lo menos posible en los medios porque cuando me agreden personalmente sufro mucho, pero trato de mantener las ideas en función de lo que sé, yo no puedo aceptar que nos guiemos por la estupidez humana, que como decía Eisntein es infinita,
convivimos con un virus que cuando lo vamos a buscar nos impacta terriblemente».
En el final, Kohan expresó: «¿quién no quiere abrazar a su familia, a su hijo, a su abuelo, a su hermano? Hoy todos estamos absolutamente hartos, hartos incluso de escuchar a gente como yo; está claro que todos queremos lo mismo pero hay que hacerlo con inteligencia y cuidados».