Maquieyra, en la foto contra el aborto legal

EL PRO EN EL CONGRESO

En medio de las tensiones en Cambiemos por la divisoria de aguas ante el proyecto de despenalización del aborto, la vicepresidenta Gabriela Michetti alineó ayer en una fotografía con fuerte contenido político a cientos de funcionarios y legisladores de Cambiemos, entre ellos el pampeano Martín Maquieyra, que predicaron su mensaje “a favor de las dos vidas” en la Plaza de los dos Congresos.
En una suerte de contraofensiva de la facción autodenominada “pro vida” dentro de Cambiemos, Michetti fue la protagonista estelar de una movida política que tuvo como finalidad contrapesar la visibilidad que había tenido la puesta en escena mediática que el martes pasado habían montado los partidarios del aborto legal, con una fotografía similar en el mismo escenario, con el Palacio Legislativo de fondo.
Con pañuelos celestes atados al cuello y al grito de “sí a la vida”, Michetti logró la imagen que buscaba, rodeada de los ministros Luis Caputo (Finanzas), Guillermo Dietrich (Transporte), Alejandro Finocchiaro (Educación) y Andrés Ibarra (Modernización).
También se sumaron a la foto los senadores Federico Pinedo, Marta Varela, Inés Brizuela y Doria, Myriam Bodyajian, Silvia Elías de Pérez, los diputados Carmen Polledo, Gabriela Burgos, Luis Petri, Eduardo Cáceres, Martín Maquieyra, Martín Medina, Lucas Incicco y Karina Molina; el titular de Anses, Emilio Basavilbaso, y el vicepresidente del Banco Nación, Juan José Gómez Centurión.

“Las dos vidas”.
Maquieyra ya había adelantado en la semana, en un comunicado de prensa difundido en la provincia, su clara posición anti legalización del aborto. El piquense fue el único diputado pampeano en manifestar su postura y “en defender las dos vidas” en el debate que se dio en la Cámara baja.
En tanto, consultada por la prensa, Michetti le bajó el tono a la “guerra de fotos” al sostener que no existe “ninguna fractura y ningún quiebre” en el Gobierno. “Queríamos dejar en claro que al interior de Cambiemos, al igual que en todas las coaliciones, hay distintas posturas, no que hay una postura partidaria sobre esto”, dijo a NA.
“Hay que aceptar esta realidad y no pelear contra ella. Muchos creemos en Dios pero esto no está ligado a la religión sino al humanismo. Desde el humanismo es que uno cuida la vida. No hay sentido de derechos humanos si no hay sentido de la vida. Esto es lo que queremos cuidar”, concluyó.