Inicio La Pampa María Luz Alonso continuará en la administración del Senado

María Luz Alonso continuará en la administración del Senado

AUTORIDADES

La pampeana María Luz Alonso fue ratificada como secretaria administrativa del Senado de la Nación para el período legislativo 2021 que iniciará el próximo lunes. Ayer por la tarde se realizó la Sesión Preparatoria en la que «Luchy» fue propuesta para continuar en el cargo, por la presidenta del cuerpo, Cristina Fernández de Kirchner.
La senadora mendocina Anabel Fernández Sagasti fue la encargada de nominarla para el cargo, y al hacerlo fue muy elogiosa de la labor desarrollada por la pampeana. Señaló que «el 10 de diciembre de 2019, cuando asumió la nueva gestión, en el Senado se cortó la luz y no había grupos electrógenos. Cuatro meses después tuvimos la capacidad de generar sesiones virtuales, de generar firma digital de todos los senadores, y pudimos hacer que este poder del Estado siga dando respuestas ante una catástrofe mundial como es la pandemia».
El jefe del bloque oficialista, José Mayans, recordó el trabajo realizado el año pasado para instrumentar las sesiones remotas en el marco de la pandemia. «Hemos tenido un año excepcional, con más de 30 sesiones y más de 200 reuniones de comisión. Hubo un esfuerzo especial», destacó.
También seguirán en sus cargos Marcelo Fuentes (secretario Parlamentario), y los prosecretarios Mariano Cabral (Administrativo), Juan Pedro Tunessi (Parlamentario) y Diego Bermúdez (Coordinación Operativa). Por acuerdo entre oficialismo y oposición, fueron confirmados en sus cargos por un nuevo año, la presidenta provisional, Claudia Ledesma Abdala, y los tres vicepresidentes Martín Lousteau (UCR-Evolución), Maurice Closs (Frente de Todos) y Laura Rodríguez Machado (PRO).

Mucho trabajo.
Durante su primer año al frente de la administración del Senado, Alonso tuvo a su cargo la tarea de desarrollar las plataformas para sesionar de manera remota, con grandes resultados. Finalizando el 2020, destacó que «el año empezó con un nuevo desafío de gestión por delante, armar los equipos de trabajo en el Senado, comenzar a ordenar los circuitos administrativos, conocer a las trabajadoras y los trabajadores y que ellos me conozcan a mí».
Y añadió: «El coronavirus avanzaba a pasos agigantados por el planeta tierra hasta que un día nos llegó a nosotras y nosotros. Con el aislamiento obligatorio, todo cambió completamente, y tuvimos que adaptar todo a la virtualidad,
el mensaje que me había dado la presidenta del Senado, Cristina (Fernández de Kirchner), había sido muy claro: cuidar la vida y la salud de todas y todos antes que nada».
En esa línea, la dirigente oriunda de Victorica tuvo a su cargo el armado de una plataforma remota para que se puedan seguir desarrollando las tareas administrativas, otra para que las senadoras y los senadores puedan llevar adelante su trabajo, con su firma digital, y además disponer todo para poder hacer las sesiones virtuales. «Fueron muchísimas horas de trabajo, de pensar, hacer, probar, equivocarnos, corregir y volver a intentar. La responsabilidad de estar a la altura de las circunstancias de lo que demandaba nuestro país nos empujaba a hacerlo sin errores», aseguró. Y acotó que «cuando llegó la primera sesión, y salió bien, nos codeamos, y en mi caso también debo confesar que lloré mucho, y desde ese día no paramos de buscar lo mejor para el país y seguimos sin parar».