Marín: “La prioridad es la unidad”

TODAS LAS LINEAS DEL PJ CONCURRIERON AL ACTO DEL DIA DE LA LEALTAD

Ayer se celebró el Día de la Lealtad en la sede del Partido Justicialista de la calle Yrigoyen 162. Asistieron todos los sectores, y pese a que se transitan las semanas más intensas dentro del peronismo, por la cercanía a la definición de la fórmula en la carrera a la gobernación (se espera que sea a principios de diciembre), y a ciertas declaraciones que generaron revuelo, todas las líneas mostraron intenciones de unidad.
Por otro lado, el gobernador Verna no concurrió, pero dejó un mensaje donde también solicitó la unidad: “Les propongo un pacto de unión. La lealtad es una forma de responsabilidad, y unidos triunfaremos”, expresó el primer mandatario provincial en su mensaje.
Ésta sería la primera opción, y las internas partidarias la segunda. Así fue como lo dejaron en claro cada uno de los distintos dirigentes que conversaron con un periodista de LA ARENA minutos antes del acto. En la edición de este diario del pasado sábado 13, salió publicado un titular con la frase de Rubén Marín: “Si me dan a elegir, prefiero internas”. Ahora, con respecto a esa idea, el presidente del PJ afirmó, en momentos previos a su discurso, en diálogo con la prensa: “A veces las interpretaciones son equivocadas, es decir, que si no hay acuerdo que haya internas. La prioridad es la unidad”.
Marín fue el único orador, y ése fue el eje central de su discurso frente a toda la dirigencia y la militancia. “Hablando con unos y otros que en otro momento no hablaba, con nuestra unidad conseguiremos el objetivo. El cura villero Carlos Mujica decía que este no es tiempo de discutir si el cielo existe, hoy a lo que hay que confrontar es al infierno mismo”, comenzó diciendo Marín.
“Más allá de las discusiones que tengamos, que a veces son más para entretenernos que fundamentales, es tiempo de decir que este 17 de octubre sirve para rendir homenaje a ese acto que pasó, pero fundamentalmente sirve para decir que queremos ganar el proceso electoral”, dejó en claro el dirigente peronista.
Posteriormente, manifestó que “el pueblo común nos dice que nos dejemos de joder y que pongamos un gobierno justicialista, hagan el frente que tengan que hacer y terminen con las discusiones, que a veces son sin fundamento”.

“No podemos estar vigilanteando”.
En un momento dado, aclaró muchos de los comentarios que circularon esta última semana a raíz de algunas declaraciones suyas. “Algunos me descalifican porque dije que las internas no me molestan. Y no me molestan, si no hay posibilidad, dignamente qué otra cosa se puede hacer. Si acá hay 4 o 5 candidatos a intendente, ¿qué le decimos? ¿vos si y vos no? Mejor que jueguen y vamos todos juntos después, antes de que se vayan a otro partido”, expresó Marín.
En tanto, insistió con el deseo de unidad. “Dejen aquella bronca para ver cómo encontrar los elementos comunes. Queremos ganar las elecciones con votos. No podemos estar vigilanteando para ver quién dijo tal cosa, el tiempo de los milicos pasó. Tenemos que hacer un frente con quienes tienen vocación popular y nacional para enfrentar a este gobierno que tanto daño nos ha hecho”, indicó.

Interna en el periodismo.
En este sentido, se refirió al periodismo, ya que fue justo en ese ámbito dónde se generaron los revuelos entre algunos dirigentes. “No es que me causa rechazo el periodismo, en absoluto. Pero a veces sí creo que preguntan sin saber internamente cómo es el peronismo. Entonces por ahí alguien dice algo y entonces ya se arma un revuelo. No tienen que ser los medios para discutir las cosas”, pidió.
“Uno no tiene por qué ofender a nadie y algunos pareciera que instan en ver cómo esa ofensa es primordial. Tengamos cuidado con este proceso electoral, porque los medios, y no los de acá, sino los que tienen poder a nivel nacional, están atentos para ver cómo se genera una grieta”, advirtió.

Traición.
Hablando de la interna, señaló a los militantes que dejaron el peronismo y empezaron a trabajar para el espacio de Cambiemos, al mismo tiempo que criticó la poca “ética” de hacer política. “Estamos viendo también la actitud de algunos compañeros y de otro partido político que ponen los carteles de peronistas. La verdad que a algunos de los nuestros los usen para eso nos duele, pero más por ellos. Porque hay cosas que no se olvidan nunca, que es la traición. Eso te queda para siempre. No se puede llegar tan bajo, respeten che, un poco de ética”, reclamó.

Inequidad de la justicia.
Más allá de la interna, se refirió a las causas de corrupción, y al accionar de la justicia. “Es cierto que hay alguien del gobierno que recibió coimas y está preso, y al que la pagó sale caminando, de qué justicia hablamos, cómo no nos va a doler. Dónde alguien que se fue de apellido Caputo, en dos meses sacó del país 15 mil millones de dólares del FMI y se lo llevaron, pero ellos son los de cuello blanco. Nos duele la inequidad de la justicia que resuelve los problemas”, manifestó, y recalcó que “ellos no se equivocan donde se mueve la plata grande”.
Luego, habló sobre la situación económica y social del país. “Nunca viví un tiempo como éste. La gente quiere comer. Nos pega en el alma y nos duele. Y esa sensibilidad no la pierdan. Por lo menos lleguemos con una caricia a la gente. No dejemos que nos ganen la calle. No podemos regalar lo que sentimos, que es estar juntos con quienes más lo necesitan”, concluyó.

“Terminar con el sectarismo”
Durante su discurso, Marín también llamó a que se haga una autocrítica entre los diferentes sectores. Apuntó, primero, hacia aquellas personas que no quieren que, por ejemplo, Cristina Fernández se presente a las elecciones presidenciales, lo cual habilitó el momento para reivindicar su postura sobre la legitimidad de las internas y en este sentido el deseo de cualquier candidato a presentarse; pero inmediatamente pregonó por la unidad. Por otro lado, criticó el “sectarismo”.
“Este 17 tiene que ser un punto de inflexión para ver qué es lo que hicimos bien y mal. En la comisión política que presido, el tema fundamental es plantear si estamos en condiciones nosotros de proscribir a alguien o no. Yo no soy kirchnerista ni cristinista, soy peronista, pero votan todos. Y no somos quienes para poner obstáculos a la candidatura de nadie. Sí, me refiero a Cristina, que tiene el mismo derecho que todos”.
Marín deslizó esta declaración y despertó la algarabía de la militancia del Frente Peronista Barrial, que con mucha euforia se pusieron a cantar “vamos a volver, vamos a volver”.
“Sí, vamos a volver, es cierto, pero tengamos cuidado de no cometer p… como hicimos la vez anterior”, dijo, y equilibró los ánimos, ya que ese sector se calló y festejó otro.
“No sé si irá o no, lo que sí tiene que haber comprensiones de las dos partes. Tiene que terminarse con el sectarismo que algunos guardan, porque no vamos a ganar así. Aferrémonos a aquello que nos une”, exclamó.

“Mi mandato se termina”
El actual presidente del Partido Justicialista anticipó que dejará su cargo en el órgano partidario. En primer lugar, advirtió que el “cambio generacional significa que los jóvenes también tengan cuidado, porque nosotros nos rompimos el alma para que el peronismo estuviera vigente”. Entonces, el cuatro veces gobernador reprochó que “no pretendemos méritos pero tampoco la descalificación que algunos nos hacen”.
“Además mi mandato se termina en octubre, así que tendrán la posibilidad de reorganizar el partido como ustedes quieran”, adelantó.