Inicio La Pampa Marín quiere que Ziliotto presida el PJ

Marín quiere que Ziliotto presida el PJ

EL EX MANDATARIO DESTACO EL ROL DEL BLP

El ex cuatro veces gobernador, Rubén Hugo Marín, destacó el esfuerzo y las medidas que han tomado «tanto el Gobierno nacional como el provincial» en este contexto; pero deploró la actitud de quienes pretenden poner por delante «cuestiones políticas y partidarias», lo que calificó como «expresiones torpes». Agregó que se está priorizando la vida, y que la mayoría de la sociedad lo acepta de esa manera.
Por otra parte, en diálogo con LA ARENA, señaló que le pareció «excelente» la decisión del gobierno provincial de aplicar un mayor gravamen a la banca privada, a la vez que se manifestó a favor de un impuesto a la riqueza porque en otros países «es algo que se aplica».
-¿Cómo advierte las medidas que se tomaron?
-Pienso que ha sido lo mejor que se pudo hacer. Todo indica que dieron resultados, porque considerando muertos y contagiados es ínfimo comparado en el contexto internacional. Incluso con lo que pasa en países más desarrollados, que son el centro de la política y la economía mundial. Creo que tanto el Gobierno nacional como el provincial actuaron como debía hacerse.
-Hay sectores que pugnan por abrir la economía.
-Me parece que si las opciones son ver cómo todo funciona en la economía, o la vida de la gente… no hay dudas: comparto la actitud de los gobiernos nacional y provincial. Y además veo una solidaridad importante, pero también la actitud egoísta de sectores que indudablemente tendrían que poner más participación y no lo hacen.
-¿Advierte compromiso de la población?
-La sociedad toda está aportando. Los médicos, el personal de salud, enfermeros, docentes, choferes… Pero en tanto hay un sector al que sólo le interesa la cuestión económica. Las medidas son las mejores, pero supongamos que hubiera algunos detalles… lo que corresponde es poner solidaridad, tolerancia, porque ponernos en apreciaciones políticas y partidarias me parece algo muy torpe. Las broncas dejémoslas para después.
-Se insiste en dividir.
-Es que no creo que la grieta se termine del todo… porque se ven miserias, se actúa para ver cómo obstruís una actividad del gobierno.
-¿Qué opinión le merece el aumento de impuestos a la banca privada en la provincia?.
-Me parece excelente. Está muy bien por dos cosas: les interesa poco la solidaridad, y más en este momento es un egoísmo que no debe ser; y además la banca privada no deja la plata en La Pampa y a veces ni en el país. Por eso la medida es justa, y más en este momento.
-¿Y del impuesto a la riqueza, qué piensa?
-Me parece bien… ¡la pucha! Los que la tienen deben hacer un aporte personal. ¿Por qué? Porque todos colaboraron para esa riqueza: desde los gobiernos que los dejaron actuar, hasta los trabajadores que hicieron su esfuerzo en sus empresas. Tienen que hacer un aporte. Lo aplican en países centrales en mayor medida que aquí. Así que lo veo bien.
-¿Cree que después de esto van a cambiar muchas cosas?
-Ojalá esta situación sirva para construir una sociedad más justa. Pero veo cosas que son increíbles, como esa manifestación con un cacerolazo contra el comunismo… Es demasiado absurdo, no es serio. A ustedes ya les dije, y también a algún dirigente radical, que hay un problema de clase social. En La Pampa no la notamos y no la tenemos, pero sí en Buenos Aires.
-¿Cómo ve a la oposición aquí?
-Entiendo que aquí la oposición actúa con grandeza, y lo hace porque conoce a la sociedad pampeana. Y la verdad es que me siento orgulloso de ser pampeano y de la sociedad que tenemos. Cuando los problemas son como estos veo el aporte en su gran mayoría, y que se han compartido en gran medida todas las decisiones. Aunque siempre hay un sector reaccionario que estuvo, está y seguirá estando.
-¿Está decidido que no sigue al frente del PJ provincial?
-Está confirmado. Aunque por supuesto seguiré haciendo política con más tranquilidad, desde otro lugar, diciendo lo que entienda que tengo que decir, si esta pandemia nos deja… Lo que queda es fijar la fecha de elecciones, y ojalá después el partido sea parte de algo como no lo fue en este tiempo. Debo reconocer que en general siempre tuvimos buena relación con la oposición, y en su momento nos tocó tenerlo enfrente a Pacheco (Berhongaray) que fue un gran tipo, una gran persona, razonable, con el que se podía hablar.
-¿No ha sido convocado?
-No. Y no es que me moleste. Son formas de actuar, cada cual tiene su manera de hacerlo, sus reglas de juego y en virtud de eso trabaja. Aunque lo cierto es que con el peronismo no nos fue mal en la Pampa.
-¿Y quién será su sucesor?
-Por lo general el gobernador asume la responsabilidad, por lo que entiendo que (Sergio) Ziliotto tendrá bastante favoritismo.

El rol del Banco de La Pampa
Rubén Marín destacó el rol del Banco de La Pampa, y señaló que la entidad crediticia «es parte de nuestra identidad». Puso énfasis para señalar las diferencias con los bancos privados, argumentando que el BLP «excede el marco financiero. Es un elemento que nos identifica a los pampeanos» como sostén de la economía regional.
Marín se preguntó cómo sería hoy si se hubiera permitido -durante su gobierno- la privatización del BLP como sucedió con muchos otros bancos provinciales en el país.
Reivindicó el accionar de su administración diciendo que «no permitimos privatizar ni el banco ni las cajas previsionales. Me acuerdo que en ese momento fuimos a Olivos con (Jorge) Matzkin y (Néstor) Bossio a hablar con (Carlos) Menem que era el presidente… y bueno, tengo que reconocer que Menem aceptó, y hasta permitió que compráramos el Banco de Dorrego».
Marín rememoró que «en la interna yo había jugado con (Antonio) Cafiero, pero Menem siempre me atendió, y durante su mandato se hicieron muchas obras de infraestructura en La Pampa, como viviendas, rutas, la Zona Franca de Pico… después cada uno podrá calificar como quiera su gobierno, pero a nosotros nunca nos discriminó», agregó.
Sobre la compra del Dorrego explicó que en aquel momento «nos permitía salir de una economía solo agropecuaria, porque a partir de allí empezamos a llegar a Neuquén, Río Negro y localidades de provincia de Buenos Aires. Creo que el Francés estaba interesado en comprarlo, pero se nos priorizó a nosotros… ¿Cuál sería hoy la situación si no tuviéramos el Banco de La Pampa?», se preguntó.

La Región Patagónica.
El ex gobernador se lamentó que desde 2003 no se haya seguido acentuando la Región Patagónica, que se había empezado a hablar desde tiempos de (Ismael) Amit y su vinculación con Felipe Sapag, «aunque existían objeciones de Río Negro. Pero después esto cambió por gestión de Pacheco (Berhongaray), y a mí me tocó viajar a Neuquén para hablar con Sapag».
Fue «una movida fuerte, porque a las reuniones de la zona patagónica venían incluso los presidentes, y era un poder político en el que La Pampa no estaba sola».
Agregó que en el planteo que tenemos con Mendoza se podría actuar mejor posicionados, y también «por eso habría que volver a reforzar la Región Patagónica», concluyó.