Inicio La Pampa Marino apoyó la nueva ley

Marino apoyó la nueva ley

"EDUCACION Y MEDIO AMBIENTE COMO ALGO INTEGRAL"

El senador por La Pampa Juan Carlos Marino (UCR-Cambiemos) fue uno de los legisladores que hizo uso de la palabra en la sesión especial de ayer, al momento de dar tratamiento al proyecto de Educación Ambiental, que resultó finalmente sancionado como ley. Asimismo, el legislador pampeano aprovechó la ocasión para solicitar el pronto tratamiento de otras dos iniciativas de su autoría, sobre control de artefactos que emiten monóxido de carbono y otro relacionado al XV Congreso Argentino de Trasplantes, respectivamente.
La Ley de Educación Ambiental, incluye la temática del cuidado del medioambiente en la currícula escolar y establece el derecho a la capacitación en esta materia como política pública en todo el territorio nacional.
«Presentamos un proyecto de Educación Ambiental, y acompañamos el texto tratado en el recinto, porque estoy convencido que es momento de cambiar la relación que tenemos con el medio ambiente», sostuvo el legislador recordando una anterior iniciativa suya. «Gratamente podemos decir que alcanzamos un consenso pleno, federal. La legislación, fundamentalmente en lo relacionado a la educación, debía acompañar un proceso de cambio que, de manera lenta y acotada lamentablemente, se va dando en distintos ámbitos de nuestra vida como país».
«Es cierto que falta mucho por hacer y que el tiempo apremia», sostuvo el ex intendente de Miguel Riglos. «Las sequías, los incendios forestales y las inundaciones, por citar algunas de las contingencias que han afectado distintos rincones de nuestro territorio en los últimos años, son señales inequívocas de que debemos hacer más y que debemos empezar ahora».
«Entendemos que ese cambio debe ser impulsado desde el Estado, apoyado en una legislación actualizada e integral, donde la educación es el eje fundamental. Y no solo la educación escolar, muy importante desde ya, sino que creemos que todos los argentinos, sin importar dónde vivamos o si somos mayores o menores, tenemos el derecho a complementar nuestra formación con contenidos relacionados al cuidado del medioambiente. Eso buscamos cuando trabajamos en el proyecto junto a destacados especialistas y eso comenzamos a lograr hoy».
En la sesión de ayer también se aprobó que los senadores nacionales no perciban aumento en sus remuneraciones y que ese diferencial sea donado a instituciones de salud pública.

Detectores.
Acto seguido, Marino pidió celeridad en el tratamiento de otros dos proyectos de su autoría, uno sobre detectores de monóxido de carbono y otro relacionado al XV Congreso Argentino de Trasplantes.
En relación al primero de ellos, el senador pampeano explicó que establece que todo aquel artefacto que emita monóxido de carbono deberá comercializarse junto a un dispositivo que detecte la emisión de dicho gas a precio preferencial. Por otro lado, plantea la obligatoriedad de constatar la existencia de un detector al momento de realizar la habilitación de una instalación de gas y, además, crea un programa de prevención y concientización sobre las intoxicaciones por monóxido de carbono.
«El monóxido de carbono es un gas peligroso porque al carecer de olor, sabor y color, no es detectable a través de los sentidos. Tampoco irrita los ojos ni la nariz. Según el Ministerio de Salud, se estima que ocurren alrededor de 40.000 intoxicaciones por monóxido de carbono por año, la mayoría prevenibles y evitables, y que aproximadamente 250 de ellos terminan en muerte. Sin ir más lejos, hace pocos días en la Provincia de La Pampa debimos lamentar el fallecimiento de una familia completa por esta causa. Con un simple dispositivo, gran parte de esos hechos e intoxicaciones podrían evitarse».

Trasplantes.
La segunda iniciativa que reclamó Marino es la que declara de interés al XV Congreso Argentino de Trasplantes cuya realización está a cargo de la Sociedad Argentina de Trasplantes, y que se concretará entre los días 19 y 22 de mayo.
La Sociedad Argentina de Trasplantes es una Asociación Civil creada en 1982, que nuclea a médicos, bioquímicos, biólogos, psicólogos con intereses académicos y científicos en los trasplantes de órganos y su XV Congreso Argentino de Trasplantes posee una gran trascendencia científica.
«Mediante esta declaración de interés quiero hacer llegar mi agradecimiento a todos los profesionales que trabajan en lo relacionado al trasplante de órganos y, desde ya, a todo el personal de salud en general.
Este tipo de congresos profundizan el conocimiento, permiten el intercambio entre los actores que intervienen en el proceso de trasplante, y nutren a esta especialidad de experiencias y evolución en la trasplantología y demás especialidades vinculadas.