Marino: “No quieren ganar la elección o que gobierne la UCR”

CRITICA A CAMBIEMOS Y AL RADICALISMO

Juan Carlos Marino habló ayer con LA ARENA y explicó por qué había desistido de ser precandidato a gobernador por la UCR. “Dije que quería ser gobernador y no candidato, porque uno no puede casarse a la mañana y separarse a la tarde”, explicó.
“Porque lo que teníamos que hacer era la encuesta y estas no dieron la paridad que dijeron. Hicimos un pacto de caballeros para que nadie saliera lastimado, pero la verdad dentro de Cambiemos yo estaba ocho puntos arriba, en la otra estábamos muy parejos con Torroba y Mac Allister estaba veintipico puntos abajo. Nosotros tenemos que llevar a los mejores candidatos”.
“Me parece que no se quiere ganar la elección o que no se quiere que haya gobernadores radicales”, se quejó el senador radical, en obvia alusión a la dirigencia nacional de Cambiemos.

-¿Y qué pasó en la reunión del martes en la Casa Rosada?
-(Alfredo) Cornejo habló el miércoles con los tres (precandidatos) y a todos nos dijo lo mismo: que estaban (en Nación) al tanto de las encuestas, pero que el “Colo” había renunciado a la Secretaría de Deportes y que no era un gesto menor, que tenía derecho a jugar, lo que acepto pero que no comparto. Me inclino por un frente electoral cerrado lo más rápido posible, con los candidatos en la calle.

-¿Por qué renunció, por la situación de Cambiemos a nivel nacional o por el radicalismo local?
-No, es una conjunción de cosas. Creo que no fue acertado no tener una lista de unidad. Y este miércoles a la mañana, primero Francisco (Torroba) me dice que nos juntáramos dentro de una hora, después a otra hora y finalmente que se iba a hacer a las una y media por que Daniel (Kroneberger) estaba muy ocupado y no podía venir. Y como algo conozco de mi partido, le dije a uno de mi equipo que fuera hasta la oficina de Daniel para ver qué estaba pasando. Y ahí estaban todos juntos, todos los de Torroba y de Kroneberger, juntos, y eso no me gusta. Tenía que hacer lo que finalmente hice, dar un paso al costado, mostrar un gesto de madurez política y alejarme del primer lugar. Los periodistas daban por descontado que yo era el candidato, pero tenía que fortalecer el partido. Yo ambiciono el poder, pero más allá de querer ser gobernador, creo que el partido debe estar unido.

Jodidos
-Marino, ¿si hubiera tenido el respaldo nacional para ser el candidato, cambiaba la historia?
-No, Esto es como en una empresa para poner su gerente: o se pone el mejor u otro que sea más o menos. Para mí hay que poner al mejor.

-¿Por qué en Nación no aprecian ese mejor posicionamiento suyo en las encuestas?
–No lo se. Soy respetuoso de las decisiones que se toman aunque a algunas no las comparta Es una lástima porque tendríamos que copiar algunas cosas que hace el PJ, que hacen encuestas pero no las publican, y después de un liderazgo tan fuerte como el de Verna, logran una lista de unidad, sin problemas. ¿Por qué no lo podemos hacer nosotros? Porque si seguimos pensando en los 10 primeros diputados provinciales, estamos jodidos. Debemos pensar en los ministerios, en el BLP, Pampetrol, en el Ente de Río Colorado; hay mil cosas para trabajar, pero no mostramos vocación de poder.

-¿Hasta el miércoles todo estaba bien, pero ese día algo raro lo hizo renunciar?
-Lo juro por mis hijas, que son lo más importante para mí, que nadie me llamó para bajarme, son mentiras. Nadie me llamó de Buenos Aires para que hiciera un paso al costado A mí lo que me molestó mucho fue lo que pasó el miércoles a la mañana (la reunión furtiva entre Torroba y Kroneberger),porque somos personas grandes no te pueden llamar diciendo que Daniel estaba muy ocupado y estaban tomando café juntos. Esto no es serio. Escuché que Francisco dijo que había renunciado porque fue muchas veces candidato y porque tenía resistencia en el interior y entonces: ¿por qué se sometió a la encuesta?. Como radical me voy a romper el alma para que Daniel gane la primaria, o apoyaré al que gane.

¿Kroneberger – Berhongaray?.
El precandidato a gobernador por la UCR, Daniel Kroneberger, dijo que iba a hablar con Martín Berhongaray para ofrecerle ser el candidato a vicegobernador. “Estoy esperando que pase un pequeño trance de salud para conversarlo personalmente”, agregó.
Kroneberger no desecha que el cargo de vicegobernador sea ocupado por Martín Berhogaray. “El tema es así: (en el partido) acordamos de dejar abierto lo del la vicegobernación para explorarlo dentro del radicalismo y analizar todas las cuestiones vinculadas a la contención de los sectores internos, y también ante una eventualidad de una interna”.
“Una de las alternativas que se tiró fue la de Martín, porque es una persona que ha competido, que es conocida en toda la provincia, que tiene buena imagen.

-¿Se lo ofreció personalmente?
-No, porque Martín está pasando por un problemita de salud. No hablé con él, estoy esperando que pase este trance para poder hablar tranquilo. Tengo que consultarlo, ver si está predispuesto (a aceptar) y otras cuestiones. Esto será motivo de análisis del radicalismo en su conjunto, no hay nada concreto y cerrado en este sentido.

-¿Cómo van las gestiones con el PRO para hacer un frente y anotarlo este lunes?
-Se avanzó y se está sobre la parte legal. Se ha avanzado muchísimo.

-¿El lunes se inscribirá la alianza?
-Sí, sí, estoy completamente seguro.

-¿Habló con Mac Allister?
-Sí. para salvar algunas cuestiones en la conformación del frente, mas que nada en la faz legal que en la política.

Kroneberger dio cuenta que el vieres por la noche estuvo en Winifreda, para el lanzamiento del candidato local del radicalismo. “Con un espíritu ganador importante”, resaltó.

Torroba.
Luego de renunciar como precandidato a gobernador por la UCR, Francisco Torroba aclaró que no se presentará a la pelea por la Municipalidad de Santa Rosa. “No, no voy a ser precandidato a intendente”, le dijo a LA ARENA. En el radicalismo santarroseño, hasta el momento, no existen movimientos internos dirigidos a dar con un candidato a jefe comunal, descartándose que Leandro Altolaguirre irá por su reelección, aunque también se reconoce que la gestión del actual intendente no cuenta con el visto bueno de los santarroseños.