Inicio La Pampa Marino también sospecha que lo bajaron operando con espías

Marino también sospecha que lo bajaron operando con espías

MAC ALLISTER APUNTADO

El senador radical Juan Carlos Marino dijo que «sin dudas» se trató «de una operación política» en su contra la denuncia que realizó una empleada legislativa por supuesto abuso sexual y agregó que esa movida se produjo para evitar que sea candidato a gobernador de la provincia, en la interna que tuvo con el macrista Carlos Javier Mac Allister.
Marino, que fue sobreseído por la justicia, habló ayer en el programa El Aire de la Mañana de Radio Noticias, horas después de que en el canal porteño C5N se emitiera un informe en el que se involucra a Mac Allister en una operación de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) para perjudicar al senador pampeano, que se había postulado para ser el candidato de Cambiemos en la provincia (en la interna de febrero de 2019).
En el informe también se mostraron investigaciones de LA ARENA y vincularon la operación de espionaje con Alan Ruiz, un «secuaz» del ex intendente santarroseño y ex ministro de Seguridad de la provincia, Juan Carlos Tierno.
«En principio, hubo algunos episodios dentro de mi propio partido que no me gustaron, y yo repetía hasta el cansancio que teníamos que empezar a ‘pelearnos’ para ver quiénes iban a ser los futuros ministros y no los cargos a diputados. Yo solo pedí un solo diputado para mi espacio y por eso renuncié a mi candidatura. Renuncié y a la semana apareció esta acusación», dijo Marino respecto a la denuncia en su contra.
«Esto fue una operación, yo desde el primer momento dije que era inocente pero también traté de ser muy prudente. En todo momento iba a ajustarme a derecho y respetar el fallo de la justicia. Cuando el juez Ariel Lijo dejó de subrogar, la doctora María Eugenia Capuchetti asumió la causa y me absolvió con un fallo contundente. Tal es así, que el que intervenía era el fiscal (Federico) Delgado, que es el más duro de la justicia argentina, y no apeló el fallo de la jueza», detalló Marino en la entrevista radial.
La denuncia por supuestos abusos sexuales la había presentado Claudia Guebel, quien apeló el fallo inicial que absolvió a Marino. «La señora que me denunció apeló el fallo, que fue a la Cámara Federal, que no solo ratifica el fallo de la jueza Capuchetti y amplió los conceptos en lo que respecta a mi absolución; yo desde el primer momento sospeché que esto era una operación política. Pero la verdad es no sé de dónde venía y tampoco lo sé ahora», señaló.

Sospechas.
Marino, en tanto, dijo que «la operación» política se hizo con el objetivo de bajarlo de su candidatura. «Creo que el objetivo era que yo no fuera candidato a gobernador. Y esto en algún momento se va a saber, tarde o temprano. Yo sospecho de todos», aseveró.
El legislador oriundo de Miguel Riglos fue consultado sobre Ruiz, agente de la AFI que trabajó en la provincia, y aseguró que no lo conoce. «Al señor Alan Ruiz no lo conozco y no lo vi en mi vida, era empleado del Partido Justicialista de La Pampa, era empleado del gobierno de La Pampa», resaltó.
El legislador recordó también que cuando era presidente de la Comisión Bicameral de fiscalización de los organismos de inteligencia, el ex juez Daniel Llermanos le envió una nota «chicaneando que como presidente de la Comisión lo tenía que conocer a Ruiz, porque era de La Pampa, y yo le dije que el PJ lo debía conocer porque era su empleado».
«Yo sigo la investigación pero no puedo viajar a Buenos Aires por la cuarentena. Cuando uno empieza a ver estas cosas como la de anoche (por el programa del miércoles en C5N), yo debería reunirme con la directora de la AFI, para conocer los datos y ver de qué estamos hablando. La verdad es que Alan Ruiz fue empleado del gobierno de La Pampa, pero yo no sé quién está involucrado o hizo esta operación. Yo no puedo culpar a nadie, sería tan irresponsable como quienes me hicieron la denuncia falsa», expresó.

«Infierno».
Marino dijo que se sintió muy perjudicado por lo sucedido durante la interna con Mac Allister y anunció que seguirá tratando de saber quiénes fueron los responsables.
«El daño que me hicieron fue irreparable. Yo viví un infierno: mi familia, mis hijas, yo, todos. Voy a ir hasta las últimas consecuencias, que no haya dudas de eso. No hay palabras para explicar esto, más allá de que esté absuelto y haya intervenido el fiscal más duro de la República, quiero saber quiénes fueron», sostuvo el senador nacional.
Sin llamado.
A Marino se le preguntó si Mac Allister lo llamó luego de que se confirmara su absolución en la causa. «No he hablado con el Colo, nunca tuvimos una relación de amigos. Nosotros competimos en el 2015 para la candidatura a senador y él se puso a disposición. Y cuando arrancó todo el problema de la denuncia, fue impresionante la cantidad de hombres y mujeres que me llamaron para solidarizarse. Lo mismo que hubo gente de la política que no me llamó o que entendía que venía bien que me denunciaran».
En ese punto, el senador añadió: «Quién sí me llamó, hablando de política y que no es de mi partido, fue el doctor Tierno, que me llamó para solidarizarse y, por supuesto, también del radicalismo, que me conocen de toda la vida».