Inicio La Pampa Más de 5.600 detenidos en la provincia por violar la cuarentena

Más de 5.600 detenidos en la provincia por violar la cuarentena

DATOS OFICIALES POR LA VIOLACION DEL AISLAMIENTO OBLIGATORIO

Desde que se inició el aislamiento obligatorio social y preventivo del Covid-19, hubo 5611 personas detenidas por incumplimiento de la mediada, de las cuales poco más de 700 fueron notificadas en libertad.

El número de personas detenidas por la policía por violar el aislamiento social y obligatorio preventivo del Covid-19 superó las 5.000 en toda la provincia desde el 20 de marzo. El promedio diario es de 208 personas, según el relevamiento realizado por la Justicia.

En los últimos días, el Poder Judicial de La Pampa puso en funcionamiento una plataforma donde se ofrecen datos de la cantidad de personas detenidas y notificadas en libertad a raíz de la violación de la cuarentena. Según se indica, hasta ayer 5.611 personas fueron detenidas en las cuatro unidades regionales de la provincia por violar el decreto firmado por el presidente Alberto Fernández, y 767 fueron notificados en libertad.

«Del total diario de sumarios policiales que se inician en la primera circunscripción judicial (Santa Rosa y localidades como Toay, Castex y Catriló), un 10 o 15% se formaliza, es decir, desde el Ministerio Público Fiscal se le pide a los jueces alguna medida de coerción, prisión preventiva o prisión preventiva sustitutiva. En las demás, aunque no queden personas privadas de la libertad, toda actuación policial se eleva a Fiscalía para tramitar la investigación preparatoria», aseguró a LA ARENA el fiscal general Máximo Paulucci.

Por zonas

Según la información publicada en el sitio justicia.lapampa.gob.ar, la mayor cantidad de personas detenidas fue en la Unidad Regional I, que comprende a la zona de Santa Rosa y algunas localidades cercanas, donde la cifra de detenidos ascendió a 3.320 personas, de las cuales 292 fueron notificadas en libertad.

En el caso de la Unidad Regional II, que comprende a la zona de General Pico y alrededores, la cantidad de personas detenidas supera las 1.800 desde que arrancó el aislamiento, mientras que 306 fueron notificados en libertad.

En tanto, en la zona de General Acha y localidades cercanas, los detenidos por violar la cuarentena fueron 325, de los cuales 108 quedaron en libertad. Y en la zona de 25 de Mayo, dentro de la Unidad Regional IV, se detuvo a 127 personas, de las cuales 61 se notificaron en libertad.

Condena

Hasta ahora, además de las medidas dictadas por la justicia a quienes violaron el aislamiento, como puede ser la prisión preventiva, en la provincia hubo un caso de juicio «exprés», una figura dispuesta mediante una resolución del procurador general de la provincia, Mario Bongianino, que sostiene que «los fiscales de todas las jerarquías, cuando la resistencia o desobediencia al funcionario público, en ejercicio legítimo de sus funciones, quedara enmarcada en las disposiciones que dictaren la administración o a la justicia en el marco de la lucha contra la pandemia de Covid-19, o cualquier otra situación de emergencia sanitaria del Código Penal, la podrán canalizar a través de juicio directo».

«No se descarta que pueda haber otro juicio directo, sin perjuicio de que todas las demás causas que están iniciadas poseen medidas dispuestas por jueces de control a petición de las Fiscalías», dijo Paulucci.

Excusas

En esa línea, este diario consultó a fuentes policiales de la provincia respecto de las excusas más comunes que expresan quienes no pueden justificar su presencia en la vía pública.

«Hay gente que dice que no le importa y que no aguanta más el encierro, mientras que hubo casos de personas que alegaron desconocimiento del decreto, es decir, que dijeron no estar al tanto de la cuarentena», sostuvo una fuente de la Policía.

En otro de los casos aseguraron que «la mayoría coincide en que salen a hacer las compras pero se los encuentra muy lejos de su domicilio con las bolsas, lo mismo quienes dicen que tienen que pagar cuentas o van al cajero pero se los encuentra en zonas retiradas del lugar donde viven».