Inicio La Pampa "Más del 40% sale con secuelas"

«Más del 40% sale con secuelas»

PACIENTES INTERNADOS POR CORONAVIRUS

Laura Vigliotta, jefa del Servicio de Rehabilitación del Hospital Lucio Molas, y referente provincial de la Red Federal de Rehabilitación, le dijo a LA ARENA, que «más del 40 por ciento de los pacientes que salen de la Terapia Intensiva, o de una internación clínica, por un estadío moderado del Covid, salen con algún grado de secuelas», y en ese sentido, destacó la importancia de la rehabilitación física, psíquica y cognitiva.
«La rehabilitación es muy importante en pacientes de todas las patologías, pero lo que se empezó a ver en este último tiempo, con una pandemia que empezó de golpe, fue la necesidad de rehabilitar pacientes que salían de una patología al principio desconocida, con secuelas también desconocidas, que para nuestra sorpresa son muchas», explicó.
Además, señaló que «en nuestro trabajo desde la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), hay muchas secuelas que ya las veníamos viendo, no son nuevas, pero sí están profundizadas y son mucho más severas, porque son pacientes que tienen asistencia respiratoria mecánica mucho tiempo, en algunos casos necesitan medicación y relajantes neuromusculares, que se usan de manera endovenosa, pero que una vez que ese paciente sale del respirador, generan muchísimas secuelas». En ese sentido, dijo que «obviamente que lo principal es salvarle la vida, pero la rehabilitación es fundamental, debido a estas secuelas».

Post cuidados intensivos.
Vigliotta explicó que «hay un síndrome del que venimos hablando hace tiempo, que es el síndrome post cuidados intensivos (PICS), que genera un conjunto de secuelas físicas, mentales y emocionales, que en estos casos se ven muchísimo más exacerbadas. Más del 40 por ciento de los pacientes que salen de la Terapia Intensiva, o de una internación clínica, por un estadío moderado del Covid, salen con algún grado de secuelas».
En ese sentido, especificó que «desde lo psíquico pueden ser trastornos de ansiedad, ataques de pánico, y con el correr del tiempo, podemos llegar a ver algunas más crónicas, como que esas psíquicas se transformen en una depresión». Agregó que «entre las secuelas cognitivas vemos que a muchas personas, incluso jóvenes, les cuesta concentrarse, les cuesta prestar atención. Se mezcla mucho con la fatiga física, y te transmiten la frase ‘no puedo pensar’, ni hablar de las personas mayores, y sobre todo si ya tenían patologías preexistentes».

Cuestiones pulmonares.
Asimismo, la especialista señaló que «desde lo físico, lo principal es la cuestión pulmonar, hay casos en los que tienen que aprender a respirar bien de nuevo. No respirar entrecortado, cuestiones básicas, como volver a aprender a aspirar e inspirar nuevamente».
«Después viene toda la parte de la polineuropatía, por esas drogas que te explicaba, que hacen que mientras estás con respirador sedado no se mueva ningún músculo, para maximizar la oxigenación. Cuando esa persona sale de la asistencia respiratoria, la polineuropatía se va a ver en los cuatro miembros», indicó.
En esa misma línea, aseveró que «algunos tienen más afectación en un miembro que en otro, algunos no tienen fuerza para caminar. Y en esos casos hay que ver, según la severidad, qué reversibilidad va a tener con la rehabilitación».

Rehabilitación precoz.
«Desde La Pampa no estamos siendo ajenos a lo que se hace en todo el país, que pasa por realizar una rehabilitación precoz. Trabajamos en conjunto desde el médico coordinador, que es mi función, con los equipos de fonoaudiología, fisiatría, kinesiología motriz y respiratoria, terapistas ocupacionales y musicoterapeutas», explicó la médica.
A su vez, dijo que «ya desde que están en la terapia intensiva se comienza con kinesiología respiratoria. Tanto en el Centro Emergente de Asistencia Respiratoria, como en el Hospital Centeno de General Pico, tenemos kinesiólogos especialistas en lo respiratorio, que se están ocupando exclusivamente de estos pacientes».
«Una vez que salen a un estadío intermedio, o pasan a sala negativizados de Covid, pasan a la evaluación de la deglución, porque muchos salen con una sonda nasogástrica. Si tuvieron traqueotomía, además de la deglución, ver si en algún momento con el tema de del lenguaje se puede decanular, porque está respirando bien y ya no la necesita».

Terapia ocupacional.
Además, Vigliotta explicó que «está la parte de terapia ocupacional, que son los que se van a encargar de que el paciente recupere la fuerza en los brazos, para poder realizar tareas cotidianas como asearse, vestirse, cuestiones con falta de fuerza en un brazo se hacen muy complicadas».
«A la par de todo esto, se trabaja en la rehabilitación neurocognitiva, con musicoterapia para ayudar a la cuestión psíquica y emocional, como para la afectación cognitiva, que requiere de evaluaciones estandarizadas, para ver donde estamos parados, cuáles son las áreas afectadas y cuáles son los objetivos que nos vamos a poner para la rehabilitación», dijo.

Aislado.
Finalmente, la profesional destacó que «otra cuestión que generó esta pandemia es que el paciente tiene que estar aislado, no puede tener contacto con su familia y sus afectos. Quizás el que esta sedado no lo siente, pero el que está en un estadío moderado de la enfermedad está solo, sin sus seres queridos».
«Eso es muy difícil, y después se lleva a la vida diaria, cuando ese paciente sale de la internación arrastra trastornos psíquicos, más la necesidad de rehabilitar, que a veces también es difícil», concluyó.

El largo proceso de rehabilitación
Vigliotta, miembro titular del Comité de Seguimiento y Rehabilitación de la SATI, señaló que «la rehabilitación es un proceso largo, que empieza precozmente desde la Terapia Intensiva, pero sigue en las salas de internación, y obviamente cuando el paciente sale de alta clínicamente, se sigue con los trabajos».
«El hecho de considerar a la rehabilitación como una política pública hace que se puedan organizar todas las áreas en las distintas localidades, según su epidemiología y los casos. En el Molas y el Centeno tenemos el trabajo dividido en equipos, para garantizar que siempre haya equipos de trabajo limpios, y poder garantizar la continuidad en las rehabilitaciones de todos los pacientes», aseguró.
Además, señaló que «algo no menor, es que hay muchas patologías que vemos día a día, que requieren de una rehabilitación como los Accidentes Cerebro Vasculares, y es un logro de nuestra provincia que se los pueda seguir rehabilitando, a pesar del Covid».
Y añadió que «en otras provincias, la necesidad de camas hizo que lugares de rehabilitación con internación se vieran afectados al Covid, y frenaron las rehabilitaciones del resto de las patologías, como los ACV, pacientes amputados, traumas de cráneo, y los que tienen patologías crónicas. En nuestra provincia, todos se siguieron rehabilitando».