Inicio La Pampa "Me dijo: Nacho, sigamos adelante"

«Me dijo: Nacho, sigamos adelante»

EL MINISTRO DE SEGURIDAD DICE QUE ZILIOTTO LO RESPALDO TRAS LA RENUNCIA DE AYALA

«El Gobernador tiene muy claro» de qué se trata cuando se habla de la Policía, respondió el ministro de Seguridad a expresiones del ex jefe de la fuerza Roberto Ayala. Este presentó su renuncia por diferencias con Horacio Di Nápoli -aunque adujo razones personales-, y en sus críticas esbozadas a través de una nota, sostuvo que a Sergio Ziliotto le habían hecho decir «incoherencias» en su discurso del 1° de marzo en la sesión inaugural de Diputados.
En diálogo con LA ARENA el ministro no quiso polemizar, aunque no pudo evitar responder sobre una renuncia que, admitió, lo sorprendió. No obstante recalcó que el gobernador le pidió «seguir» en la misma línea, que apunta a mejorar la formación de los agentes policiales.
-¿Lo sorprendió la renuncia de Ayala?
-Sí, me sorprendió… pero hay que ser respetuoso de la voluntad de la gente. Él se lo escribió al gobernador: expresamente le puso por cuestiones personales y el gobernador se la aceptó, e inmediatamente puso en funciones a Héctor Lara y René Bossio que son personas muy conocidas en las fuerzas. En el caso de Lara ya estaba en actividad, era el Subjefe y quien manejaba la parte operativa.
-Lo llamó el gobernador y le comunicó «renunció Ayala». ¿Cómo fueron los hechos inmediatamente; qué le dijo Ziliotto?
-Me transmitió lo que expresó Ayala, que había renunciado por asuntos personales y me dijo, «Nacho, sigamos adelante». Y en esa línea seguimos, charlamos lo de Lara y Bossio, personas que yo conozco. Ustedes saben que hace muchos que estoy vinculado a lo policial y he formado parte de equipos de investigación. Hace 30 años que estoy con la policía mezclándome.
-También cree saber de qué se trata.
-Por supuesto, creo que sí sé de qué se trata.
-¿Y Ziliotto?
-El gobernador tiene muy claro de que se trata…
-¿Lo vio preocupado al gobernador con la renuncia?
-En verdad (a Ziliotto) le preocupan todos los días las cosas con las que estamos peleando… Fundamentalmente está muy preocupado por el tema este de la pandemia.
-El cambio no modificó demasiado lo operativo.
-Diría que no. Estuvimos el viernes reunidos con Lara hasta las 22:30 de la noche, el sábado también. Lo que pasa es que se precipitaron cosas, de fiestas, reuniones, yerras, carreras de galgos. Todo junto, y si no nos ponemos de inmediato a atender esos problemas el tiempo nos pasa por arriba.
-La pandemia obliga.
-Claro, se sabe que un error en eso pasamos a ser de circulación viral en un ratito, y si nos descuidamos estamos en un problema. Y el cuidado es permanente, las 24 horas, porque quienes estamos andando en la calle con la radio de policía vemos cómo se está funcionando, cómo se tiene que funcionar con el trabajo de los fiscales, de salud. Todo de manera permanente, es una dinámica muy grande.
-Ayala adujo motivos personales, pero marca después en una nota que el 1° de marzo Ziliotto dio un discurso donde le hicieron decir incoherencias. Obvio le apunta al Ministerio de Seguridad.
-Yo al gobernador no lo subestimaría en ese sentido, bajo ningún punto de vista. Es un gran crítico, sabe de qué se trata, y en noviembre del año pasado ya habíamos comenzado a hablar del tema.
-Antes de asumir Ziliotto.
-Sí, él y yo hablábamos del tema Seguridad, de la ley de la Policía, de la Ley de Seguridad.
-¿Qué pasa con la de compactación de vehículos que dice Ayala no se impulsa desde el Ministerio?
-No es tan así para mí, pero voy a contestar. Las críticas, todas, yo las capitalizo; porque también cometí errores y critiqué a gente equivocado o no. Es un problema mío y me hago cargo de eso, pero la vida te enseña a que no somos absolutamente dueños de ninguna verdad por más cargos que ocupemos. Creo que hay críticas que enseñan; algunas pueden enojar, pero hay que escucharlas. Si nos enojamos estamos en un problema, y hablo de lo estrictamente laboral por supuesto.
-¿Pero hay sectores enfrentados en la conducción de la fuerza?
-No, yo no lo advierto a eso, esto es un cambio. Es como si mañana se va el Ministro de Seguridad, la política de Sergio Ziliotto siendo el gobernador no va a cambiar en esta área porque se va un funcionario. No debería cambiar. El gobernador tiene muy claro lo que quiere de la seguridad de la provincia.
-¿Qué quiere?
-El gobernador quiere una provincia con la Policía con un grado de profesionalismo muy alto, superior al que tiene hoy. Con un grado de profesionalismo que incluso haga que policías aspirantes a agentes tengan la posibilidad de cursar alguna materia en relación con la formación policial en la Facultad de Derecho.
-¿Estaría dentro de la Ley de Seguridad?
-Exactamente, iría de la mano con una Ley de Seguridad que se está trabajando desde el Ministerio, para lo que el gobernador nos dio ciertos parámetros. Es un proyecto que estamos preparando para llevársela y por supuesto…de Seguridad Pública y Ciudadana.
-¿Y la Ley Orgánica de la Policía?
-Ese proyecto perdió estado parlamentario. Pero por otra parte hay que recordar que el 1° de marzo anunció el gobernador entre otras cosas la Ley de Seguridad, y a quiénes se daría participación, como por ejemplo a los organismos de Derechos Humanos con los que ya tuvimos dos reuniones. Organismos que están haciendo su aporte, y lo concretaron la semana pasada por escrito; pero también se le va a dar intervención a la Facultad de Derecho, a los círculos de policía.
-Hay una concepción verticalista de la fuerza…
-La formación debe ser vertical pero no sólo en la Policía, debe serlo. El tema es qué espacio le damos al agente, o subalterno, qué espacio le damos al oficial o al aspirante agente, eso sin desconocer y sin dejar de saber quién es el responsable de la fuerza policial en este caso, y de quién depende la policía que es claramente por ley del Ministerio de Seguridad.
-Sí, pero además pareciera haber un costado que algunos agentes no tienen tan claro. Y es cuando se incurren en excesos, muchos de los cuáles últimamente han sido denunciados.
-A eso me refería también cuando el gobernador nos indicó de empezar a trabajar en este nuevo proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana. La formación policial está enmarcada ahí, y tiene que haber materias que marquen eso. No es algo revolucionario ni mucho menos, porque estamos trabajando con modelos de otras provincias y vamos viendo.
-¿Hay modelos de otras provincias que se pueden adaptar a la nuestra?
-No digo eso, verlas y pensar. Copiar y pegar de una provincia a otra seria un error terrible, por la idiosincrasia de cada una, porque ninguna tiene la misma problemática que otra, ni la formación ni la capacitación-
-¿Existe la posibilidad de un jefe civil en la fuerza?
Por existir, existe. Es una decisión que va a tomar el gobernador. Pero es materia de análisis en la ley, sí.
-Días atrás alguien recordaba que Hipólito Yrigoyen fue comisario; y aquí alguien que fue también Jefe de Policía llegó a gobernador como Regazzoli.
-Sí, claro. Esta ley por supuesto va a ser analizada en el Poder Legislativo, que sabemos es el ámbito de discusión. Nosotros podemos poner muy buena voluntad, pero ahí tendremos que ir cuando el gobernador decida elevarla, para discutirla y conversarla. Será el momento de despojarnos de los egos y empezar a hacer algo en serio, así se elabora una verdadera ley.
Quiero recordar que me tocó trabajar cuando el cambio de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que fue una ley absolutamente nueva y ni hablar de la implementación, porque cambiaron hasta las denominaciones de los funcionarios del Poder Judicial. Y ni hablar de Código Procesal Penal.
-Trabajó en eso.
-Sí, yo estuve gracias a Dios en eso. Pero nada de lo que hagamos nosotros es la verdad absoluta, esto se tiene que entender, alguien impulsa y después se discute. Para que esto sea algo serio tienen que estar representados varios organismos. Y no hay que dejar de escuchar a la gente.

El aislamiento de Ziliotto
El ministro de Seguridad se mostró muy de acuerdo con que el gobernador Sergio Ziliotto decidiera aislarse después de haber viajado el viernes anterior a Buenos Aires. El mismo Di Nápoli hace algunas semanas también se aisló por 14 días cuando tuvo que atender una circunstancia de salud de uno de sus hijos en Capital Federal.
«Ahí está la parte humana y que tenemos que atender. Porque no podemos hacer cada uno lo que quiere en esto. En la situación que estamos hay derechos constitucionales, pero lo cierto es que la salud publica está por encima de todo… por ahí se escucha ‘nos están privando de la libertad’; y no sea cosa que libertad mate a otra persona. O para hacerlo más sencillo contagia, no sé si mata, pero si se toma un caso como mi madre, que tiene 85 años, tal vez la pierda. Y hay mucha gente con dolencias y patologías que si se les transmite el virus también los mata. Tenemos que pensar en eso, si no pensamos en esto estamos en un problema».
Y añadió: «Vuelvo a lo mismo. No soy un experto en seguridad, soy un trabajador de esto, porque tengo 37 años de experiencia; no desde el lado de la seguridad sino del Poder Judicial. Pero muy mezclado e interesado por la fuerza policial, y mucha policía me conoce. Críticas voy a recibir muchísimas seguro, pero el devenir de la vida y momentos muy duros que me han tocado en el pasado que me llevaron a hacer terapia y a través de eso llegué a comprender que las críticas tienen que ser bien capitalizadas para que no te hagan mal».