Inicio La Pampa "Me movilizó el anuncio de Verna"

«Me movilizó el anuncio de Verna»

HIJA DE UNA CONOCIDA FAMILIA DE LUAN TORO Y DE VILLA DEL BUSTO

Norma Analía Torres es contadora pública nacional, y desde hace 16 años su estudio está a cargo de administrar los números del Partido Justicialista. Es precandidata a primera concejal por la lista que propone a Jorge Lezcano como intendente, y confía que el proyecto del actual diputado provincial es el adecuado para sacar a Santa Rosa del estado en que se encuentra. «Creo que tiene desde hace muchos años un proyecto que interpreto muy interesante para rediseñar la ciudad», apuntó en diálogo con este diario.
Mencionada siempre por su segundo nombre, Analía, aspira a integrar el Concejo Deliberante santarroseño, y sostuvo que se está preparando para eso, «estudiando cómo es el manejo de la legislación, qué es lo que me va a tocar.

Familia peronista, desde siempre.
Nacida en Luan Toro, hijo de una conocida familia de esa pequeña localidad oesteña, vivió hasta su primer grado de primaria en General Pico, para después instalarse con sus padres y hermanos en Santa Rosa. «Mi padre era Cheche Torres (productor agropecuario), y mi mamá Norma Martín; tengo tres hermanos: Henry comerciante; y Teddy y Danny, que trabajan en el campo en Luan Toro. Mis dos hijas que hoy estudian en La Plata son Lucía (23), que cursa el último año de la carrera de Arquitectura, y Marianella (18) que comenzó Administración de Empresas.
Cabe señalar que sus mayores son afiliados al Partido Justicialista hace muchos años: «Mi bisabuelo Amador fue uno de los primeros en La Pampa; y mi tío Orlando Martín fue intendente de Victorica… En realidad todos en mi familia somos peronistas», completó.

El Bar «La Perla».
Cabe señalar que su mamá Norma es hermana de dos reconocidos futbolistas de All Boys y de la Liga Cultural: Arnaldo (fallecido) y Rubén Martín. Pero no sólo eso, sus abuelos fueron propietarios del mítico Bar «La Perla», que se ubicaba en la esquina de Mendoza y Raúl B. Díaz.
Ya radicada en Santa Rosa hizo el resto de la escuela primaria y el secundario en el Colegio María Auxiliadora, y posteriormente cursó en la Universidad Nacional de La Pampa la carrera de contadora, donde se recibió en 1986. «Si bien había trabajado en dos estudios contables, al poquito tiempo de recibirme empecé a hacerlo en mi propio estudio», contó ahora.
Analía recuerda que siendo muy jovencita tuvo «un primer trabajo» en Dulcinea Boutique (propiedad de su tía Laura). Su otra tía, Mimí era casada con Bodratto, propietario del restorán Pampa.

Los números del PJ.
Explicó que en su caso su vinculación con el PJ se dio a través de su estudio contable, porque hace 16 años se encarga de realizar los balances. «Algo bueno habremos hecho para seguir con eso. Entre 2.000 partidos del peronismo en todo el país somos unos de los 200 que tiene todos sus números ordenados», se regocijó.
Analía Torres señaló que «antes nunca había querido participar en la política partidaria, consideraba que no era el momento, pero ahora que mis hijas están más grandes, que se fueron a estudiar a La Plata, dije que sí… Creo que incidió y fue movilizante también cuando el ingeniero Carlos Verna anunció que por su enfermedad no iba a ser candidato, y si me faltaba algo eso me hizo decidirme: es el momento de participar, de ayudar, me dije», indicó.

En la Agrícola Ganadera.
Antes había tenido una participación en la Asociación Agrícola Ganadera de La Pampa, «porque concurría habitualmente con mi papá, y después de recibirme ocupé el cargo de directora. Fui la primera mujer en la historia de la entidad en estar en ese lugar… ahí hay radicales, gente del PRO, y de distintas expresiones. Y creo que me gané un respeto, me enseñaron y algunas cosas me parece que pude aportar las mías», evaluó.

«Macri no cumplió».
Al analizar la situación del país no escapó a una definición a la que arriba buena parte de la ciudadanía: «Está muy complicado, con un gobierno de Mauricio Macri que no cumplió ninguna expectativa, al punto que ha llevado a que se cierren 25 pymes por día, y con más de 200 mil despedidos desde que empezó su gestión». Consideró como casi seguro que el 10 de diciembre se va a producir «un cambio de gobierno».
Con respecto a nuestra provincia razonó que «no se puede librar del efecto Macri, por más que hay una gran voluntad, y un Ministerio de Desarrollo Territorial y de la Producción que trabajan mucho para mejorar la cuestión. Pero por suerte estamos mucho mejor que otras provincias», evaluó.

Mirar adelante.
En relación con Santa Rosa sostuvo que «está detonada», aunque no quiso extenderse «en criticar a los anteriores gobiernos municipales, sino que quiero mirar hacia delante: Hay mucho para hacer, es un municipio con una economía imperfecta, porque después del 10 de cada mes, cuando se pagan los sueldos del personal, no queda nada. Pero hay que trabajar sobre la actividad primaria para generar y llevar a la mesa alimentos más baratos: eso genera recursos y empleos: en Santa Rosa se alimentan 200 mil personas por día entre los que vivimos aquí y los que llegan por distintas circunstancias, y comer es caro porque se trae la mercadería de afuera», apuntó.

Con la embajada China.
Agregó que «además hay que mejorar los servicios, porque no se le puede cobrar a la gente por aquellos que no se realizan», puntualizó. En ese sentido, y al referirse a los problemas estructurales de la ciudad -referidos al sistema cloacal, sobre todo-, manifestó que «por suerte he viajado bastante, y ya estamos trabajando e incluso manteniendo algunas reuniones en la embajada de China para ocuparnos de toda esa cuestión tan problemática de la ciudad», informó.
Por otra parte se mostró a favor de motorizar el turismo a través de eventos, como fue «por ejemplo» el campeonato de fútbol nacional de veteranos entre otras actividades deportivas, y además apuntar a otras como las carreras en el autódromo: «Para eso tenemos a mano la capacidad de algunos buenos hoteles y contamos con un diseño turístico que estaremos en condiciones de presentar próximamente», anunció.

«No quiero más estrellas amarillas».
Anunció que de resultar electa se ocupará mucho del tema tránsito: «Mi idea es que no haya que colocar más estrellas amarillas… mi papá falleció en un accidente de tránsito, atropellado por un auto en la Avenida Luro», señaló sobre su propia y triste experiencia ocurrida en 2010.
Analía, en el final, quiso quedarse con una idea del propio referente de la línea, Jorge Lezcano: «El nos ha dicho que quiere que las plazas sean para los niños y los abuelos… quiere que los cuidemos especialmente, y eso también es algo que comparto plenamente», concluyó.

«Una ciudad mejor»
Con respecto a la interna partidaria la primera candidata a edil de la lista de Lezcano expresó que «todos tienen derecho a participar. Creo que nosotros estamos muy bien, y que Jorge (Lezcano) tiene, y lo podemos comprobar, desde hace mucho un buen proyecto para hacer una ciudad mejor», consideró.
En lo personal aseguró que está «estudiando mucho… un municipio tiene su legislación, y es lo que me va a tocar, y me ocupo en saber cómo se trabaja en el Concejo Deliberante. Me veo trabajando, y con capacidad para acordar con otros referentes de distintas líneas», expresó.