Inicio La Pampa Médico castense atiende a todo un pueblo contagiado por un pastor

Médico castense atiende a todo un pueblo contagiado por un pastor

PAMPAYASTA

El médico castense Enrique Peirone está colaborando en el brote de coronavirus que se desató en el norte de la provincia de Córdoba, donde ya se registraron más de un centenar y medio de contagios en varias localidades, como Oliva, Pampayasta, Oncativo y otras.
«Agradezco ser contemporáneo a esto para poder vivirlo y sentir en la piel está experiencia, porque para esto nos formamos… agradezco ser médico de pueblo porque estamos en la primera línea de fuego. Cuando estás en terapia el paciente ya viene con el diagnóstico, acá se abre la puerta y no sabés lo que entra y estamos en el medio del barro y tenemos que encontrar soluciones inmediatas», dijo
Peirone reside, con su familia, en Villa María. Pero, cuando surgió el brote de coronavirus en el norte de Córdoba, el médico de Oncativo se alejó. Como Peirone trabaja en las localidades cercanas, fue convocado para participar. «El médico de Oncativo cuando surgieron los casos de coronavirus se rajó (sic), había que hacer 30 ó 40 hisopados, de los cuales yo hice 25, pero se fue porque no quería esta situación para su vida, y se fue. Así llegué a trabajar acá», relató risueño.
El entrevistado explicó que en Pampayasta y Oliva «se vuelve a la Fase 1. Ahora quedan algunos comercios abiertos y nadie sale. Tenemos todas las medidas de protección para realizar los hisopados, pero estamos detectando los casos de 10 días atrás, porque vamos siempre retrasados. Y en los 70 casos confirmados tenemos que ir buscando los contactos que tuvieron en los días previos, para lo cual se hace un rastrillaje diario», explicó.

Origen del brote.
Las localidades de Oliva y Pampayasta, sería como Eduardo Castex y Monte Nievas, comparó Peirone. Oliva tiene 11 mil habitantes y Pampayasta alrededor de 2 mil personas, y están a una distancia similar de las localidades pampeanas.
«¿Cómo surgió el brote? Acá los lugareños indican que un pastor evangélico dio un par de misas y anduvo casa por casa cobrando el diezmo, y ahora se empezaron a multiplicar los casos de coronavirus. El pastor y la mujer están internados y la hija está internada en Villa María. Ahora no se conoce el origen del primer caso, porque sabemos que ellos están contagiados, pero no cómo se contagiaron», explicó el pampeano.
«El primer caso de Oliva fue un cajero de un supermercado que contagió a siete personas el mismo dio que le dieron el resultado positivo, y el martes estábamos en 70 casos. La propagación es rapidísima porque en tres días pasaron de 0 a 70 casos», detalló.
«Ahí se contagio -continuó Peirone- gente de Pampayasta, porque es muy fácil la propagación entre ambas localidades».

-¿Este es un virus de mucha propagación y baja mortalidad?
-Sí. Este es un virus que se propaga muy rápido y tiene baja mortalidad, pero esa baja mortalidad si la ponemos en números es mucho, porque en Argentina tenemos poco más de 2 mil muertos, pero 2 mil muertos es un pueblo entero de La Pampa. Tengo amigos, colegas o personas que dicen que la Covid-19 tiene una baja tasa de mortalidad, pero Brasil tiene 77 mil muertos y esa cantidad de personas sería el equivalente a General Pico, entonces ahí esos números estadísticos toman mayor importancia.

-¿En Argentina hubo un buen manejo de la pandemia?
-En Argentina hubo un buen manejo de la pandemia, y ahí vamos a los números porque Argentina y Brasil el 17 de marzo tenían la misma cantidad de muertos, pero ahora ellos tienen 77 mil y nosotros 2 mil fallecidos. El problema de comenzar la cuarentena tan temprano, es que la gente se cansa y es entendible la necesidad de la gente, pero hay un interés superior a todo que es salud. Ahora vamos a ir flexibilizando y volviendo para atrás, hasta que aparezca la vacuna, porque a la gente no la podés tener encerrada, pero tampoco podes flexibilizar demasiado. La solución para cortar el virus es estar toda la población durante dos meses encerrado, pero quién aguanta dos meses encerrados.