Mejora Arrarás

PASA A HABITACION COMUN

La intendenta de General Acha, María Julia Arrarás, ha mostrado una excelente evolución en las primeras horas tras las compleja intervención quirúrgica a la que fue sometida el viernes por la tarde. Los médicos a cargo de su salud estiman que hoy ya estará en una habitación común.
El viernes por la tarde, la jefa comunal fue sometida a una compleja operación quirúrgica que se extendió por más de seis horas y que los médicos decidieron concretar ante la inestabilidad hemodinámica que presentaba prácticamente a diario.
La intendenta achense padece una enfermedad coronaria que se agravó el 8 de noviembre con un infarto agudo de miocardio que obligó a su urgente internación, primero en el hospital Lucio Molas de General Acha, y luego en la clínica Santa Rosa, de la capital provincial.
El viernes, un equipo médico encabezado por el cardiólogo Jorge Rigutto sometió a Arrarás a una intervención consistió en una cirugía de cuádruple by pass coronario, un procedimiento técnicamente muy complicado en razón de la severa enfermedad coronaria que presenta la intendenta, agravada por el infarto que sufrió a principios de mes. La operación comenzó a las 13.00 y terminó cerca de las 19.30.

“Evolución espectacular”.
“La paciente ha tenido una evolución espectacular”, comentó ayer a LA ARENA el médico Jorge Rigutto, responsable de coordinar el equipo que intervino a la jefa comuna. “A las 6.30 (del sábado) de le sacó el respirador artificial y se mantiene muy estable hemodinámicamente, incluso ahora mismo está conversando con familiares”.
La evolución permitió también retirarle la medicación cardiológica endovenosa que estaba recibiendo, para pasar a aplicarla por vía oral. El viernes a la medianoche se le retiró la asistencia ventricular que tenía como apoyo para el ventrículo izquierdo, que fue el que sufrió el infarto.
La intención de los profesionales es hoy por la mañana, bien temprano, quitarle los drenajes que aún posee en el tórax y pericardio, y trasladarla a una habitación común del sanatorio.
“La evolución ha sido favorable, más que excelente”, reiteró el médico. Con este panorama, la intendenta podría recibir el alta médico en la semana entrante.