Inicio La Pampa Mendoza crea comité de "defensa" contra reclamos pampeanos

Mendoza crea comité de «defensa» contra reclamos pampeanos

Con el argumento de defender el agua y los recursos hídricos de su jurisdicción -la mayoría de ellos compartidos con jurisdicciones vecinas-, el gobernador de la provincia de Mendoza, Rodolfo Suárez, creó un comité asesor que deberá abocarse al estudio y defensa del recurso hídrico, «sobre todo en conflictos con provincias vecinas». El disparador fueron los reclamos que nuestra provincia mantiene vigentes: el rechazo a la represa Portezuelo del Viento y el reclamo por las aguas del río Atuel y ahora el comité de cuenca del Desaguadero. El equipo asesor estará integrado por funcionarios de primera línea del Ejecutivo cuyano.
Fue el diario Los Andes el que dio cuenta de la decisión de Suárez, plasmada en un decreto que se conoció ayer. «El gobernador Rodolfo Suárez conformó un grupo de trabajo permanente para defender todo lo relacionado con el recurso hídrico de la provincia, teniendo en cuenta que hay varios frentes abiertos con la vecina provincia de La Pampa, tanto por el río Colorado y la construcción de Portezuelo del Viento; como también con el caudal del río Atuel», informó el longevo periódico.
Según establece el decreto 486, el grupo de trabajo se abocará al «estudio de los asuntos vinculados a cursos de agua, colectores interprovinciales y fenómenos hidrológicos interprovinciales». Estará integrado por el ministro de Gobierno, Víctor Ibáñez, quien ejercerá la Coordinación General; el superintendente General de Irrigación, Sergio Marinelli; el fiscal de Estado, Fernando Simón; el asesor de Gobierno, Ricardo Canet; el ministro de Infraestructura, Mario Isgró; el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance; y cuatro profesionales más, dos provenientes de Asesoría de Gobierno y otros dos de Fiscalía de Estado.
El superintendente General de Irrigación será el representante por Mendoza en todo estudio referido a la denominada «Región Hídrica del Río Desaguadero», o en relación a cualquier otro estudio vinculado al objeto de este decreto.
El decreto deja abierta la posibilidad de encargar estudios o tener la visión de temas puntuales a Universidades Públicas y Privadas, miembros de los poderes Legislativo y Judicial, como así también a convocar a todo otro recurso humano que estime pertinente.
La conformación de este comité «no cambiará la que ya se tiene desde Mendoza en el Comité Interjurisdiccional del Atuel Inferior (CIAI); o el del Río Colorado (Coirco)», donde se repiten los nombres de los funcionarios convocado por Suárez para esta asesoría.
«En los considerandos del decreto, se destacó la importancia de este grupo de trabajo, teniendo en cuenta que Mendoza es una provincia caracterizada por la escasez estructural de agua y acuciada en los últimos años por la escasez de precipitaciones, por lo que «la defensa del dominio público hidráulico resulta trascendental», detalló Los Andes.
A ello se suma que «nuevos conflictos interjurisdiccionales en materia de aguas sobre diferentes ríos de la provincia de Mendoza, requieren la adopción de políticas de Estado permanentes destinadas a prevenir o atender las acciones iniciadas ante organismos nacionales administrativos o judiciales». Este párrafo pareciera referirse a la demanda para crear el comité de cuenca del Desaguadero, una línea de acción que La Pampa activó hace un mes.

Preocupación
La creación de este equipo asesor refleja la preocupación del gobierno mendocino ante una creciente presión de las provincias limítrofes o condóminas de cuencas interprovinciales para que esa provincia acceda de una vez a hacer un uso solidario y compartido de los recursos hídricos -tal como se lo ordenan sucesivos fallos judiciales- o bien tenga en cuenta los pedidos para que frene su unilateral avance con la licitación de la represa Portezuelo del Viento hasta que las otras provincias se convenzan de que no saldrán perjudicadas con su construcción y posterior manejo.
A ello se suma que entre marzo y abril, la Fiscalía de Estado pampeana corrió traslado a las provincias de la Cuenca del Desaguadero -que por implicancias legales Mendoza prefiere llamar Región Hídrica- de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación había decidido convertir en juicio ordinario de su propia jurisdicción un amparo presentado por el gobierno pampeano para crear el Comité de Cuenca de la región.
Este hecho debe haber provocado mayor nerviosismo en los pasillos de la Casa de Gobierno mendocina por cuanto representa el inicio de otra batalla legal en torno al resto de los ríos de la extensa cuenca del Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó, muchos de ellos totalmente apropiados por Mendoza.

Ladrones.
El diputado nacional Hernán Pérez Araujo, delegado pampeano en varios comités de cuenca, fue uno de los primeros en reaccionar ante la publicación periodística. El ex procurador pampeano salió con los tapones de punta a fustigar las implicancias del decreto 486. «Se defiende como gato entre la leña @rodysuarez y arma una «selección» para enfrentar a La Pampa», escribió en su cuenta en la red Tuitter.
«En realidad el ladrón, como dice el sabio refrán, cree que todos son de su condición. Que vengan de a uno», desafió.