Inicio La Pampa Mendoza: desaforaron a un senador

Mendoza: desaforaron a un senador

CORNEJO LOGRO LOS VOTOS PARA QUITARLE LOS FUEROS A MARCELO ROMANO

En una extensa sesión, el oficialismo de la provincia de Mendoza, representado por Cambiemos, logró 22 votos para quitarle los fueros al senador Marcelo Romano a pedido de una fiscal. Dieciséis legisladores votaron en contra y denunciaron que el verdadero motivo es acallar una voz crítica al proyecto hidroeléctrico Portezuelo del Viento.
El desafuero fue solicitado por la fiscal Andrea García Cobos, quien investiga al senador de Protectora por una causa de agosto de 2019 a raíz de un incidente con la policía.
Según informó el diario Los Andes, la quita de los fueros se aprobó solo con los votos del oficialismo ya que «desde el peronismo y los otros bloques opositores no acompañaron y denunciaron una maniobra política».
El episodio que motivó el pedido de la fiscal García Cobos ocurrió el 11 de agosto de 2019 cuando la policía detuvo a la hija del senador en un operativo de control. El senador se hizo presente en el lugar y, según la acusación, increpó a los policías y los presionó con su investidura como senador.
«Me quieren amordazar con este desafuero, esto avanzó en tiempo récord», denunció el propio Romano cuando le tocó hacer uso de la palabra. «Qué causalidad que avanzó cuando le pedí explicaciones a (el ministro) Isgró por Portezuelo», agregó deslizando un interés del Gobierno para lograr su desafuero.
Los argumentos oficialistas se centraron en que solo buscan responder a un pedido que proviene del Poder Judicial. «No estamos haciendo una valoración de la causa», insistió Mercedes Rus, senadora radical.
En cambio el senador peronista Alejandro Abraham consideró que «los fueros son una garantía» y advirtió la gravedad que implica avanzar en la causa, citando las declaraciones de Alejandro Pérez Hualde vertidas en la edición de Los Andes del domingo.
«Es una vergüenza que estemos tratando esto en la cámara», agregó furibundo otro peronista, Lucas Ilardo. «Romano acompañó el proyecto del presupuesto y el expediente se archivó por arte de magia. Después denunció Portezuelo y ahora avanzan con Romano», denunció el senador K, en línea con el argumento de su colega de Protectora.

Un héroe en La Pampa.
El senador radical Juan Carlos Jaliff cerró el debate rechazando las acusaciones con su partido y el gobierno. «Se ha hablado de atropello, que (Romano) es un senador incómodo… No es incómodo porque hace 2 años que está en la Legislatura denunciando cosas del oficialismo y el frente (Cambia Mendoza) ganó con el 52 por ciento».
«Debe ser de los senadores que más prensa tiene, en La Pampa es casi un héroe», lo chicaneó. «Solo estamos permitiendo que la fiscal investigue, con el desafuero lo estamos beneficiando y él podrá demostrar su inocencia».
Con el desafuero aprobado, Romano no dejará de ser senador ni de cobrar sus haberes. Incluso podrá seguir asistiendo a las sesiones y votar. Solo que ahora deberá presentar a la requisitoria de la fiscal y responder a sus preguntas.
Romano inició su carrera política en el radicalismo en el Valle de Uco y ha tenido diferencias públicas con el ex gobernador Alfredo Cornejo, a quien señala por haber «armado» esta causa judicial en su contra-. A principios de año tuvo un rol activo en la polémica por la modificación de la ley antiminera 7722, impulsada por el actual gobernador Rodolfo Suárez, mientras que en las últimas semanas ha sido el referente en el ámbito legislativo de las voces críticas a la licitación de la represa Portezuelo del Viento.

Una advertencia desde Río Negro
Fernando Curetti, uno de los representantes del gobierno de Río Negro ante el Comité Interjurisdiccional de Cuencas (Coirco), advirtió que si Mendoza continúa avanzando con el proceso licitatorio para construir Portezuelo del Viento, «habrá serios problemas».
Según publicó el fin de semana el diario Río Negro, Curetti sostuvo que «todavía no hay un acuerdo respecto al estudio de impacto ambiental» de todas las provincias que integran la cuenca del río Colorado e insistió, como sostiene La Pampa, que «esa obra no se puede realizar si no tiene la aprobación del estudio de impacto ambiental regional».
Curetti planteó que el estudio de impacto regional «tiene que ser avalado por un organismo competente, que para nosotros es el Ministerio de Medio Ambiente de la Nación, y este paso todavía no está cumplido», aseguró.
Precisamente, ese punto fue advertido hace dos semanas por el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, cuando mantuvo una videoconferencia con la senadora pampeana Norma Durango, que lo consultó por el tema. Ante ese requerimiento, Cabandié reveló que el estudio de impacto ambiental -en realidad son dos, uno elaborado por Mendoza y otro por el Coirco- está bajo la lupa de los técnicos y profesionales de su cartera.
En esa videoconferencia el ministro también señaló que aún no se ha cumplido con el mandato legal impuesto por la ley 23879 de Impacto Ambiental de Obras Hidroeléctricas.