¿Mensaje mafioso?

(General Pico) – Marcelo Lanz, un productor de Colonia Barón, y actualmente concejal por el Bloque Frepam, dio a conocer a LA ARENA que hace más de un mes a raíz de un “incendio intencional” perdió sus maquinarias e instalaciones en el establecimiento rural que está ubicado a 12 kilómetros de esa localidad. Cuando descubrió el hecho, halló además un mensaje pintado con letras rojas en aerosol en la puerta del galpón siniestrado que decía “Pagá”. Sin embargo el hombre aseguró no tener deudas.
Todavía no hay demorados por su caso y las fuerzas policiales locales, en conjunto con la Brigada de Investigaciones dependientes de la Unidad Regional Dos (URII); con la intervención del fiscal de Delitos contra la Propiedad, Damián Campos, investigan lo ocurrido. “Estamos siguiendo pistas, no descartamos nada”, confió una fuente consultada.

Relato de los hechos.
El perjudicado habló con este diario y señaló que el 2 de mayo trabajó en el campo hasta las 19.30, en el establecimiento donde hacen explotación ganadera y dedican algunas de las 200 hectáreas del predio familiar a la agricultura. Al día siguiente, después de viajar hacia General Pico para ayudar a un amigo que estaba internado, regresó y se encontró con el galpón -de 10×15 metros- destruido por un incendio “colapsó por las altas temperaturas -dijo-” y dentro del lugar estaban carbonizados dos tractores, la rotoenfardadora, una moledora eléctrica, una camioneta y otras maquinarias que son vitales para poder sostener el trabajo. Además de granos y agroquímicos que ardieron por el efecto de las llamas.
Lanz explicó que los daños fueron totales, se llevaron años de esfuerzo de él que después de mucho ahorrar había comprado un tractor nuevo y también de su fallecido padre quien dedicó a esa chacra mucho tiempo. “Además del valor material, el fuego destruyó muchas cosas de mi papá que tenían gran valor afectivo”, indicó. En este momento calcula que perdió unos 200 mil dólares, y aún no saben quién ocasionó el daño.

Un hecho aislado.
Lanz aseguró ser una persona pacífica y destacó que en la zona no hubo otros incidentes similares. Incluso dijo que los dueños de campos vecinos se mostraron asombrados y asustados por lo sucedido -varios de ellos le tendieron una mano en los días posteriores para que no parara su producción-. Además, las condiciones del tiempo no ayudaron a descubrir antes el incendio porque fueron días de mucha humedad y niebla por lo que desde los establecimientos cercanos no vieron las llamas o el humo. “Llegué al día siguiente y todavía habían restos que ardían”, confió el damnificado que tuvo que tomarse unos días de licencia de sus tareas como edil porque “fue muy shockeante ver como se perdió todo”.

Intencional.
Sobre lo ocurrido, el productor comentó que las pericias realizadas por Bomberos de Santa Rosa confirmaron que el hecho debió ser intencional y que el punto de inicio fue el tractor nuevo. “Fue totalmente traicionero el ataque. Entró caminando y se fue caminado después de causar daño”, aseguró. Según Lanz, hasta entonces no le había parecido necesario incrementar las medidas de seguridad del establecimiento pero ahora esa es una de las decisiones que tomó para evitar nuevos inconvenientes. “La investigación todavía no tiene detenidos”, señaló, aunque Lanz aún espera que se haga justicia.