Inicio La Pampa Meridiano robado

Meridiano robado

El diputado provincial Matías Traba (MID) viajó al extremo sudoeste de la Provincia de La Pampa donde tomó contacto visual con el amojonamiento actual en el límite con Mendoza que representan la pérdida para nuestra provincia de unas 200 mil hectáreas. También departió con lugareños, quienes lo guiaron por el lugar y los puntos de demarcación existentes. El legislador destacó la importancia de acceder a información que le transmitieron descendientes de quienes hace más de un siglo habitan el lugar.

El meridiano X.
Hace algunos días este diario recuperó públicamente «un caso casi olvidado» de un reclamo por cuestiones limítrofes de La Pampa a Mendoza. La situación se remonta a la demarcación, supuestamente errónea, de gran parte del límite entre ambas provincias, a partir de gruesas diferencias entre mediciones de fines del Siglo XIX, hechas «con cadenas», y otras realizadas recientemente con precisiones tecnológicas, de la verdadera situación del meridiano X.
La publicación fue atendida por el diputado Matías Traba, del bloque del Movimiento de Integración y Desarrollo, quien presentó en la Legislatura un pedido de informes al Poder Ejecutivo Provincial sobre esta temática. «Nos llamó la atención e interpretamos que es necesario buscar una solución definitiva de las diferencias existentes por la incidencia que tiene un límite provincial», entendió.
La visita, que había adelantado el diputado, fue en la mañana, viaje del que fue parte un colaborador de Traba y un cronista de LA ARENA. El traslado fue en un vehículo particular del legislador. En la zona del conflicto, integrantes de la familia Navarro guiaron al grupo para poder individualizar los mojones que hoy demarcan el límite entre Mendoza y La Pampa, en la zona donde está el yacimiento petrolero El Corcobo.
Una vez arribados al Complejo Del Desierto, en el cruce de las rutas provincial 20 y nacional 151, esperaba Oscar, un integrante de la mencionada familia. De allí los visitantes recorrieron unos 70 kilómetros hasta llegar al puesto «Agua del Piche», donde aguardaba Edgardo «Lalo» Navarro, el jefe de familia.

Guiados por baquianos.
Los lugareños fueron indispensables para que Traba pudiera llevar a cabo la misión de su viaje: la visualización de la actual demarcación limítrofe. «El objeto fue conocer ‘de visu’ el lugar y relevar las condiciones del amojonamiento que pudimos observar», expresó el diputado.
La travesía del grupo fue en las camionetas de los puesteros porque hubo que transitar por caminos antiguos ya casi cerrados por la vegetación. El inicio del recorrido fue en el paraje limítrofe conocido como «Agua del Piche» llegando hasta el límite de las provincias de La Pampa, Neuquén, Río Negro y Mendoza, llamado punto «cuatrifinio», situado en las bardas del Río Colorado, en el marco de un imponente paisaje natural.
«Uno de los puntos de importancia es que en cada mojón pudimos calcular la ubicación del lugar utilizando el sistema de posicionamiento global asistido (GPS). Además fue importante departir con puesteros y antiguos habitantes de la zona. Ellos nos guiaron y señalaron mojones de hierro enclavados en una base de hormigón», destacó.

Un mojón desconocido.
Traba destacó el aporte verbal de los pobladores, quienes revelaron la existencia de una señalización desconocida hasta el momento. «También nos informaron sobre la existencia de una torre con un mojón que para los lugareños señalaría un punto distinto», comentó el legislador a este diario.
«Esa torre se encuentra dispuesta a una distancia considerable -en lo que hoy es territorio mendocino- del amojonamiento que marca el límite provincial, lo que sugeriría la diferencia de delimitación que detectara el ingeniero Cobos en el año 1904 respecto a la efectuada en 1881 que es la utilizada para demarcar el límite actual, dos de cuyos tres tramos carecen de la validación del Instituto Geográfico Nacional», explicó Traba.
«Esa diferencia importa en términos territoriales una pérdida para la provincia de gran cantidad de hectáreas situadas en una franja rica en yacimientos minerales y en la que se constata la profusa ubicación de pozos de extracción de petróleo, como así también de manantiales y de un área paisajística de promisorio valor turístico», concluyó Traba.