miércoles, 23 octubre 2019
Inicio La Pampa "Mi Mejor Remera", una marca de calidad

«Mi Mejor Remera», una marca de calidad

De la mano de María Paula Couto y Rubén Monterrubio nació «Mi Mejor Remera», una pyme que apuesta fuerte en el rubro textil. Desde hace casi diez años viste a las principales empresas pampeanas y su etiqueta ya se encuentra fuera de la provincia.
«Con dos metros de tela y dos remeritas que hicimos en casa, así empezamos… y desde ahí no paramos de crecer». Con esa simple frase y en menos de 10 segundos, María Paula Couto (42) y Rubén Monterrubio (53) sintetizan el pasado y presente de «Mi Mejor Remera», un emprendimiento que surgió por «la necesidad» de hacer frente a un mal pasar económico y que hoy viste a comercios, empresas, clubes deportivos y asociaciones de toda la provincia.
Las vueltas de la vida llevaron a Rubén, pampeano pero que residió gran parte de su vida en Buenos Aires, y Paula, chaqueña, diseñadora en indumentaria, a instalarse en Santa Rosa desde Buenos Aires. Con ellos vino también su única hija, Elena, hoy de 15 años, y una decena de dudas.
Los primeros meses no fueron para nada sencillos. Habían dejado parte de su vida detrás y en la capital pampeana la oportunidad laboral que los había traído hasta acá no logró funcionar. Las deudas comenzaban a agobiar y de la pareja surgió una pregunta elemental: ¿Y ahora qué?
«De una pequeña idea de hacer algo, pequeñas producciones, nos encontramos con la necesidad de vivir de esto y empezar a producir con lo poco que teníamos: un rollo de dos metros, así arrancamos. Rubén salía a caminar la calle, mañana y tarde, a ofrecer remeras, delantales, buzos. Literalmente empezamos con dos remeras que nos compró el carnicero de la vuelta de nuestra casa y por suerte no hemos parado de crecer a pesar de todas las contingencias», recordó Paula sobre los primeros días de la pyme.
Esto sorprende. Es que en la situación económica actual, crítica en algunos rubros como es el textil, Mi Mejor Remera logró hacer frente a la crisis y utilizó como estrategia seguir produciendo e invirtiendo.»Siempre vamos dando un pasotras de otro», aclaró la diseñadora en indumentaria. Con ese lema como guía, hace tres años tomaron la decisión de dejar el taller que habían montado en su vivienda y abrieron la fábrica sobre la avenida Uruguay donde tienen una oficina con atención al público. Rememorando ese día, los emprendedores admitieron entre risas: «Capaz que no era el momento, tal vez nunca lo es, pero le metimos para adelante».
Sin embargo, la pyme halló en territorio pampeano un territorio fértil para sostenerse en el mercado. «Hay muchísimas ventajas para desarrollarse en la provincia aunque el rubro textil a nivel nacional está muy castigado», subrayó la emprendedora. «Lo positivo de La Pampa es que se valora muchísimo el Compre Pampeano, las empresas quieren comprar acá. Teniendo la oportunidad de ir a Buenos Aires y conseguir algo más barato, nos eligen a nosotros».

Producto exclusivo.
Ropa a medida y de calidad. Esas dos características -afirman los emprendedores- diferencian las prendas que elabora la firma frente a sus competidores. «Fabricamos a pedido y por eso no hemos caído tanto en las ventas, es un producto muy exclusivo. También personalizamos el trato con el cliente, vamos a la empresa que nos contrata y tomamos las medidas de todos los empleados para que quede perfecto», explicó Rubén sobre la metodología con la que trabajan. A su vez, no escatiman e invierten en los materiales e insumos con los cuales fabrican las remeras y demás prendas «porque queremos que sea un producto de calidad», señaló Paula.
También le prestan atención a lo que son los detalles y los diferentes estilos con los que se pueden «embellecer» las prendas. En este sentido, Rubén indicó: «Ahora nos estamos especializando en lo que es la estampería y también en el bordado. Compramos una máquina industrial y nos estamos perfeccionando en lo que es la sublimación».
– ¿Cuál es el fuerte de Mi Mejor Remera?
– Principalmente las empresas pero también clubes, asociaciones y egresados, nosotros no hacemos ventas minoristas. Aunque si tenés una pyme con dos empleados y los querés vestir, nosotros lo hacemos porque consideramos que cada firma necesita tener una imagen corporativa.Tratamos de la misma manera al cliente que tiene 50 empleadas como al que tiene 3.
Mes a mes, desde la fábrica parten -a veces más, a veces menos- un total de mil remeras o su equivalente en otras prendas. La etiqueta pampeana también produce chombas, buzos, camperas, gorras y hasta conjuntos deportivos. Un amplio repertorio que les permite estar siempre atentos a las necesidades del mercado.
«Es algo que demanda mucho esfuerzo, sacamos los pedidos a velocidades increíbles, en tiempos increíbles. Tenemos una capacidad de producción de hasta 200 remeras por día -si el pedido lo necesita- y en promedio por hora podemos sacar entre 10 y 12 prendas», asegura la emprendedora, al tiempo que su pareja detalla que «si un cliente viene hoy y necesita 200 unidades, si tenemos los insumos, para el otro día se puede completar el pedido».
De continuar con este nivel de trabajo, y de mejorar las condiciones económicas en el país, Paula proyectó que como objetivo la idea es agrandar la firma. Esto implica contratar personal, agrandar la fábrica e invertir en nueva tecnología.
A su vez, tienen como meta buscar la apertura de mercados en otras provincias, aprovechando el lugar estratégico de Santa Rosa frente a los grandes centros urbanos del país. Aunque aún no esté consolidado, las primeras prendas de la marca pampeana ya partieron fuera de los límites de la provincia. «Hemos enviado un pedido a Neuquén -unas 500 remeras a un gremio importante- y ahora tenemos otro pedido de Rincón de los Sauces», señaló Paula, a lo que Rubén rememoró: «Pasamos de caminar hasta Toay para vender a ir a plena Vaca Muerta para ver si podemos abrir una nueva boca de mercado».

Apoyo.
Mi Mejor Remera encontró en el Banco de La Pampa y el Gobierno Provincial dos aliados esenciales no solo para hacer pie en la provincia sino también para consolidar su producción y vestir así a las empresas pampeanas.
«Hay que destacar que de parte del Estado provincial y del Banco de La Pampa se han comportado 11 puntos. Es muy difícil hacer lo que hacemos en otra provincia y con otros bancos, nos dieron una mano y más que nada en tiempos difíciles. Logramos sacar un crédito para seguir creciendo, obviamente siempre cumpliendo los requisitos», valoró Paula.
??

??

??

??