miércoles, 22 septiembre 2021
Inicio La Pampa "Mi objetivo es siempre competitivo"

«Mi objetivo es siempre competitivo»

CON 44 AÑOS AFRONTARA UNA NUEVA TEMPORADA EN EL TORNEO FEDERAL DE BASQUET CON LA CAMISETA DE ALL BOYS

Nació en Villa Mercedes, San Luis, hace casi 44 años y a sus 17 arribó a la provincia para sumarse a las filas de aquel Independiente de General Pico que hizo historia en la Liga Nacional de Básquet.
La pandemia que obligó a frenar la pasada temporada quizás asomó algún pensamiento de retirarse definitivamente del básquet pero hoy, a sus 44 años, Jorge Sánchez encara una nueva pretemporada de cara al Torneo Federal defendiendo los colores de All Boys de Santa Rosa.
Se formó en Alberdi Club de su ciudad natal para luego sumarse a las filas de Aviador Origone. Desde allí y con el objetivo de crecer, llegó a La Pampa para sumarse a Independiente que, por aquel entonces, brillaba en la máxima categoría del básquet argentino.
El ala pivot que el próximo 1 de febrero cumplirá 44 años supo jugar en River, Obras, Vélez, Gimnasia de La Plata, Estudiantes de Santa Rosa y, entre otros, Anzorena de Mendoza donde dejó la actividad profesional en 2017.
La actualidad lo encuentra entrenando de cara a una nueva temporada de Torneo Federal en el club que le abrió las puertas en 1998 y que en 2019 lo hizo volver a creer que podía dar un poco más.
«En la semana se comunicaron los dirigentes y se concretó mi continuidad por una temporada más», sostuvo Jorge Sánchez en dialogo con LA CHUECA, descartando la posibilidad de que la pandemia le había puesto fin a su carrera.
«Seguí entrenando desde que se truncó el torneo pasado», dijo el ala pivot y agregó: «Había sido abrupta la forma de terminar y Juan Cruz Gavazza me había manifestado que quería que continuara».

Las ganas están.
A los 17 años llegó a La Pampa con muchas expectativas de futuro. De aquel juvenil integrante de uno de los equipos históricos de la provincia al experimentado basquetbolista de la actualidad, Sánchez sostuvo que solamente cambió el físico.
«Lo que me queda de aquel chico es la cabeza, porque el cuerpo ha cambiado mucho», sostuvo y agregó: «Siempre tengo las mismas ganas, responsabilidad, ilusiones y objetivos que aquel chico de 17».
El físico a los 44 no es el mismo que a los 17, eso está claro, pero aquello que el «Pelado» perdió en lo físico, lo ganó en experiencia: «Ahora tengo más experiencia que en aquella época», dijo.
«Mis compañeros tienen casi 20 años menos que yo y son un avión. Yo trato de seguirles el ritmo y no aflojar porque el juego ahora es muy dinámico», agregó. «Soy consciente que tengo que jugar y participar más porque no se puede solo con la experiencia», sentenció.
El Hacha, su otro apodo, también manifestó su ‘bronca’ cuando ve que su físico no responde en una jugada puntual. «Por ahí me da bronca cuando no puedo llegar a una pelota o no puedo jugar tanto tiempo porque el cuerpo pasa factura», dijo.
«El objetivo es ser siempre competitivo y dejar al club lo más alto posible», detalló.

Volver a creer.
Jorge Sánchez llegó a Santa Rosa en 1998 para sumarse a All Boys que en aquel momento participaba de la Liga B (hoy Torneo Federal).
«Ese año venía de no jugar porque me fui de Independiente a San Luis y tuve un receso de ocho meses en el cual estaba definiendo qué hacer con mi vida», relató el Hacha.
«En ese momento me llamaron de All Boys para afrontar la Liga B, que ahora es el Federal y se armó un grupo fantástico con un muy buen cuerpo técnico», relató.
En aquel torneo All Boys llegó a disputar semifinales ante Argentino de Junín: «Ese certamen me marcó mucho porque a partir de ahí comencé de nuevo a tener objetivos dentro del básquet», narró el ala pivot que con 44 años afrontará una nueva temporada en el básquet federal.

Carrera positiva.
Jorge Sánchez destacó que el balance de su carrera siempre fue positivo. «Más allá de lo que pasé el balance es muy bueno. Salí campeón, me fui al descenso y jugué en las tres categorías del básquet argentino», señaló.
«Cuando arranqué, que estaba en Villa Mercedes, pensé que no podía estar más ahí porque sentía que quería crecer un poco más», dijo el basquetbolista auriazul en el momento que también destacó que ese fue el punto clave para su carrera.
«Sumé cosas buenas y malas porque de las derrotas aprendí más que de las victorias. Fue crecimiento constante y sumarle experiencia todos los años», narró.
Tal vez su punto máximo se dio en Obras Sanitarias, pero en Independiente de General Pico consiguió un rodaje valioso para lo que hoy es un carrera extensa que lo llevó a recorrer varios rincones del país.
En el Rojo pampeano durante la temporada 1994/95, un Sánchez juvenil logró tal vez uno de los máximos logros del deporte pampeano: coronarse en la Liga Nacional de Básquet. Un año más tarde, en la temporada 1996, Independiente logró la Liga Sudamericana.
«Nunca pensé en esta carrera», dijo. «Se dio todo muy rápido, yo era muy joven y eso me dio un espaldarazo para afrontar lo que venía», agregó y concluyó: «Está siendo una carrera larga de la que saco muchas cosas positivas».

“Los chicos se identifican con nosotros”
Los juveniles del básquet formativo de All Boys ven en los jugadores del plantel del Federal un modelo a seguir. “Creo que al club le sirvo en cuanto a darle consejos a los más chicos”, dijo Sánchez y agregó: “Se genera una responsabilidad, nosotros somos la imagen del club”.
Además, el deportista destacó que no solamente es importante el comportamiento dentro de la cancha, sino también “es importante lo que se hace afuera”.
“Los chicos son como una esponja que absorben todo, ven tus comportamientos, cuando llegas y cuando te vas del club”, sostuvo y destacó: “La idea de la institución es que los jugadores de las categorías formativas tengan un objetivo y que, por ejemplo, el día de mañana sueñen con ser como Franco Zalabardo o Antonio Manera”.
“En este caso, en All Boys, me gusta dejarle una imagen a los más chicos de que si ponen sacrificio por sus objetivos pueden llegar donde quieran. Tratamos de demostrarle que se puede llegar siendo perseverante”, concluyó.