Inicio La Pampa "Mi situación, cada vez peor"

«Mi situación, cada vez peor»

DENUNCIA POR ESTAFA QUE INVOLUCRA AL BANCO SANTANDER

El calvario que Silvia Naval (64) vive desde el pasado 31 de enero cuando se percató de que le habían vaciado su cuenta del Banco Santander todavía no termina y, muy por el contrario, la preocupación crece. «Estoy cada vez peor, resulta que tengo que empezar a pagar un crédito de más de $2 millones», denunció.

La historia fue dada a conocer por LA ARENA el pasado 23 de febrero de 2021 cuando el artículo titulado «Le vaciaron las cuentas y nadie le da una explicación» relató la situación que le tocó vivir a la vecina santarroseña luego de descubrir que le habían extraído de su cuenta más de 80 mil pesos, u$d 200, le habían librado un e-chek por $ 50 mil y hasta se robaron un fondo de inversión por 127 mil pesos.

Si ya era complicada la situación debido a la magnitud del dinero faltante y la cantidad de deudas contraídas, ahora Naval está preocupada porque el lunes debe afrontar la primera cuota de un crédito de más de dos millones de pesos y no recibe respuesta del banco.
Ante la clara falta de respuestas que manifestó Naval, este diario intentó por todos los medios contactarse con el gerente de la sucursal Santa Rosa del Banco Santander, Abel Jesús Madueño, para que de su versión de los hechos. Sin embargo, los intentos para establecer un contacto resultaron negativos.

Otro crédito.
Pero lo más grave es que Naval aún no tiene una respuesta que la deje tranquila. «Hoy (por ayer) me fijé en la cuenta y ya me cargaron los costos de mantenimiento, así que tengo $31 mil pesos de descubierto de los cuales 28 mil pesos corresponden a la primera cuota de un crédito», contó la damnificada en declaraciones a LA ARENA. En tanto, agregó que ese crédito tiene 72 cuotas con lo cual el monto final excede los dos millones de pesos.

«Para ellos probablemente no sea nada, pero mi situación es altamente preocupante porque a todo lo que ya había se suma este crédito de casi el 78% de interés y el lunes ya lo tendría que pagar», contó.

Según contó, todo se complica aún más con el destrato que sufre por parte del Banco Santander desde el día que radicó la queja por la estafa de la cual es víctima. Es que las únicas respuestas que tuvo hasta el momento fueron culpándola del faltante y un escueto «estamos trabajando» que llegó casi un mes después de que inició su reclamo.

«El miércoles me llamó a través de un teléfono con característica de otra ciudad Abel Madueño, gerente de la sucursal, quien me dijo que se habían comunicado con mi hija porque supuestamente desde el 17 me buscaban y no me encontraban. Tengo el mismo teléfono al que me llamaban para decirme que había un cheque en descubierto, no puede ser, no cambié mi teléfono», se quejó.

«No hacen nada».
En esa breve comunicación que Naval tuvo con Madueño, acordó enviarle una ampliación de un bloqueo que sufrió la damnificada en el chip de su teléfono celular justo el fin de semana que se percató de la estafa, algo que consta en Fiscalía. «Él me contestó sólo un renglón diciendo que relevaron la información que envié y que trabajan en el caso, algo que quiero creer. Pero la verdad es que el lunes se vencen los 5 días de la carta documento que enviamos para que no me debiten el crédito, pero del banco no se nada qué va a hacer», aseguró.

En ese aspecto, recordó que durante esa comunicación el gerente de reconoció «que había vuelto de vacaciones el 17 de febrero, cuando yo estoy desde el 1º con este tema y con la respuesta del banco echándome la culpa». Por ello es que la damnificada cree que «no están haciendo nada».

Si bien por parte de la entidad bancaria el trabajo es prácticamente nulo, vale destacar la celeridad con la que tomó el caso la justicia provincial. El pasado 23 de febrero Naval ratificó y amplió la denuncia presentada días atrás en Córdoba, donde se dio cuenta de la estafa, y al día siguiente el fiscal general de la I Circunscripción envió un oficio a la sucursal.

Encuesta.
En el medio del conflicto, otra de las cosas que se conoció es que el Banco Santander envió por mail a sus clientes Select de Santa Rosa una encuesta con el objetivo de «conocer tu experiencia». Uno de los que recibió ese correo fue un amigo de Naval que no dudó en expresar su sentimiento negativo hacia el servicio producto del episodio de estafa.

Allí tuvo la posibilidad de explicar el motivo de su voto negativo y a las pocas horas recibió un mail a cuya captura accedió LA ARENA, en la que el propio gerente respondió: «Sobre el caso de la Sra. Silvia se tiene contacto y contención desde el día que se acercó a nuestra sucursal. Varios sectores del Banco y sucursal estamos trabajando para que se solucione a la brevedad».

Eso preocupó y enojó mucho más a la damnificada, que ante la consulta completó: «El gerente manifiesta preocupación por mi caso y que me están conteniendo y la verdad que no es así, que no mienta. A mi me conoce mucha gente y me contuvo mi familia, mis amigos y los medios… del banco no tengo respuesta».