Inicio La Pampa Minicuotas Ribeiro cierra su local en Santa Rosa

Minicuotas Ribeiro cierra su local en Santa Rosa

ALARMA MERCANTIL

Otra empresa de electrodomésticos que cierra sus puertas y se va de Santa Rosa: Minicuotas Ribeiro. El cierre definitivo ocurrirá el jueves 31 pero «la decisión ya está tomada», informaron desde el Centro Empleados de Comercio. Tras el colapso de Lucaioli y de la planta de Calzar, que dejaron decenas de trabajadores sin empleo en Santa Rosa, otro comercio grande que está en problemas en Hipertehuelche, que solicitó el procedimiento de crisis.
«La decisión está tomada, me la acaban de notificar», informó a última hora de la tarde ayer el secretario adjunto del Centro Empleados de Comercio, Rodrigo Genoni, al comunicar la triste novedad.
El cierre definitivo, indicó, se concretará el jueves 31 de octubre. El lunes habrá un encuentro entre la empresa, el sindicato y los empleados a fin de acordar el pago de las indemnizaciones que corresponden a los trabajadores. Con los empleados que fueron cesanteados con anterioridad, «la empresa está cumpliendo los acuerdos de pago», valoró el sindicalista.
Cuando llegó hace casi 10 años, Minicuotas Ribeiro fue una sensación en el comercio de electrodomésticos santarroseño. Su particular método de ventas hizo que miles de personas se volcaran a adquirir sus productos.
En ese momento, época de pleno auge y gran poder adquisitivo de trabajadores y jubilados, la actividad del comercio fue muy intensa y llegó a contar con 50 empleados.
«En tres años y medio, se cargaron a todos», sostuvo Genoni, remitiendo a la gestión nacional que tanto ha perjudicado este rubro del comercio. «Primero fue Lucaioli, ahora Minicuotas, y ya son más de 700 puestos de trabajo que se han perdido», afirmó.
En la actualidad, en el lugar trabajan solo cuatro personas: un gerente, dos empleadas -una de ellas está prácticamente desde el principio- y un muchacho que empezó a trabajar en septiembre y aún no cobró íntegramente su primer sueldo.

Hipertehuelche.

Tras el cierre de la sucursal santarroseña de Lucaioli y de la planta de Calzar, la otra gran empresa comercial que en los últimos tiempos entró en crisis fue la cadena de supermercados Hipertehuelche, que solicitó el Procedimiento Preventivo de Crisis. Así lo informó a principios de mes el Centro Empleados de Comercio (CEC), que señaló que si bien la medida «no implicaría despidos a nivel local», tampoco existen garantías al respecto.
En la sede santarroseña, que funciona junto al supermercado La Anónima, trabajan actualmente 33 empleados.
En los primeros meses del año, la empresa ya había dado muestra de las dificultades que atravesaba para cumplir con sus obligaciones. En el mes de marzo, los trabajadores del Hipertehuelche recibieron la noticia de que empezarían a percibir su sueldo en cuotas, lo que en ese momento despertó la alarma del gremio que representa a los trabajadores del sector.