Inicio La Pampa Monte Hermoso: parate total en la venta de inmuebles

Monte Hermoso: parate total en la venta de inmuebles

LA INESTABILIDAD DEL DOLAR FRENO EL MERCADO DESPUES DEL VERANO

La crisis económica que afecta al país obliga al freno en todas las actividades. Y el sector inmobiliario es uno que siente las políticas que lleva adelante el gobierno nacional: en el balneario de Monte Hermoso, la venta de casas y departamentos está paralizada y los pocos compradores que aparecen presionan para bajar los precios un 20 por ciento o más.
Debido a la inestabilidad del dólar, el mercado de compra y venta de propiedades -muy activo hasta hace algunos años- hoy se encuentra en punto muerto. «Desde que terminó la temporada registramos tres ventas. Y fue ni bien terminó el verano; ahora llevamos no menos de 45 días en los que, a lo sumo, tuvimos alguna consulta», aseguró Arturo Corral, de Gojenola Propiedades, al diario La Nueva, de Bahía Blanca.
«Mientras exista la expectativa de que el dólar siga subiendo vamos a estar así. De hecho, yo creo que hasta las elecciones vamos a estar igual», pronosticó Corral.
Según el informe periodístico, por un departamento de un dormitorio, con cochera, piden hoy de 70 a 100 mil dólares. Por uno de dos dormitorios, de 130 a 180 mil dólares. Y ubicados frente al mar hay semipisos que se venden por más de 300 mil dólares.
Héctor Rusconi, otro agente inmobiliario, señaló que la compra y venta de propiedades empezó a mermar en julio del año pasado, tras los meses en que el dólar trepó de 20 a casi 28 pesos.
«Hoy está frenada en casi todos los segmentos. De hecho, hemos pasado hasta dos meses sin siquiera recibir una consulta. En estas últimas semanas hubo alguna, pero con los últimos movimientos del dólar otra vez volvió el parate. Cuando el dólar se calma un poco la gente se entusiasma, viene, pregunta, pero si no se congela todo. Se ha hecho alguna operación, pero está todo muy tranquilo», explicó.

Incertidumbre.
Por su parte, el empresario Ricardo Semillán dijo que no solo influye la inestabilidad del precio del dólar, sino la incertidumbre por lo que viene en materia política. «A esto hay que sumar que para los compradores es casi imposible acceder a financiamiento a tasas razonables», afirmó.
Semillán aclaró que las valuaciones de hoy «son tentativas», ya que los compradores, cuando muestran interés en alguna propiedad, «presionan fuerte para lograr una rebaja».
Rusconi señaló que son más los vendedores que prefieren mantener el precio original y esperar que aquellos dispuestos a bajar los valores para concretar la venta cuanto antes.
«El inversor que construye y vende no puede bajar mucho los precios de venta porque necesita el dinero para seguir el negocio. Y los que están dispuestos a escuchar ofertas atienden sólo las que son razonables. Nadie que venda algo en 180 mil dólares aceptaría bajar a 100 ó 120 mil dólares», resaltó Rusconi al diario bonaerense.
Corral, en tanto, analizó que «hoy cualquier oferta que tengas por una propiedad arranca un 20 por ciento abajo del valor fijado. El que tiene los dólares en la mano los hace valer, pero muchos dueños, así, no quieren vender».

Sin rebajas.
Los inmobiliarios coincidieron en que, pese a la escasez de operaciones, no se advierte una baja generalizada de precios. «Cuando el dólar pasó de 20 pesos a 40, en 2018, hablamos con cada uno de nuestros clientes -recordó Corral-. Algunos lo entendieron y nos dejaron bajar los valores un 15% a un 25%, pero la gran mayoría no rebajó un dólar».
«Las propiedades que se rebajaron ya se vendieron -añadió-; las que quedan sin vender ahora son aquellas cuyos precios no se movieron».