Mujer con cinco niños evitó desalojo

ORGANISMOS MUNICIPALES Y PROVINCIALES INTERVINIERON EN EL CONFLICTO

Mariela Costa ocupó una vivienda social junto a cinco menores. Ayer, los propietarios quisieron desalojarla y ella se opuso. La Municipalidad y Provincia le brindaron contención y el lunes podrá buscar un hogar donde vivir.
Momentos de tensión se vivieron ayer por la mañana cuando los propietarios de una vivienda social intentaron desalojar a una mujer que había ocupado el inmueble hace un mes. Ella vivía en el lugar junto a cinco menores de edad, y se había metido a la casa tras quedar en la calle. A la vivienda tuvo que arribar la policía para calmar las aguas, ya que la situación se volvió por demás tensa. Finalmente, luego de algunas horas de conflicto, áreas de los gobiernos municipal y provincial; y el defensor del Niño, Niña y Adolescente, Juan Pablo Meaca, resolvieron brindarle apoyo a la mujer y a los menores e impidieron que los saquen del lugar a la fuerza. También recibirá asistencia económica y alimenticia.
Las primeras versiones sostenían ayer que la policía (Seccional Primera) había arribado al lugar sin una orden judicial y con el objetivo de sacar a las personas que ocupan el inmueble de la avenida Santiago Marzo entre Téllez y Pasaje de la Cruz, en el barrio Colonia Escalante Sur. Sin embargo, fuentes oficiales dijeron a LA ARENA que los efectivos sólo fueron para evitar que el conflicto entre los propietarios y los ocupantes llegara más lejos y que no se genere violencia entre las partes.

Acuerdo.
Mariela Costa, la persona que tomó la vivienda social hace poco más de 30 días, se negó desde un principio a deshabitar el inmueble. Ella vive con cinco niños y ocupó la casa porque se había quedado sin un techo y aprovechó la situación al verla desocupada. Los propietarios de la casa, al enterarse de ello, fueron a intentar sacarla. Tras algunas horas de discusión, funcionarios municipales llegaron hasta el lugar para hablar con ambas partes y poder llegar a un acuerdo, sobre todo para velar por la seguridad de los menores. En este sentido, el defensor de Niños, Juan Pablo Meaca, dijo a este diario que “como la situación no atraviesa una cuestión judicial, y ella (Costa) es preadjudicataria de una vivienda del IPAV, llegamos a un acuerdo para que no se caiga de la inscripción del Instituto ante cualquier tipo de denuncia”.
“Quedó ubicada allí y el lunes ella va a buscar un lugar donde vivir. Mientras tanto ya tiene asignado el subsidio para lograr ello”, sostuvo Meaca.