Inicio La Pampa Mujeres confeccionan y donan barbijos

Mujeres confeccionan y donan barbijos

TOAY: GRUPO DE SOLIDARIAS YA ENTREGO MAS DE 350 UNIDADES A POLICIAS Y OTRAS INSTITUCIONES

Un grupo de cuatro vecinas toayenses comenzaron a elaborar barbijos para sus familiares que trabajan en diferentes comisarías. Luego se extendió a otras dependencias e instituciones locales y de la provincia.
En tiempos complejos en donde el Covid-19 avanza en el mundo y mantiene alerta a nuestro país, a fuerza de trabajo, compromiso y prevención cuatro mujeres de Toay llevan adelante la confección de barbijos para las diferentes reparticiones policiales.
Roxana López, Florencia Casas, Elba Olguín y Camila Casas, más que vecinas son parte de un gran familia que reside en sector suroeste de la localidad. Desde el sábado a la mañana comenzaron a elaborar barbijos para sus familiares que trabajan en diferentes comisarías y ya llevan entregados más de 350 unidades. Solo el domingo efectivizaron unas 70 unidades a la Escuela de Cadetes.
«Roxana y Florencia decidieron comenzar con esta idea y se comunicaron con nosotras que vivimos al lado para confeccionar los barbijos para Accidentología. De ahí comenzamos a hacer para ellos y decidimos publicarlo para que la gente colabore tanto con tela como con hilo», contó Camila Casas.
En ese primer momento recurrieron a la utilización de friselina que había quedado de algunos cumpleaños y luego apelaron a la difusión en las radios locales y en las redes sociales.
«La gente de Toay es muy solidaria y nos donó mucha tela, entendió en los primeros momentos que era para la gente de seguridad de la policía, luego también se sumó Prosegur que siguen trabajando para tener los cajeros habilitados y viajando a Buenos Aires para habilitar unidades de extracción de dinero», expresó.

Mucha demanda.
Casas señaló que hay muchísima demanda, «los jefes de las comisarías llaman para encargar y ellas tratan de cubrir los pedidos en la medida que pueden».
«Se fue comentando entre policías y ahora entregamos a la Seccional Quinta, a la Sexta, Abigeato, Uriburu, Lonquimay, Central de Comunicaciones de Santa Rosa, Puesto Caminero de Catriló, Escuela de Cadetes de Santa Rosa, Hogares de Ancianos, remiserías locales, cadeterías, distribuidoras de alimentos y verdulerías», narró.
Casas dijo que todo lo que hacen «es por donación y no cobramos nada». Lo principal «es la policía porque son los que están más en la calle y nos tienen que cuidar. Estamos haciendo la cuarentena trabajando por ellos».
En tanto, la joven emprendedora se mostró ofuscada ante los casos de incumplimiento de la cuarentena que se han dado a conocer en suelo provincial. «Te da bronca que no cumplan, dicen que se aburren y sin embargo estamos buscando una solución para todos, hay que pensar en toda la gente que sigue trabajando en la calle, al aire libre y más en las rutas», dijo.

Sin descanso.
Las cuatro emprendedoras iniciaron las labores ad honorem el sábado a las 11 y solo se han detenido a almorzar y cenar, dándole descanso a su vista, manos y espaldas. «No es solo cortar y coser, depende de mucho tiempo y uno no está acostumbrado a estar las 24 horas así. Como estamos de vecinos, nos cocinan en una casa y trabajamos en otra», señaló.
«En casa tenemos dos máquinas y hay cinco personas trabajando. En otros dos domicilios más hay una máquina en cada una con dos personas y ayer se sumó mucha gente de Santa Rosa. Vamos a continuar trabajando», enfatizó.
Casas añadió que quien quiera colaborar puede hacerlo con friselina gruesa e hilo al 2954-295692 ó 2954-220868 y los vecinos que deseen acercar colaboraciones, lo pueden hacer a San Luis 2074.