Inicio La Pampa ¿Multinacionales sí, artesanos no?

¿Multinacionales sí, artesanos no?

Los vecinos y vecinas que habitualmente recorren las calles del centro de la ciudad se encontraron con un paisaje particular. Días atrás, la empresa Movistar, una multinacional que se dedica a la prestación de servicios de telecomunicaciones, instaló una casilla con mesas y sillas en la Plaza San Martín de Santa Rosa, para publicitar sus planes y equipos celulares ante las distintas personas que habitualmente transitan por allí.
La ubicación no es un detalle menor y le ha llamado la atención a más de uno. Esto se debe a que la multinacional fue autorizada a instalarse sobre la calle Coronel Gil, una de las más transitadas. A su vez, el trailer de la empresa está ubicado frente a la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam), donde cientos de estudiantes circulan durante el día, y sobre el cebrado de motos.
Sin embargo, lo llamativo es la actitud adoptada por la actual gestión de Leandro Altolaguirre, quien estando al frente de la Municipalidad de Santa Rosa, consecutivamente se ha enfrentado a los artesanos y manualistas por negarse a cederle el espacio de la plaza central de nuestra ciudad para que realicen la tradicional feria navideña.
A su vez, la gestión de Cambiemos local también adoptó una actitud hostil, que derivó en un conflicto judicial, con los vendedores ambulantes que habitualmente están ubicados en el centro. La comuna argumentó que la actividad que llevan adelante está al margen de una ordenanza que prohíbe la venta callejera y se valieron de ello para poder labrarles actas de infracción y amenazar con el decomiso de la mercadería.

No es la primera vez.
La autorización para que Movistar se instale en la plaza San Martín no constituye la primera vez que la gestión de Altolaguirre le hace un guiño a las empresas multinacionales, particularmente a las que se dedican a la prestación de servicios de telecomunicaciones.
A poco de conocerse la fusión entre el Grupo Clarín y Telecom, lo que permitió que el holding empresarial alcance niveles históricos de concentración en materia de comunicación en nuestro país y América Latina, el municipio santarroseño permitió el ingreso de una de las empresas privadas a las aulas de las escuelas.
La Municipalidad de Santa Rosa, en conjunto con Telecom, a través del «Plan de Responsabilidad Social Empresaria» de la empresa, presentó en septiembre de 2018 el programa «Nuestro Lugar» en el auditorio Bustriazo Ortiz del Centro Municipal de Cultura, donde se realizaron «talleres destinados a generar conciencia sobre Ciberciudadanía, Robótica y Uso Pedagógico del Celular, fomentando el uso positivo, responsable y creativo de la tecnología». Además, los talleres se replicaron en colegios de la ciudad, como el Colegio Nacional.
En aquel momento, la presentación estuvo a cargo de la directora de Educación del Municipio, Laura Gómez; el director de Informática, Federico Bustos; el subdirector de Juventud, Conrado Caione; y la gGerente de la Responsabilidad Social Empresaria de Telecom Argentina, María Constanza Ferrer, quien explicó que la capacitación llegaría en simultáneo a chicos de primaria y secundaria.

Antenas.
El segundo gesto de la gestión local hacia las empresas de telecomunicaciones ocurrió ese mismo mes, precisamente el 13 de septiembre de 2018, cuando el Concejo Deliberante local aprobó en una sesión exprés una modificación a la ordenanza regulatoria con la única finalidad de permitir el uso de espacios públicos para que empresas privadas instalen soportes de antenas y equipos de comunicación, bajo el argumento de un fin recaudatorio (15 mil pesos por mes por antena). De esa manera, el Ejecutivo estaba habilitado para firmar convenios de arrendamiento con cualquier empresa de servicio que quiera instalar antenas.
En aquel momento, aquella decisión desató el malestar de la Cooperativa Popular de Electricidad (CPE), embarcada en un proyecto para brindar telefonía móvil en la región, cuyos directivos denunciaron que el Concejo y el Ejecutivo locales habían cedido al lobby del Grupo Clarín, en perjuicio de la entidad.
Entonces, desde el Concejo Deliberante se impuso la idea, contraria a la voluntad del intendente Leandro Altolaguirre, de derogar la modificatoria y rediscutir la regulación de la instalación de las antenas en general.