Multitudinaria correcaminata

Alrededor de 6 mil remeras verdes fosforescentes con la consigna “Pampeanos por el Atuel” se entregaron ayer durante la Correcaminata, pero no alcanzaron porque, según los cálculos oficiales, concurrieron 8 mil personas de toda la provincia al evento deportivo y político, que tuvo como fin visibilizar la lucha pampeana del río, o “mostrar una imagen unificada a Capital Federal”, como explicó el secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel.
Esto se dio en medio de la expectativa por la resolución de la Corte Suprema de Justicia, que tendrá que definir la cantidad del caudal del río Atuel en La Pampa y las obras que se deberán construir, luego de que esta provincia, Mendoza y Nación hayan presentado cada una su propuesta por no haber llegado a un acuerdo previo. La Pampa solicita un caudal de 4,5 metros cúbicos por segundo, obras específicas y la creación de un comité de cuenca.
La correcaminata se inició en la explanada de la Casa de Gobierno, continuó por San Martín Oeste e ingresó a la laguna Don Tomás hasta el “Monumento de la Memoria”, para retomar y finalizar en la explanada. Tuvo como ganadores a Verónica De La Nava (22,35 minutos) en damas y a Víctor Toledo (17,07 minutos) en caballeros. Previamente, el vicegobernador Mariano Fernández inauguró un mural que simboliza la situación pampeana con respecto a los ríos, el cual fue pintado en una de las paredes de la Legislatura por el artista Juan Manuel Jiménez.
“Verna no ha retrocedido un solo centímetro en la defensa de los ríos. Acompañamos desde la Cámara de Diputados esta política de Estado. Todos los partidos están involucrados, y nosotros quisimos aportar un granito con este mural que quedará perpetuado por los años, para defender el derecho al agua y la vida”, afirmó Fernández.
En la pintura se pueden observar montañas, un río, una mano que toma una canilla por donde sale agua y otra mano que espera recibirla pero no la recibe. El muralista Jiménez, que exhibe este tipo de obras en colegios para concientizar, explicó que “hay una mano muy diferenciada de la otra, que muestra que nos están regulando el agua y tirándola, y otra que está mendigando”.

Imagen unificada.
Habitantes de distintas localidades de la provincia, vecinos, militantes, instituciones intermedias y representantes de diferentes sectores políticos, tanto de la oposición como del oficialismo, concurrieron al evento. Uno de sus organizadores, el director de Deportes, Ceferino Almudevar, celebró que la multitudinaria confluencia “la soñamos pero no la creíamos posible, y esto es un logro que trasciende el evento deportivo”.
Ante la consulta si con este tipo de iniciativas se logran cambios políticos, ya que, en definitiva, la recuperación del río la definen unas pocas personas en una mesa chica, y no carteles y eventos deportivos, el funcionario opinó que “indefectiblemente se va a terminar con el Atuel corriendo por tierra pampeana, porque no es el reclamo solo del gobernador sino de toda la provincia”.
En respuesta a la misma pregunta, el secretario Schlegel manifestó: “Las personas son influenciables, todas. Los jueces que integran la Corte son personas, y esta imagen te tiene que influenciar. Antes no teníamos el Atuel, ahora hay 3 metros cúbicos por segundo, y queremos los 4,5”.
Por otro lado, cuando se le consultó al ministro de Hacienda, Ernesto Franco, si la intensificación en la lucha por la recuperación de los ríos tiene que ver también con una intención de no revelar una falta de política en otras áreas, el funcionario respondió: “Una cosa no quita la otra. No es que se resalte un hecho puntual para tapar otro. Todo lo contrario. Por ejemplo se recuperó el sistema previsional, y creo que esa es la principal lucha, la de asegurar el financiamiento del sistema jubilatorio”.
En este sentido, Schlegel no estuvo de acuerdo en la afirmación de que la “lucha por los ríos” se haya profundizado hace pocos años, sino que “siempre hubo una política en esta dirección, siempre fue no claudicar en la lucha por el Atuel, pero hoy se ha visibilizado más, porque, ¿qué es lo que primero que no quiere el injusto”, se preguntó y a su vez se respondió: “Que lo visibilices, que lo muestres. Si hay un fallo que favorezca a La Pampa, cambiaría la historia del país, porque históricamente los de arriba se quedan con el agua y los de abajo la padecen”.